Ángel Sertucha, un león “arlequinado”.

Nació, Ángel Sertucha Ereñozaga, en GatiKa. un pueblecito a la sombra del histórico castillo de Butrón y cerca del barrio de Garai, siendo el Munguía, el primer equipo en el que Sertucha debuta sobre un césped de fútbol.

sertucha athletic

Un corto periplo en el fútbol aficionado que le llevó al equipo de sus sueños, y el Athletic fue la meta alcanzada en el año 1954. A mitad de esa misma temporada fue cedido al Sestao y después de otra cesión, esta vez al Osasuna, por lo que su debut con el Athletic no se produciría hasta la Copa de 1957 siendo eliminado por el Espanyol de Ricardo Zamora en octavos de final.

En La liga 1957-58, justo después de la brillante competición europea del año anterior, la defensa rojiblanca era la compuesta por Carmelo en la portería y con Orue, Garai y Canito, pero Sertucha se hace un hueco sustituyéndoles en las alineaciones cuando hay alguno lesionado. Consiguió jugar en 13 partidos esa misma temporada contando con la plena confianza del entrenador de Eibar, Baltasar Albéniz, quien por entonces dirigía al equipo vizcaíno. Entre los resultados más reseñables, destaca un 4-1 en San Mames ante el poderoso FC Barcelona de Basora y Kubala, que un mes después ganaría la Copa de Ferias, donde tres goles de Artetxe en la segunda parte destrozaron al equipo catalán.

athletic 1956-57

Esa misma temporada el Athletic, sin la participación de Sertucha, conseguiría ser campeón de Copa eliminando al Barcelona en semifinales y al todopoderoso Real Madrid de Diestefano en la final disputada en el Santiago Bernabeu por 2-0, con goles de Arieta I y Mauri.

La temporada siguiente, ya con Martim Francisco en el banquillo del Athletic, comenzó jugando los dos primeros partidos de liga, ganando los dos, pero la trayectoria ascendente de Sertucha se truncó en el tercer partido jugado en Sevilla contra el Betis que por aquel entonces entrenaba otro conocido del equipo rojiblanco, Antonio Barrios, y que contaba en sus filas a Eusebio RiosEn una jugada fortuita con el portero Carmelo Cedrún se lesionaría de importancia temiendo una retirada definitiva del fútbol. Estuvo siete meses de baja y únicamente jugaría 4 partidos más con el Athletic, entre ellos, el Athletic-Chlesea (1-0) de diciembre de 1959 compartiendo línea media con Koldo Agirre. Días después el 27 de diciembre de 1959 jugaría su último partido con el Athletic con una goleada en San Mames al Real Oviedo (6-0).

Su estrella palidece y después de estar tres temporadas de inactividad reaparece nuevamente de abajo arriba, fichando por el Béjar, equipo en el que poco apoco va recuperando su juego y forma física hasta llamar la atención del Sabadell que militando por aquel entonces en Tercera División, que busca refuerzos para iniciar la escalada que tan brillantemente le llevó hasta la de honor.

sertucha dedicada

Sertucha triunfa simultáneamente con su debut en las filas sabadellenses y es piedra fundamental en la brillante marcha del club. Ascenso a Segunda, luego a Primera y vive los difíciles primeros pasos del Sabadell en la máxima categoría. Así hasta conseguir ser el capitán en la inauguración del nuevo estadio Creu Alta. Una lesión de ligamentos le aparta del equipo catalán en la Liga 1967-68 y, aunque se incorpora en partido de Liga contra el Español, poco después, y jugando justamente contra el Athletic se alinea por última vez en un partido de Liga.

El Athletic también fue al homenaje que el equipo arlequinado le dedicó por su dedicación y entrega al equipo de Sabadell. Asimismo se le concedió la medalla de plata al mérito deportivo. Merecido y justo homenaje a un hombre que fue ejemplo auténtico de modestia, dedicación al oficio y entrega a su cometido. En 2012, Ángel Sertucha Ereñozaga, con 91 años de edad recibió otro homenaje, ésta vez en Mungia.

Por último, anotar que sus hermanos Jose manuel (recientemente fallecido) y Secundino, también fueron futbolistas. El primero, con el Osasuna, Alavés, Deportivo A Coruña y Xerez, llegando a jugar en primera, y el segundo con el Baskonia en segunda división la temporada 1961-62.

sertucha con su hermano

Con su hermano Jose Manuel

Esta pincelada biográfica, por otra parte creemos que obligada, refleja toda una vida dedicada al fútbol que Sertucha ejerció con dignidad, valentía física y aciertos técnicos sobresalientes. Pero ello, con ser importante, quedaría incompleto de no tener en cuenta el comportamiento ejemplar de Sertucha en todos los momentos de su vida, dentro y fuera del campo. Exponente fiel de todas las virtudes de nuestra tierra vasca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s