Martín Vantolrá, Un Catalán con la Selección Vasca

vantolra

En Enero de 1938, la Selección Vasca en el exilio iba a disputar un último partido contra la selección mexicana antes de su salida para Cuba donde tenía contratado cuatro partidos más. Los tres partidos anteriores contra la selección azteca habían finalizado todas ellas con victorias vascas (1-4; 1-2 y 0-4). Ante la falta de extremos debido a la lesión del jugador getxotarra del Real Madrid y del Arenas Emilio Alonso Larrazabal “Emilín” y al abandono de Guillermo Gorostiza por la puerta de atrás en Paris, el equipo vasco invitaría al catalán Vantolrá para jugar junto a ellos. Se da la circunstancia de que sería la primera vez que un jugador no nacido en Euskal Herria se alineara dentro de la selección vasca.

Martín Vantolrá Fort, llamado en México “El Maestro del fútbol” por su calidad y caballerosidad, había llegado a aquellas tierras durante la guerra civil en la gira que llevo a cabo el FC Barcelona por tierras americanas en 1937. Antes de jugar con el equipo culé, había pertenecido al Espanyol durante cinco años (ganando la Copa de 1929 junto a Ricardo Zamora) y dos años al Sevilla. Asimismo, había disputado el mundial de Italia 1934 junto a los vascos Zilaurren (elegido mejor medio del mundial), Regueiro, Iraragorri, Muguerza y Langara, por lo que era gran amigo de todos ellos. En México llegaría a jugar hasta los 43 años de edad con el Atlante siendo el máximo realizador del torneo en 1941.

La alineación del histórico partido estaría compuesta por Eguskiza; Areso, Aedo; Zilaurren, Muguerza, Zubieta; Vantolrá, Luis Regueiro, Lángara, Iraragorri y Chirri II. Durante el partido, Urkiola sustituiría a Chirri II, Larrinaga a Luis Regueiro, Pedro Regueiro a Zubieta y Tomas Agirre (hermano del Lehendakari Agirre) a Zilaurren lesionado en la clavícula durante el partido. El choque finalizaría con la segunda derrota vasca en tierras mexicanas en diez partidos. El resultado definitivo fue de 3 a 1 a favor de los “morenos”.

Sin embargo, Martin Vantolrá no ha sido el único jugador catalán en jugar para la Selección Vasca. Meses después de este partido, el excelente portero José Iborra (debido a la lesión pulmonar de Eguskiza contraída en Cuba y que le llevaría al abandono del fútbol) y el pequeño delantero Julio Munlloch también jugarían con el denominado equipo Euzkadi dentro de la Liga Azteca donde la selección vasca quedaría en una meritoria segunda posición final.

¿Será tarde para que Carles Puyol juegue el domingo?

 

Gregorio Blasco

Toda historia tiene un comienzo y toda leyenda sus héroes. Uno de ellos fue Gregorio Blasco, “Goyo”, el primer guardameta de la portería del Athletic Club en la primera división española (1928-1929) y su primer “Zamora” , galardón que obtendría dos veces más en las temporadas 1929-1930, 1933-1934 y 1935-1936.

Blasco

Nació en Mundaka, un 10 de Junio de 1909. Siendo un niño de 12 años, debido a un quiste que tenía en una de sus piernas, probó suerte en la portería donde el esfuerzo físico era menor. Más tarde cuando le operaron y recobró toda su movilidad, no abandonó ese puesto nunca más para beneficio de los espectadores.

Tras pasar por las categorías inferiores del Chávarri de Sestao y por el equipo de suplentes del histórico Arenas Club de Getxo de la década de los años 20, donde era portero titular el gran portero arenero Jose María Jauregui Lagunas, fichó por el modesto Acero de Olabeaga en Diciembre de 1926. Este fichaje estuvo marcado por cierta polémica ya que fue realizado horas antes de que el equipo de Olabeaga se enfrentara al Athletic club en su lucha con el Arenas club por el Campeonato Regional de ese mismo año y podía no estar legalizada la situación del guardameta del Acero.

