Juan Errazquin ( I )

“Ser o no ser” decía Shakespeare. Vivir o morir, vencer o salir vencido, pero jamás rechazar el duelo. Esa era la filosofía de Juan Errazquin, el león de Irún.

“Juanito” nació por accidente en Leones (Argentina), una pequeña ciudad entre Buenos Aires y Córdoba, el 22 de junio de 1906. Cuando todavía era un chaval sus padres vascos regresaron a Euskadi, concretamente a la ciudad de Irún a orillas del Bidasoa, de donde era toda su familia y aprendió a jugar a fútbol con una pelota de trapo como todos los niños de aquella época.

A principios de la temporada 1921/1922, con apenas 15 años, empezaba a destacar en el equipo suplente del Real Unión, jugando esa misma temporada partidos contra equipos como el Osasuna, Tolosa o Barcelona, y hasta encuentros internacionales como contra los franceses del Vie au Grand Air de Medoc o el famoso conjunto Belga Royal Daring formando parte de la delantera en algún partido junto a su ídolo, el inigualable Patricio Arabolaza, y entrenado por el “mister” y masajista Mr. Harris.

En la siguiente temporada, 1922/1923, participó notablemente en el equipo suplente del Real Unión junto a su inseparable amigo y magnífico medio centro Gamborena, jugando numerosos partidos como la inauguración del campo La Ciudad Lineal del Madrid FC, los competidos y siempre emocionantes derbys con la Real Sociedad u otros equipos vascos como el Tolosa, Sestao, Euskalduna de Rentería o el Eibar (al que le hizo un hattrick) y reforzando el primer equipo cuando era necesario como contra el equipo inglés del Casuals. Así mismo, como premio a su entrega,  entró a formar parte por primera vez en la Selección Guipuzcoana para competir en el campeonato interregional.

Como colofón a esta temporada participó en el partido de homenaje al “gran” Patricio en Atotxa donde se despedía de su vida de jugador formando equipo junto a entre otros Muguruza, Carrasco, Gamborena, Echeveste, Vázquez y el propio Patricio y jugando contra jugadores donostiarras como Eizaguirre, Arrate, Rosales (muerto en un desgraciado accidente automovilístico años más tarde) o Artola. Allí estaba él con sólo 17 años y toda una vida por delante jugando entre sus héroes.

En 1923/24 fue la revelación de la temporada. Consiguió hacerse con el enorme hueco dejado por Patricio pudiendo jugar en el histórico Real Unión junto a jugadores como René Petit, Luis Regueiro, Carrasco, Gamborena, … Un sueño hecho realidad. Errazquin era un jugador oportunista pero de gran codicia. Daba todo lo que era y lo que podía, sin reservarse. No era muy técnico según las crónicas de la época pero ponía en la lucha un tesón tan considerable que con su empuje conseguía lo que otros con sus driblings. Como por ejemplo en Abril de 1924, le endosó 5 goles al Tolosa siendo el primero de ellos el más bonito que se había visto en Amute (con permiso de Patricio) fruto de una volea desde casi 20 metros del marco.

La culpa de esa “hambre” de gol que caracterizaba a Errazquin la tenía el entrenador del Real Unión esa temporada, Steve Bloomer. Este “mister” inglés era, y es todavía a día de hoy, una leyenda en su país siendo el máximo goleador del siglo XIX en las islas, marcando casi 400 goles en 600 partidos en su larga carrera en el Derby County y el Middlesbrough inglés donde llegó a jugar con el mítico entrenador Mr. Pentland quien también coincidiría una vez retirado del fútbol, y en los inicios de su carrera como entrenador, en el campo de retención de Ruhleben en Berlín donde fue encarcelado en la Primera Guerra Mundial junto al histórico entrenador bilbaíno.

Volviendo a la temporada 1923/1924, el Real Unión consiguió realizar una temporada excelente consiguiendo ganar la Copa de 1924 batiendo al Sevilla en cuartos, al Barcelona en semifinales (ganándoles por 6-1 en ese legendario partido en Atotxa donde el equipo catalán fue un juguete en manos de los iruneses comandados excelentemente por René Petit y Gamborena) y al Madrid FC (que también había ganado en el tercer partido de desempate al Athletic Club) en la Final del 4 de Mayo de 1924 en Atotxa. La alineación de aquella final fue Emeri II; Anatol, Berges; Gamborena, René Petit, Eguiazábal; Echeveste, Vázquez, Errazquin, Aguinaga y Azurza. El resultado final fue de 1-0 con gol de Echeveste en la segunda parte.

