Alfred Mills. El primer inglés rojiblanco.

Comentar sobre Alfred Edward Elvin Mills Lizard, o Alfredo el inglés, es hablar sobre la génesis del Athletic Club.

Como bien sabemos, el Bilbao industrial de finales del siglo XIX había traído a Bilbao a buen número de ingleses, irlandeses y escoceses, o como les llamábamos por aquí “Yonis” por su afición a una determinada marca de Whiskey (Johnie Walker) que pedían en cualquier taberna cercana a la ría. Otra de sus aficiones era el “nuevo” juego de football que según decían las crónicas de aquel entonces provocaban más víctimas que los toros.

Alguno de estos ingleses terminaron por bilbainarse como el que más. Es decir, que acabaron cazando chimbos, comiendo bacalao al pil-pil, aficionandose al txakoli, disfrutando de los espectáculos festivos y hasta participando en alguna tertulia de las que cultivaron los ciudadanos más activos del Botxo, jóvenes de familias acaudaladas quienes habían estudiado en Inglaterra y eran aficionados al nuevo deporte ya que lo habían practicado en ciudades como Manchester, Newcastle, Plymouth, …

Uno de aquellos ingleses era Alfred Mills quien fue el único inglés que formó parte de las reuniones en el Café García que dieron lugar a la aprobación del reglamento para la nueva sociedad, Athletic Club, y que se constituyó definitivamente, tras conseguir el permiso del Gobierno Civil, el 5 de septiembre de 1901.

Los primeros socios fundadores del Athletic Club fueron Don Alejandro Acha, Don Fernando Iraolagoitia, Don Pedro Iraolagoitia, Don Luis Silva, Don Alejandro de la Sota, Don Jose María Barquín, Don Amado Arana, Don Ramón Silva, Don Remigio Eguren, Don Paulino Iturrino, Don Rafael Yanke, Don Luis Yanke, Don Angel Pérez, Don Ulpiano Torre, Don Alfredo Mills, Don Ricardo Quintana, Don Antonio Zubillaga, Don Luis Ibarzabal, Don Luis Marquez, Don Juan Astorquia, Don José Mª Alday, Don Francisco Iñiguez, Don Eduardo Montejo, Don Pedro Igartua, Don Jose Mª Ibáñez de Aldecoa, D. Agustín Orensanz, D. Rafael Gutiérrez del Río, Don Federico de Olano, Don Miguel Maeztu, Don César Arana, y D. Luis Damborenea.

Durante los meses posteriores de finales de 1901, según apuntamos en el post Bilbao Football Club – Athletic Club (1901), jugaron varios partidos con el otro equipo de la Villa, el Bilbao Football Club quien contaba en sus filas con bastantes más ingleses que más adelante jugarían con el Athletic y el Bizcaya como Dyer, Ewans y Landford, entre otros.

Mills era un fijo en esos partidos. Jugaba de defensa en un principio haciendo pareja con Pedro (Perico) Larrañaga y después pasó a jugar en la media con otro inglés, Cockrans. Su juego de ataque, según las crónicas de la época, era terrible y sus certeras patadas a la meta admiradas por todos. También fue un buen ciclista, era normal verle por las calles de Bilbao con su bicicleta. Participó también en el segundo partido del Bizcaya contra el Burdigala que finalizó con victoria del Athletic por 7-1, según recogimos en el Bizcaya sus primeros partidos (1902), antes del Campeonato de Copa de 1902. Perteneció a la disciplina del Athletic hasta finales de esa década, aunque intermitentemente, siendo unos de los artífices de las primeras hazañas de nuestro club.

Según cuenta César Estornes, en su magnífico blog, memorias del club deportivo Bilbao, a pesar de sus 25 años de estancia en Bilbao siempre fue torpe con el castellano. Vivía en Logroño pero un ataque de uremia le hizo venir a Algorta, donde trabajó en una empresa de telégrafos y donde moriría en 1929.

Supo transmitir a sus descendientes el amor por el equipo rojiblanco. Tanto su nieto John, quien abandonó Bilbao a causa de la guerra aunque pasaba los veranos en Lekeitio, como sus nietos Lawrence y Robert, son aficionados acérrimos del Athletic, éstos últimos estuvieron incluso en la final de Bucarest. Incluso un “tataranieto” de Alfredo el inglés, Diego López Mills, quien llegó a jugar  en las filas del Leganes, Numancia y Elche, también ha reconocido su simpatía por el Athletic club.

Para finalizar una proclama de Alfred Mills que con el tiempo muchas veces olvidamos …. “Perder o ganar no tiene importancia, lo importante es jugar fuerte, limpio y divertirse”

“Mills” Gracias, Alfred. Seguro que sin tí el Athletic no hubiera sido lo que es.

Anuncios

Un pensamiento en “Alfred Mills. El primer inglés rojiblanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s