La “jugada” le salió perfecta al Arenas Club ya que el Athletic Club no pudo ganar al modesto Acero debido al excelente portero de Mundaka y el equipo arenero tuvo vía libre para ganar otra vez dicho Campeonato Regional que le daba acceso directo a la Copa de 1927 de la cual quedaría Subcampeón tras perder la final disputada en Zaragoza ante el Real Unión Club de Irún por 1 a 0. Es en ese partido entre el Acero y el Athletic donde la carrera del joven “Goyo” da un giro hacia la leyenda. En dicho encuentro, en el campo de Chimbo-Ibarra sorprendió por su seguridad y agilidad. Aquella memorable actuación le valió la llamada del Athletic Club esa misma temporada y el comienzo de años gloriosos con el equipo rojiblanco.

Blasco genial

Debutó en un partido amistoso con una derrota del Athletic Club el 22 de mayo de 1927 contra el equipo inglés del Swansea City y arbitraje del ex-rojiblanco “Juanito” Arzuaga. El Athletic metió el primer gol del partido obra de Iceta pero acabó perdiendo el encuentro con dos goles del equipo inglés. El entrenador del Athletic por aquel entonces era el húngaro Lippo Hertzka quien había jugado y entrenado a la Real Sociedad anteriormente y que luego entrenaría al Sevilla, Real Madrid (donde conquistó la primera liga de su historia en la temporada 1931-32 sin que ningún equipo pudiera batirles), Oporto y Benfica, donde consiguió varios campeonatos, entre otros equipos de la península.

Oficialmente debutó con apenas 18 años con el Athletic Club el 2 de octubre de 1927 contra el Barakaldo en San Mamés con otro resultado negativo para su Club, 2-3, en el Campeonato Regional de 1927-1928. Aún con este mal resultado consiguió hacerse con la titularidad de la portería de San Mamés en detrimento de otro gran y mítico portero del Athletic Club como fue Manuel Vidal Hermosa, quien posteriormente llegó a jugar en el Barcelona y Real Madrid.

Blasco zambullida

En la temporada 1929-1930 con el carismático Mr. Pentland, en el banquillo de San Mames por segunda vez, y junto a otros jugadores míticos como esa primera delantera histórica (Lafuente, Iraragorri, Bata, Txirri II y Gorostiza) formarían el gran equipo rojiblanco que dominó el fútbol nacional durante la década de los treinta. Levantaron cuatro Ligas (1929-30, 1930-31, 1933-34, 1935-36), dos subcampeonatos (1931-32, 1932-33)  y cuatro Copas consecutivas (1929-30, 1930-31, 1931-32, 1932-33), siendo especial el campeonato de liga de la temporada 29-30, ya que fue el primer título de liga de la historia del Athletic. Con este palmares Gregorio Blasco sigue siendo el portero más laureado que ha defendido la portería rojiblanca.

Athletic 1929-30

En Junio de 1930 en Barcelona y en Bilbao en Enero de 1931, Blasco disputó los dos partidos de la Euskal Selekzioa contra la Selección de Catalunya a iniciativa de Manu de la Sota y José Suñol. No puede ocultarse la trascendencia de aquellas contiendas, que venían a renovar una tradición perdida y así poder unir más a los jugadores vascos. Las dos grandes selecciones de la época se enfrentaron en dos emocionantes partidos donde la Selección Vasca salió vencedora de los dos partidos (0-1 y 3-2) y Blasco, una vez más, fue una de las figuras de los partidos.