Fin de la parte I  ….. Continuará.

Jesús Larraza, un león caído ( I )

Como era habitual, el Athletic Club organizaba partidos internacionales amistosos con algún equipo extranjero de renombre. Para finales de Diciembre de 1921 se jugaron dos partidos con el Boldklubben of 1893 de Copenhague, con un triunfo 4-3 y una derrota 2-3 el segundo. En estos partidos estaba convocado un joven jugador que la anterior temporada había causado sensación en el equipo Baskonia de Basauri, llamado Jesús Larraza, pero no llegó a jugar finalmente. Durante los primeros días del recién estrenado 1922, y como continuación de los partidos disputados contra los daneses, el Athletic recibió en su feudo de San Mamés la visita del Sparta de Praga, flamante campeón checoslovaco y conocido en Europa como el “Sparta de hierro”. Los dos primeros partidos se disputaron el 1 y 6 de enero con saldo negativo (3-5 y 0-4) pero el tercer partido consiguieron una merecida victoria por 3-2. El Athletic alineó por primera vez a Jesús Larraza en su equipo titular que era el siguiente: Amann; Rousse, Beriguistain; Sabino, JM Belauste, Larraza; Germán, Eléxpuru, Carmelo, “Travieso” y Acedo.

Con relación a este partido cabe destacar, a modo de anécdota, el comportamiento antideportivo del conjunto checo, y en particular la de su capitán, Karel Pesek “Kada” quien se opuso a que se tirara un penalti a favor del Athletic por creer que había habido un fuera de juego previo de “travieso”. El árbitro, ante su comportamiento ordenó su expulsión y, entonces, la totalidad del equipo se dispuso a abandonar el terreno de juego. En vista que los austriacos no deponían su actitud de querer abandonar, el árbitro puso el balón en el punto de penalti y llamó a los jugadores del Athletic para su lanzamiento que fue materializado por Carmelo a puerta vacía. Al final se consiguió que el mencionado “Kada” abandonara el campo (con ayuda de unos guardias según parece aunque al final no tuvieron que actuar), se puso el balón en el punto central y parecía que el partido iba a continuar pues todos los jugadores checos habían regresado al campo. El línea checo (por aquel entonces solían ser los linieres jugadores de los dos equipos en partidos amistosos) quiso sustituirle pero el árbitro no lo permitió. Casi 25 minutos después el partido continuó y Larraza pudo completar su primer partido con el Athletic. El partido anterior contra el Sparta de Praga lo había arbitrado Rafael Moreno “Pichichi” quien casi dos meses después moriría conmocionando a todos los aficionados del Athletic.

El debut oficial de Larraza con su equipo fue 10 meses más tarde en el primer partido del Campeonato Regional de la temporada 1922/1923 contra el Arenas de Getxo (partido que también debutó oficialmente el delantero Félix Sesúmaga que había jugado anteriormente en el Arenas, el Barcelona y el Sama, y moriría dos años más tarde por tuberculosis). Durante estos meses había jugado muchos partidos amistosos (en aquella época ningún jugador podía jugar partido oficial antes de 6 meses de haber sido “fichado” desde otro equipo al considerársele amateur) como fueron los dos partidos contra la Real Sociedad en la inauguración del excelente campo polideportivo de Torrelavega o contra equipos como el Betis, Barakaldo, SV Furth o el Deusto, jugando siempre en la línea medular junto a Sabino ante la falta de JM Belauste que se encontraba en la desastrosa gira de la Euskal Selekzioa de verano de 1922 por Argentina que ya hablaremos en otro artículo.

