Euskal Selekzioa, el deporte como bandera

En Euskal Herria se vive el fútbol, más que un deporte es una pasión. Deporte, pasión y honor, se unen en algo que es más que un equipo, es un símbolo, es la Selección Vasca. Ese símbolo se ha forjado gracias a las leyendas que han jugado en ese histórico equipo, al talento de estos mitos que honraron a su pueblo, a su tierra y al deporte.

Pueblo y equipo, se unen en torno a un campo de fútbol como muestra de la necesidad imperiosa para sentirse como tal en todos los órdenes de su vida.

Enrique Ballesteros, en su canal de Youtube, ha colgado un vídeo realizado por ETB, el deporte como bandera, con guión y dirección de Edu Barinaga, y realización por Jabi Elortegi donde en apenas 30 minutos se recogen imágenes de nuestra selección relatadas por sus protagonistas.

Eskerrik asko, gudariak!!!

En los comienzos de esa historia, de esa leyenda, hubo un grupo de ilustres jugadores que marcaron una época, un tiempo en el que los clubs vascos como el Athletic, el Arenas de Getxo, la Real sociedad o el Real Unión de Irún dominaban el fútbol nacional con mano de hierro. Jugadores con un talento descomunal que maravillaron e hicieron grande el fútbol vasco.

Pero aquellos mitos tuvieron que enfrentarse a días duros, oscuridad y penumbra, aciago destino. Estalló la Guerra Civil española y todo se paralizó, el fútbol se convirtió en un sueño lejano mientras caían las bombas. Un grupo de “gudaris” fue seleccionado por el Gobierno Vasco para llevar un mensaje de dignidad al viejo continente a través de este amado deporte, nacía la Selección Vasca.

Este grupo de hermanos recorrieron Europa en ferrocarril, largos días, tristes noches pensando en todo lo que dejaban atrás, familia y amigos sumidos en el horror y la desolación. Aquellos héroes mostraron al mundo la realidad que se vivía en su tierra.

El devenir de la contienda no fue favorable, Bilbao cayó en manos franquistas y aquellos jugadores se vieron abocados al exilio, amargo viaje del que muchos nunca volvieron. Les quedaban entonces las Américas, tierra lejana que los acogió y donde ellos siguieron luchando por su pueblo como mejor sabían hacer, dando patadas a un balón.

Se impusieron a casi todos los rivales con los que se enfrentaron y siguieron recaudando fondos para los refugiados de tan injusta guerra. Desde el otro lado del charco, siempre comprometidos, siguieron ayudando a los suyos.  En México se asentaron y fundaron el equipo Euzkadi, participando en la Liga azteca y logrando el subcampeonato.

Para finalizar, os dejamos otro vídeo de apenas siete minutos que el interesante canal de youtube de Enrique Ballesteros, amigo, maestro y “gudari”, nos acerca a la historia del equipo Euskadi (1937-1939) contada por sus descendientes y que desearíamos no llegara al final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s