Esta impresionante “carrera” se paró de golpe, como todo en un país que se sumía en la oscuridad. Comenzó la Guerra Civil y todo cambió. En Vizcaya al comenzar la guerra se suspendieron los partidos de fútbol que se reanudaron a finales de 1936 con dos partidos de la Euskal Selekzioa, uno contra la Selección de Cantabria el 29 de Noviembre de 1936 en El Sardinero que se perdió 3-2 y otro el 27 de Diciembre del mismo año contra un combinado de Cantabria y Asturias que se goleó 6-3 en San Mames, en ambos el portero de la Selección fue Gregorio Blasco. A principios de 1937 y con fines benéficos se organizaron tres encuentros entre ANV (Acción Nacionalista Vasca) y PNV (Partido Nacionalista Vasco) y otro entre una Selección Guipuzcoana y otra vizcaína. Si bien, Blasco no pudo participar en el primer partido, pro-avión Euzkadi (el cual que fue arbitrado por Eduardo Iturralde Gorostiza, abuelo del actual  ex-árbitro Eduardo Iturralde), siendo sustituido por su suplente en el Athletic Ispizua, jugó los tres partidos siguientes formando parte del equipo Euzko Gudarostia junto a nombres míticos como Pablito, Areso, Cilaurren, Soladrero, Zubieta, Sánchez Arana, Mandaluniz, Unamuno, Larrínaga o Gorostiza.

Blasco 2

Estas jornadas fueron el germen que despertó a la afición vasca deseosa de ver jugar a su Selección, que hasta entonces sólo se había enfrentado contra Catalunya. Así pues el Lehendakari Aguirre formaría la Selección Vasca, el equipo Euzkadi, que realizaría una gira por Europa para ganar simpatías y fondos para la causa vasca. En dicha Selección el portero titular no podría ser otro que Blasco, siendo portero suplente el estiloso Rafael Eguskiza del Arenas Club. Jugaron en Francia, Checoslovaquia, Polonia, Rusia, Dinamarca y Noruega, consiguiendo grandes goleadas y la admiración de toda Europa a pesar de las dificultades generadas por la España franquista. En Rusia y Ucrania, según cuentas las crónicas, se dice que la fecha real del nacimiento del fútbol en esos países es en 1937 con la visita de la Selección Vasca ya que los partidos que jugaron allí significaron un avance determinante en el fútbol soviético. Pero tras la caída de Bilbao, esta mítica Selección tuvo que trasladarse a América donde siguió jugando y ganando simpatías para su añorada Euskadi a pesar de las presiones internacionales y de la FIFA. México, Cuba, Argentina, Uruguay y otra vez México fueron los países que les acogieron para ver jugar a la célebre Selección Vasca que había impresionado a toda Europa con nombres como Blasco, Aedo, Cilaurren, los hermanos Regueiro, Iraragorri, Lángara, Txirri II o Angel Zubieta. Finalmente la temporada 1938-1939 bajo el nombre de Club Deportivo Euzkadi participaron en la liga mexicana donde lograron el subcampeonato pero una vez finalizada la contienda y ante la presión internacional disolvieron el equipo el cual ya no tenía razón de ser.

Blasco estirada

Para Blasco comienza la vida de exiliado lejos de su querida tierra, siguió jugando al fútbol exitosamente en el Real Club España, junto a sus compañeros de aventura Cilaurren, Iraragorri y Lángara entre otros; y en el Atlante mexicano, así como en el River Plate argentino donde curiosamente todavía se le recuerda por ser el primer guardamenta en jugar con guantes. En México, Blasco ganó 4 campeonatos de liga (con el España en 1940, 1942 y 1945; y con el Atlante la de 1947), la Copa de 1944 y fue Campeón de Campeones los años 1944 y 1945. Después de su retirada como jugador, entrenó al equipo del Atlante mexicano consiguiendo una Copa y ser Campeón de Campeones en 1952 a sumar a su extraordinario palmarés. Allí encontró su segundo hogar, lugar que ya no abandonaría jamás pero siempre mirando de reojo a su amada tierra. Ese cariño y añoranza se la supo transmitir a sus descendientes los cuales en la actualidad son socios de la Peña Mexico del Athletic Club y siempre han estado en contacto estrecho con la comunidad vasca de ese País.