Frederick Beaconsfield Pentland, más conocido como Mr. Pentland quien había firmado en Julio de 1922 contrato en Londres y  llegado a Bilbao para hacerse cargo del equipo, confió en él para dirigir al Athletic en esa temporada 1922/1923 desde el puesto de medio centro con apenas 19 años de edad y la difícil misión de sustituir al “gran” y mítico Belauste. Además fue elegido por la Federación vizcaína para disputar el campeonato interregional (copa disputada entre la Federaciones Regionales existentes) con hombres de la talla de Jauregui, Vallana, Careaga, Peña, Travieso, Germán o Acedo, si bien les eliminó la Federación Asturiana en la primera eliminatoria sería un fijo en años posteriores. Jugó también en Enero el partido amistoso internacional contra el Casuals con resultado final 4-4.  La temporada fue magnífica. El Athletic se hizo con el Campeonato Regional que le abrió las puertas a la participación de la Copa. Consiguieron 5 puntos de diferencia con el segundo clasificado, el Arenas de Getxo y 7 con el tercero, el Barakaldo. Solamente perdieron 1 partido y empataron otro, consiguiendo una magnífica marca de 33 goles a favor contra solamente 8 en contra. Mr. Pentland había conseguido construir un verdadero equipo que eliminaba las individualidades que tanto daño habían hecho el año anterior. Como anécdota en este campeonato regional también debutó en el Athletic el posterior lehendakari Jose Antonio Aguirre.

En el Campeonato de Copa, Larraza disputó todos los partidos de la Copa siendo sin duda la gran novedad de la temporada. El Madrid FC  fue un juguete en manos del Athletic, venciendo en Madrid por 1-3 con tres goles de Sesúmaga y por un rotundo 5-1 en San Mamés con dos goles de Laca, dos de “Travieso” y un gol de Larraza logrando su primer gol copero. En semifinales el Athletic se deshizo de la Real Sociedad, empatando en Donosti y derrotando a los guipuzcoanos en San Mamés por 2-0. Después de dejar en la cuneta al Madrid y Real Sociedad, jugó la final contra el Europa de Barcelona al que derrotó por 1-0 con gol de “Travieso” consiguiendo ser Campeón otra vez más. Un gran triunfo para celebrar las bodas de plata del Club que cumplía 25 años de vida.

Transcurrido poco menos de un mes desde la final del Campeonato de Copa, el 10 de Junio de 1923, el Athletic Club celebró sus bodas de plata con un amplio y variado programa cultural y deportivo, jugando Larraza en el partido que enfrentó al equipo con un combinado de jugadores de la talla de Zamora, Vallana, Arrate, Samitier, Bernabeu o Gamborenea. El Athletic ganó por 2 a 1.

Larraza tuvo gran protagonismo en el Athletic de la temporada 1923/1924, siendo presidente Ricardo de Irezábal, quien más adelante sería uno de los protagonistas de la gira mundial de la Euskal Selekzioa realizada en la guerra civil (1937-1939). Mr. Pentland le situó como medio izquierdo como su posición habitual si bien en algunos partidos como en la temporada anterior también participaba como Medio Centro, un puesto de mucha mayor responsabilidad. Cabe señalar que a principios de esta temporada y poco después de la inauguración del campo de la Llanas de Sestao, en Septiembre de 1923, donde Larraza consiguió un gol y el Athletic ganó 1-3, se produjo el golpe militar de Miguel Primo de Rivera prohibiendo el uso de banderas antipatrióticas y el uso de lenguas “regionales” entre otras acciones.

El Athletic consiguió ganar el Campeonato Regional por tres puntos de ventaja con el segundo, otra vez el histórico Arenas, con únicamente seis goles en contra en diez partidos disputados y perdiendo únicamente con el equipo arenero en Getxo por 2-1. Larraza consiguió 3 goles en este Campeonato siendo el más importante el gol logrado contra el Barakaldo en San Mamés que le dio la victoria por 1-0. Como anécdota, el Presidente Ricardo de Irezabal, al término del último partido del Campeonato contra el Deusto les regaló antes de iniciarse el partido unos cinturones con hebillas de oro que llevaban la insignia del Club y en cada uno de ellos la caricatura del jugador correspondiente.

En el posterior Campeonato de Copa, el Athletic fue eliminado por el Madrid en semifinales en el partido de desempate por 1-0. El recibimiento en Bilbao por parte de la afición fue apoteósico, como si hubieran ganado la final, y donde muchos jugadores del Athletic no pudieron contener las lágrimas de la emoción.

Para finalizar la temporada 1923/1924 el Athletic se enfrentó con la selección uruguaya que más tarde ganaría los juegos olímpicos de Paris meses más tarde con grandes jugadores como Andrade, “la perla negra”, o Petrone. Larraza disputó los dos partidos contra los uruguayos que finalizaron con derrotas para los rojiblancos por 1-2 y 0-2, donde Larraza metió el gol el primer partido y falló un penalti en el segundo.