Murió, el 31 de enero de 1983, en México DF, poco antes de poder ver las dos ligas ganadas por el Athletic de Clemente en las temporadas 1982-1983 y 1983-1984. Aún hoy es el portero vasco con más internacionalidades en la Euskal Selekzioa, el portero con más trofeos “Zamoras” y el portero vasco más laureado de la historia de Euskal Herria.

Blasco gol

Gregorio Blasco fue un gran campeón, una leyenda del Athletic que sin duda su historia no hubiese sido la misma sin jugadores como él. Precursores de una historia, de un mito, abocados al exilio que ayudaron a los suyos desde el otro lado del charco, por todo ello “Goyo” siempre estará en nuestro corazón.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: Gregorio Blasco Sánchez.
  • Nombre futbolístico: BLASCO.
  • Demarcación: Portero.
  • Nacimiento: Mundaka, 10 de Junio de 1909.
  • Fallecimiento: México DF, 31 de Enero de 1.983.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Acero de Olabeaga, 1927/1928.
  • Athletic Club, 1928/1936.
  • Club Deportivo Euzkadi, 1938/1939.
  • Real Club España, 1939/1940.
  • River Plate, 1940.
  • Real Club España, 1941/1946.
  • Atlante, 1946/1947.
  • Debut Oficial: 1927
  • Partidos Jugados Athletic Club: 203 partidos.
  • Partidos Jugados CD Euzkadi: ? partidos
  • Partidos Jugados RC España: ? partidos.
  • Partidos Jugados Atlante: ? partidos.
  • Goles: 0 goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa: > 20 Partidos.

PALMARES:

  • 1929/1930: Copa 1930. (Athletic Club).
  • 1929/1930: Liga 1930. (Athletic Club).
  • 1930/1931: Copa 1931. (Athletic Club).
  • 1930/1931: Liga 1931. (Athletic Club).
  • 1931/1932: Copa 1932. (Athletic Club).
  • 1932/1933: Copa 1933. (Athletic Club).
  • 1933/1934: Liga 1934. (Athletic Club).
  • 1935/1936: Liga 1936. (Athletic Club).
  • 1939/1940: Liga Amateur DF 1940 (Real Club España).
  • 1941/1942: Liga Amateur DF 1942 (Real Club España).
  • 1943/1944: Copa Mexicana 1944. (Real Club España).
  • 1943/1944: Campeón de Campeones 1944. (Real Club España).
  • 1944/1945: Liga Mexicana 1945. (Real Club España).
  • 1944/1945: Campeón de Campeones 1945. (Real Club España).
  • 1946/1947: Liga Mexicana 1947. (Atlante).

tarjetas bilbaokickback tz

Rafael Egusquiza

Rafael Egusquiza es uno de esos primeros porteros vascos que hicieron que santifiquemos la portería junto a otros guardametas como Blasco, Zarraonaindia, Urkiaga, Ispizua, Jáuregui, Eizaguirre, Emery y compañía.

Nació en Erandio el 5 de Febrero de 1912. Fue portero del Apurtuarte de Asua antes de fichar por el histórico Arenas Club de Getxo de antes de la Guerra Civil en la temporada 1931 sustituyendo a Jose María Jáuregui que se retiraba ese año y a Tomás Zarraonaindia, hermano mayor del goleador y mítico “Telmo” Zarra, que era el portero titular la última temporada.

La tarea de ser portero titular del Arenas Club no era nada sencilla. Jáuregui había sido el portero en las cuatro finales de Copa disputadas por el equipo. Pertenecía al equipo arenero desde 1913 disputando más de 18 temporadas, no aceptando nunca ninguna de las grandes ofertas que seguramente recibiría por otros Clubes. Era la historia viva del Arenas Club y su memoria estaba todavía muy presente. Tomás Zarraonaindia era un excelente portero. Aunque luego sería menos famoso que su hermano “Telmo”, Tomás había conseguido en la temporada pasada (1930-1931) el tercer “Trofeo Zamora” después de los conseguidos por Ricardo Zamora y Gregorio Blasco como guardameta menos goleado de la temporada.