Larraza ya era considerado como un buen medio centro, duro, valiente e incansable, buen chutador que dominaba tanto el pase largo como el corto que jugaba muy bien de cabeza., a pesar de su juventud 20 años. Por ello, y ante la baja del asturiano Meana, fue convocado para los juegos olímpicos de París en Mayo de 1924, junto a hombres de la talla de Zamora, Vallana, Peña, Gamborena, Carmelo, Chirri I, Samitier, JM Belauste o Acedo entre otros. Italia les eliminó en el primer partido tras un fallo de Vallana a la hora de despejar un balón que finalmente entro en la portería de Zamora y muchas de las críticas fueron para un joven Larraza pues no se entendía su titularidad por delante de hombres más experimentados que él en este tipo de partidos.

Fin de la Parte I – Jesús Larraza, un león caído ( I )

Continuación en Jesús Larraza, un león caído ( II )PINCHA AQUI

El primer partido de la Euskal Selekzioa.

SAN MAMES – 3 de Enero de 1915 

vascos 1915

VASCONIA – CATALUNYA

A pesar de las lluvias que habían caído en Bilbao en los días anteriores, el estado del terreno de juego estaba en “buenas” condiciones. Desde días anteriores en Bilbao sólo se hablaba del partido Vasconia-Catalunya que iba a tener lugar en San Mamés. Los casi tres kilómetros que separaban el casco viejo del “nuevo” y fantástico campo inaugurado apenas año y medio no iban a ser excusa para no asistir al enfrentamiento entre las dos mejores Federaciones existentes en la época, con dos estilos de juego totalmente diferentes.

Bajo la bandera de la Federación Regional Norte y con una entrada excepcional a pesar del tiempo (unas 6.000 personas), el árbitro Juan Arzuaga (al no haber aceptado el donostiarra Jose Ángel Berraondo, mito fundacional de la Real Sociedad, del que tendremos que hablar pronto así como de Arzuaga) junto con la ayuda de los linieres Alberto Machimbarrena (jugador donostiarra de la Real sociedad y del Madrid que tiene una estatua en la capital de la corte por su prematuramente en 1923 por tuberculosis, del que por supuesto hablaremos también) y Emili Sampère (mítico jugador histórico del RCD Español), alinearon a los siguientes jugadores:

VASCONIA: 

  • Cecilio IBARRECHE (Athletic Club).
  • Luis María SOLAUN (Athletic Club).
  • Mariano ARRATE (Real Sociedad).
  • Jose Maria PEÑA (Arenas Club).
  • Jose Mari BELAUSTEguigoitia (Athletic Club).
  • Juan ARTOLA (Jolastokieta – Alza/Donosti).
  • Pepe ANGOSO (Sporting Club Irún).
  • Francisco PAGAZAurtundua (Arenas Club).
  • PATRICIO Arbolaza (Real Racing Club de Irún).
  • Rafael Moreno “PICHICHI” (Athletic Club).
  • Elías ACOSTA (Real Racing Club de Irún).

CATALUNYA:

  • Lluis BRU (FC Barcelona).
  • Eduard REGUERA (FC Barcelona).
  • Santiago MASSANA (RCD Español).
  • Gabriel BAU (FC Barcelona).
  • Félix de POMES (RCD Español).
  • Pere PONSA (FC Barcelona).
  • Pere MONISTROL (CE Sabadell).
  • ARMET (Universitari).
  • CASTELL (FC Barcelona).
  • LOPEZ (RCD Español).
  • Enrique PERIS (FC Barcelona).

Los jugadores vascos habían respondido bien a la llamada de su Federación y consiguieron reunir a un once magnífico. De éste equipo saldría la base del equipo que consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amberes cinco años más tarde. El magnífico y “gran” defensa donostiarra Arrate, abanderado del equipo olímpico; los tres medios, Peña, Belauste y Artola; y los delanteros Pagaza, Patricio (metió el primer gol de la selección española en su historia) y el mítico “Pichichi” participaron en los citados juegos de 1920. 6 jugadores ni más ni menos.

El equipo Catalán tuvo más dificultades para su formación. Algunos grandes jugadores de la época no pudieron acudir a la cita de su Federación, como el gran portero del RCD Español Pere Gíbert, descubridor y maestro de Ricardo Zamora, o como los jugadores del FC España, Casellas, Prat y Baró subcampeones de la Copa de 1914 disputada meses antes en el Estadio Costorbe de Irún ante el Athletic Club. A pesar de las citadas bajas y cambiando jugadores del lugar que habitualmente ocupaban, Catalunya presentó un equipo con la calidad suficiente para cumplir con el compromiso que habían adquirido con la Federación Norte. Aunque no pudo traer su mejor once, era un equipo fortísimo.