El Arenas Club de la década de los treinta además de competir en el campo de juego tenía que competir con los demás clubes, con la llegada del profesionalismo al mundo del fútbol, fuera de ellos. Mientras que el club arenero se tenía que desprender de sus grandes jugadores, tales como Emilín o Cilaurren, se tenía que conformar con fichar a jóvenes jugadores del Padura, Erandio Portugalete o Barakaldo para sustituirlos. Los desplazamientos en la recién creada liga española eran cada vez más largos, y numerosos, y con la taquilla que se hacía en Ibaiondo no se podía financiar un Club como el Arenero de un pueblo relativamente pequeño comparado con sus competidores. Pero, sin embargo, tenía suerte ya que Vizcaya era un vivero de grandes jugadores que tenían cualidades magníficas para trabajar con ellos. Vizcaya era como “un gran campo de flores que estaban esperando a ser recogidas” decía Esteban Platko en Enero de 1932.

István (Esteban) Platko era el entrenador húngaro del Arenas Club desde hacía tres años. Era hermano de Franz (Francisco), el menor de los Platko, famoso portero del Barcelona durante siete años (1923-1930) que más adelante sería entrenador además del Barcelona de equipos tan variados como el Arsenal, Celta de Vigo, River Plate, Colo Colo  o Boca Juniors. Hasta Rafael Alberti le dedicó un poema tras la final de Copa de 1928. Esteban, entrenador del Arenas como decíamos, no llegó a ser tan famoso como su hermano pero llegó a entrenar a equipos como el Valladolid, el Granada o el Mallorca. De Egusquiza decía que era “muy joven pero de excelentes condiciones físicas. Será un Keeper de calidad” como así fue más tarde.

Rafael Egusquiza, a pesar de su juventud, hizo unas temporadas excelentes hasta que la guerra civil rompió en pedazos la vida deportiva en Euskadi. En Sevilla, Madrid o Barcelona, dejó muestras de su agilidad, sus reflejos y sus increíbles paradas.  En Madrid le llamaban el “hombre de goma” y en Sevilla decían que nunca habían visto a un portero como él. Era un espectáculo verle en directo como despejaba con los puños los centros a su área anticipándose a la acción de los defensores. Casi con toda seguridad el “team” arenero no descendió a segunda división gracias a sus magníficas actuaciones. Sin un buen portero, un equipo combativo como el arenero no podía hacer nada frente a las individualidades de los contrarios.

Durante estas temporadas estuvo presente, por ejemplo, en el debut de Domingo Zarraonaindia, otro hermano de Tomás y Telmo, desgraciadamente muerto en la guerra civil pocos años más tarde. Tambien vió debutar a Tomás de Aguirre y Lecube, hermano del Lehendakari Aguirre, en Noviembre de 1935 que más adelante participaría en la gira americana de la Selección sustituyendo a Roberto Echevarria quien abandonaría la aventura antes de cruzar el Atlántico. Su peor tarde (en aquella época los partidos se disputaban a las tardes al no haber todavía instalaciones eléctricas) fue seguramente un partido contra el Athletic donde vió su puerta perforada en “9” ocasiones, 4 goles de Iraragorri, 3 de “Bata” y 2 de Careaga. A pesar de esta goleada, sus grandes actuaciones lograron que el “poderoso” económicamente Madrid republicano ofreciera 60.000 pesetas de la época por ficharles a él y al defensa Sabino Aguirre en mayo de 1936, que el Arenas Club no aceptó y el comienzo de la guerra en Julio de ese año hicieron imposible.

En 1937, participó en el tercer encuentro benéfico a fin de dilucidar el empate que con motivo de los dos partidos anteriores se había originado entre el Euzko Gudarostia (PNV) y ANV. Estos partidos habían sido organizados con carácter benéfico por el Lehendakari Vasco Jose Antonio Aguirre en el año 1937. En ese tercer partido arbitró Eduardo Iturralde, abuelo del actual y “televisivo” ex-árbitro Eduardo Iturralde. Las alineaciones fueron las siguientes: Eguskiza; Pablito, Areso; Zubieta, Soladrero, Bienzobas; Ruiz, Iraragorri, Mandaluniz, Larrinaga y Gorostiza, por un lado frente a Blasco; Ciriaco, Aedo; Cilaurren (Arana), Muguerza, Markuleta; Larrazabal, “Bata”, Unamuno, Gerárdo y Sanchez Arana por otro. El partido finalizó con un rotundo 7-2 a favor del equipo de Egusquiza. En este partido, Cilaurren tuvo que abandonar a los pocos minutos de haber empezado por la muerte de su aita.

Pocos meses después Rafael Eguskiza, con apenas 25 años a sus espaldas, fue seleccionado para participar en la aventura de la gira mundial de la Selección Vasca por Europa y América con el fin de recaudar dinero para los refugiados vascos y hacer propaganda por la causa vasca. Egusquiza fue portero suplente del enorme Gregorio Blasco en Europa pero le llegó la oportunidad de demostrar su valía en América, en 1938, tras una lesión de “Goyo” en México. Allí, y más concretamente en Cuba le llamaban “el estilista” por su gran estilo al atajar los balones que le llegaban a sus dominios y no perdiendo ninguno de los partidos.

Después de su periplo por México y Cuba, la Selección Vasca llegó a Buenos Aires. En Argentina aunque tenían contratado para disputar cinco partidos con los mejores equipos de ese país, River Plate, San Lorenzo de Almagro, Boca Juniors, Independiente y Racing, nunca se disputó partido alguno porque la FIFA no lo consentía bajo amenazas de suspender a los equipos que jugaran con nuestra Selección. La situación de la Euskal Selekzioa era apurada y muy difícil. Se acababa el dinero y había que tomar una decisión.

Nuestro admirado portero, Egusquiza, enfermó de un pulmón en Argentina permaneciendo en una clínica algo más de un mes. La FIFA no dejaba de perseguir a la Selección, había ofertas de numerosos equipos para hacerse con los servicios de varios jugadores, dificultades económicas, disputas entre los delegados, el abandono del entrenador y no había portero suplente. Surgió entonces la oportunidad de ingresar en la Federación Mexicana de Fútbol y participaron en el campeonato oficial quedando subcampeones. No sabemos si Egusquiza consiguió recuperarse de su lesión pulmonar o fue una lesión de rodilla, según algunos investigadores, la que le apeó de los campos de fútbol pero no pudo participar en la Liga Mexicana. Sabemos que en algunos partidos, tanto el vasco Joaquín Urquiaga o el catalán Josep Iborra, antiguos jugadores del Barcelona y exiliados en también en México, disputaron algún partido con la Selección Vasca como sustitutos del portero Blasco.

Falleció el 3 de Mayo de 1981 en México DF y su muerte volvió a reunir a casi todos los sobrevivientes de aquella Selección vasca: Los hermanos Regueiro, Serafín Aedo, Gregorio Blasco, Isidro Lángara, Jose Manuel Urquiola y Emilio Alonso “Emilín”.

El nombre de Eguskiza no sólo está grabado en el Arenas Club y en la Euskal Selekzioa, sino que también está en los corazones de todos los aficionados vascos que reconocen su calidad y sacrificio por la causa vasca.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: Rafael Egusquiza Aurrecoechea.
  • Nombre futbolístico: EGUSQUIZA.
  • Demarcación: Portero.
  • Nacimiento: Erandio, 05 de Febrero de 1912.
  • Fallecimiento: México DF, 03 de Mayo de 1.981.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Apurtuarte, ? /1931.
  • Arenas Club, 1931/1936.
  • Club Deportivo Euzkadi, 1938/1939.
  • Debut Oficial: 1931
  • Partidos Jugados Arenas Club: ? partidos.
  • Partidos Jugados CD Euzkadi: ? partidos
  • Goles: 0 goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa: > 10 Partidos.

PALMARES:

tarjetas bilbaokickback tz