Los jugadores de Euskadi se vistieron para la ocasión con camiseta azul con las letras FR en color oro (los actuales colores los diseñó Manuel López Llamosas, más conocido por “Travieso”, antes de la gira de 1937) y el equipo de Catalunya de blanco con el escudo de Catalunya.

El primer tiempo fue dominado por los vascos. El empuje de Belauste, la velocidad del diminuto Acosta, y las magistrales convinaciones de la “triple P” vasca (Pagaza, Patricio y “Pichichi”) consiguen despedazar al equipo catalán. El primer tiempo finalizó “únicamente” con dos a cero, goles de “Pichichi” (uno de penalty), pero pudieron ser más. Dos penaltys errados por “Pichichi”, un gol anulado a Patricio y una decena de jugadas que bien por la buena actuación de Brú, la mala dirección de los tiros o el juego “sucio” de Pomes, quien cuando se retiró del fútbol fue un “gran” actor actuando en películas como “Rey de Reyes” (con Cary Grant y Frank Sinatra) o “La Reina de Saba”, y Massana, quien cuando se retiró del fútbol se compró una isla en la cuenca amazónica para vivir el resto de sus días allí, quienes incurrían en números faltas, no se estableció un resultado mucho mayor.

Después del descanso el campo estaba imposible a consecuencia de las lluvias y los catalanes, menos acostumbrados que los nuestros, resbalaban continuamente y se veían imposibilitados a desarrollar su juego. Ellos estaban acostumbrados al pase corto y mucha combinación entre los delanteros, ideal para un campo duro pero pésimo para un campo blando como el de San Mamés.

La combinación de los vascos y el cansancio de los catalanes hacían que la línea de medios vascos arrollara a la catalana otra vez. Los de casa parecían un equipo de Club. La unión y homogeneidad le daban un gran poder al conjunto. La “Triple P” seguía combinando, pasando a tiempo sin abusar del juego personal. Acosta y Angoso hacían diabluras por los extremos con las pelotas que recibían de los tres magníficos medios quienes no dejaron jugar al equipo catalán. Ibarreche, en el poco trabajo que tuvo, perfecto … hasta paró un penalty (aunque en el rechace se lo colaron).

El final del encuentro finalizó con un resultado de escándalo, 6-1. En esta segunda parte, los goles fueron marcados por Patricio de cabeza a gran pase de Angoso después de una combinación entre Pagaza y del propio Patricio; Angoso a pase esta vez de Pagaza; Patricio después de una internada de “Pichichi” que dio un pase atrás estupendo; una gran pared entre “Pichichi” y Patricio que culmina con un enorme “shoot” de “Pichichi” al lado contrario donde se encontraba Brú (San Mamés ovacionó larga y cerradamente este gol); y el gol catalán lo consiguió Armet de penalty o mejor dicho del rechace de la parada del penalti que él mismo había ejecutado.

Y así comenzó la historia de nuestra Euskal Selekzioa. En San Mamés con un “hattrick” de “Pichichi”, dos goles de Patricio y un gol de Angoso. El primer partido de nuestra Euskal Selekzioa.

Mr. Barnes

Toda historia tiene un comienzo y toda leyenda sus héroes. Uno de ellos fue William Barnes, el primer entrenador inglés en triunfar en el Athletic Club consiguiendo 3 Copas con el equipo rojiblanco las temporadas 1914/15, 1915/16 y 1920/1921.

William Barnes nació en Londres el 20 de mayo de 1879. Su padre era capataz en Victoria Dock, el mayor muelle existente en el Támesis a su paso por Londres, y su madre tenía una tienda de café en Sivertown, un distrito industrializado a la orilla norte del Támesis.

Mr. Barnes jugó de interior y extremo en Thames IronWorks FC de Londres, club que más tarde se convertiría en el West Ham United, en la temporada 1895/1896 año de su fundación. El club estaba formado por trabajadores, chapistas y remachadores de una empresa naval situada en Victoria Dock donde trabajaba el padre de Barnes. Sus primeros partidos fueron contra los numerosos e incipientes equipos amateurs de la zona de Londres entre los que se encontraban por ejemplo el Fullham o el MillWall que mantiene desde entonces una fortísima rivalidad con el West Ham United habiendo disputado más de cien partidos entre ellos. William no formaba parte del equipo titular. Jugó 8 partidos esa temporada y metió un solo gol que dió la victoria a su equipo en la final de la “West Ham Charity Cup” en la primavera de 1986.

En 1899 fichó por el histórico Sheffield United, que venía de ganar la Copa FA (Copa inglesa) en la temporada 1898/99, el título de Primera División (1897/1898) y que incluía en sus filas a jugadores como el famoso William Foulke. “Fatty” Foulke era un portero muy destacado en esa época por su gran altura, más de dos metros, y su enorme peso, llegando a pesar más de 150 kilos. Por entonces la carga al portero era legal por lo que sin lugar a dudas su enorme envergadura era una ventaja. Las crónicas también dicen que el “bueno” de Foulke se ayudaba moviendo el larguero para abajo y así conseguir que el balón no entrara en su portería. Llegó a romper algún larguero que otro. Sus patadas al balón eran increíbles y como os podéis imaginar era todo un “parapenaltys”. En esa temporada el equipo de Mr. Barnes y Foulke quedó segundo detrás del Aston Villa consiguiendo un record defensivo.

En 1902, Mr. Barnes jugó la final de la Copa FA contra el Southampton donde el Sheffield United resultaría vencedor (2-1) con un gol de Barnes a falta de diez minutos del final y donde Foulke fue la figura del encuentro. Así pues Mr. Barnes consiguió una medalla como ganador de la Copa FA.

Después de anotar seis goles en 23 partidos con el Sheffield United, Mr. Barnes volvió a su antiguo club, ahora llamado West Ham United como ya hemos relatado, a principios de la temporada 1902/1903. Barnes anotó en su debut ante el Reading pero apenas anotó más de tres goles esa temporada aunque terminó segundo máximo goleador de su equipo ese año. Al año siguiente Mr. Barnes logró sólo un gol en 25 partidos antes de fichar por el Luton Town en 1904. En este equipo de un pueblo a 50 kilómetros de Londres consiguió 12 goles en 100 partidos durante las tres temporadas que militó en sus filas. Desde 1907 hasta 1913 jugó en el Queens Park Rangers participando en 234 partidos y consiguiendo 37 goles en total, siendo el máximo goleador de su equipo en la temporada 1908/1909. En su primera temporada 1907/1908, Mr. Barnes coincidió por Mr. Pentland en la plantilla londinense.

Con el Queens Park Rangers consiguió llegar a dos finales de la Supercopa Inglesa, la FA Community Shield. Si bien ahora la Supercopa se juega entre los vencedores de la Liga y la Copa, en sus inicios se jugaba entre el mejor equipo profesional y el mejor equipo amateur (campeón de la Southerm Football League) . El primer partido de la historia de la Supercopa (1908) se disputó en Stamford Bridge entre el Manchester United (profesional) y Queens Park Rangers (amateur) ganándola el primero en el partido de revancha por 4-0 después de haber empatado a 1-1 el primer partido. La competición no era muy considerada pero los equipos se preparaban a conciencia sólo para este partido. El Queens Park Rangers llegaría a otra final en 1912 perdiéndola también frente al Blackburn Rovers en White Hart Lane por 2-1. Recientemente fue nombrado entre los 100 mejores jugadores del Queens Park Rangers.

Después de su retirada como jugador de fútbol fue entrenador del Athletic Club las temporadas 1914/1916. A su llegada a Bilbao en Agosto de 1914 fue el encargado de modernizar los entrenamientos del Athletic. Era la segunda vez que el equipo rojiblanco contrataba a un entrenador (el primero fue Mr. Sheperd aunque fue un fracaso) ya que esta figura era ejercida hasta entonces por el capitán del equipo. Utilizó formas de entrenar nunca vistas hasta entonces por Bilbao dado que quería un equipo perfectamente preparado  físicamente; empezaban a entrenar a las “ocho” de la mañana, saltos a la cuerda, sprints y masajes; quería un equipo veloz, deberían “shootar” más a portería y ser más atrevidos, los defensas no intervendrían en el ataque, nadie retendría el balón mucho tiempo y no perder ni un segundo pasando rápidamente el balón a la delantera que con veloces movimientos de un ala a la otra centrarían rápido el balón al centro y “shootar” a gol sin pensarlo. Pases largos y remates rápidos. Según Mr. Barnes, el futuro del Athletic pasaba por la velocidad.

El Athletic que se encontró era Campeón de Copa de 1914 y los dos años siguientes repitió victorias ganándolo todo gracias a Mr. Barnes. Dos dobletes, Campeonato Regional y Copa, los años 1915 y 1916, consiguiendo la Copa en propiedad para el Athletic Club y seguir con la invatibilidad en San Mamés. Un equipo inolvidable. Ibarreche, Solaun, Hurtado, los hermanos Belaustegigoitia, Iceta, Eguía, Germán Echevarria “Maneras”, Rafael Moreno “Pichichi” y Zuazo entre otros pudieron comprobar la sabiduría que había adquirido el inglés jugando en la cuna del fútbol inglés. La forma de jugar de entonces acompañaría al Athletic durante muchos años.

Abandonaría la disciplina rojiblanca el año 1916 pero volvería a Bilbao en la temporada 1920/1921 consiguiendo una vez más el éxito en la Copa de 1921 que no se había logrado desde su marcha. La final se jugó en San Mamés contra el Athletico de Madrid y se venció por 4-1 con dos goles de Laca, el primero y el cuarto, y dos goles de Gómez-Acedo, la única vez que se ha disputado una final de Copa en San Mamés. La fiesta posterior, tanto de la afición como de los jugadores, tuvo que ser espectacular ya que días después de ser campeones jugaron tres partidos amistosos con el antiguo equipo de Mr. Barnes el West Ham United perdiendo el equipo rojiblanco por 0-6 el primer partido, 1-4 y 1-3 a favor de los profesionales ingleses.

Aprovechando la visita del West Ham United a Euskadi, la directiva del Athletic preparó un cuarto partido en San Mamés ante la Selección Vasca que se enfrentaría a los invencibles ingleses. El partido se disputó el domingo 22 de Mayo de 1921. A pesar que la Selección se entendió muy bien y desarrolló un estupendo juego según cuentan las crónicas el resultado también fue negativo para los nuestros por 0-1. La alineación presentada fue Jauregui en la portería; Vallana y Hurtado defensas; Eguiazabal, Gamborenea y JM Peña en la medular; y como delanteros Echeveste, Pichichi, Patricio, Carmelo y Acedo. Este partido sería el último encuentro disputado por el mítico “Pichichi” en San Mamés quien había metido su último gol en uno de los partidos anteriores disputado por el Athletic frente al equipo inglés.

Mr. Barnes abandonó el Athletic-Club esa misma temporada 1920-1921 con tres Copas en su maleta cosa que pocos entrenadores han conseguido en su estancia en el Club de Ibaigane. Nada o poco sabemos de su etapa posterior salvo que moriría en el año 1962. Su hermano, Alfred Barnes, fue Ministro de Transporte entre 1945 y 1951 en el gobierno de Clement Attlee y fue miembro del Parlamento Inglés por East Ham por el Partido Laborista, principal partido de izquierdas en Inglaterra.

Mr. Barnes, siempre te recordaremos como uno de nuestros héroes en los orígenes de nuestra historia.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: William Edwin Barnes.
  • Nombre futbolístico: MR. BARNES.
  • Demarcación: Entrenador.
  • Nacimiento: Londres, 20 de Mayo de 1879.
  • Fallecimiento: ? , ? de ? de 1.962.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES JUGADOR:

  • Thames IronWorks FC, 1895/1899.
  • Sheffield United, 1899/1902.
  • West Hamm United, 1902/1904.
  • Luton Town, 1904/1907.
  • Queens Park Rangers, 1907/1913

CLUBES ENTRENADOR:

  • Athletic Club, 1914/1916.
  • Athletic Club, 1920/1921.

PALMARES JUGADOR:

  • 1895/1896: West Ham Charity Cup. (Thames IronWorks FC).
  • 1901/1902: Copa FA 1902. (Sheffield United).
  • 1907/1908: Southern Football League. (Queens Park Rangers).
  • 1911/1912: Southern Football League. (Queens Park Rangers).

PALMARES ENTRENADOR:

  • 1914/1915: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1914/1915: Copa 1915. (Athletic Club).
  • 1915/1916: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1915/1916: Copa 1916. (Athletic Club).
  • 1920/1921: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1920/1921: Copa 1921. (Athletic Club).

tarjetas bilbaokickback tz