Carmelo Cedrún y la primera aventura italiana del Athletic. La Copa Latina (1956).

Ante la visita del Athletic a Turín este jueves y de la mano de Carmelo Cedrún recordamos la primera vez que el Athletic jugó en Italia. Fue en 1956 para disputar la Copa Latina, antecedente de la Copa de Europa, donde el Athletic finalizó subcampeón después de conseguir el doblete, Liga y Copa.

2015 CARMELO CEDRUN

La temporada 1955/56 para el Athletic había sido perfecta.

Campeón de Liga con un punto de ventaja sobre el mítico Barcelona de Ramallets, Kubala, Segarra y Biosca; y diez sobre el Real Madrid de Di Stéfano, Zárraga, Muñoz y Gento, tercer clasificado. 48 puntos conseguidos, lo cual significaba record de puntuación del campeón hasta ese año, y 79 goles a favor. Traspolando estos datos a día de hoy, 88 puntos y 100 goles. Casi nada. De los quince partidos disputados en San Mamés, sólo se cedió un empate a dos frente al Deportivo de A Coruña de Arsenio Iglesias. Algunos niños bilbaínos no habían visto perder al Athletic en San Mamés.

“La temporada fue durísima. Recuerdo que ganamos muchísimos partidos. Éramos muy jóvenes y casi no nos lesionábamos. Y eso que únicamente jugábamos 13 ó 14 jugadores. Ya no estaban en el equipo ni Zarra, ni Panizo, que se habían ido al Indautxu, Venancio se había retirado y Manolín se había marchado  al Real Madrid. La gente estaba contenta porque así podían jugar ellos. Hubo partidos durísimos como los disputados contra la Real Sociedad tanto en San Mamés como en Atotxa. A Eneko le expulsaron por pegar a Paz. Al Barcelona de Kubala les ganamos allí y en San Mamés cuando Gaínza, que era un Zorro, sacó rápido una falta y Maguregui metió gol. Recuerdo cuando ganamos al Valladolid en el último partido que nos montamos en un camión que nos llevó hasta el ayuntamiento. Toda la Gran Vía llena de gente que nos tiraba flores”.

Para finalizar la temporada, Campeón de Copa sin perder ningún partido, después de eliminar a la Cultural Leonesa, Osasuna, al Campeón de Europa, Real Madrid, en semifinales y al Atlético de Madrid por 2-1 en la final.

“Después de ganar al Real Madrid en semifinales jugamos la final contra el Atlético de Madrid. Empezaron ganando ellos, 0-1. Tenían un jugador buenísimo que le pegaba a la pelota que la rompía. Estaba lloviznando. Le hizo una jugada a Garay y se quedó solo delante de mí y me metió gol. Luego Artetxe y Maguregui meterían los goles para el Athletic. Quedamos campeones como el año anterior contra el Sevilla. El Eibar también quedó campeón de aficionados ese año.”

El éxito liguero tuvo como premio la participación en la anteúltima edición de la Copa Latina, que se desarrolló en Italia. Así pues, después de la final y directamente desde Madrid cogieron el tren en la estación de Atotxa hasta Milán. Donde llegaron para disputar la preciada Copa. Se alojaron en el hotel Príncipe de Saboya cercano a la estación de tren y al Estadio.

1956 HOTEL PRINCIPE DE SAVOIA

Hotel Príncipe de Saboya en Milán.

“Los viajes por entonces eran muy largos. No recuerdo aquel viaje pero seguro que tardamos dos días o más en llegar a Milán. Nosotros estábamos muy contentos porque habíamos ganado la Final de Copa. Luis Iceta, el mítico jugador del Athletic era el delegado del equipo. Era muy serio y tenía muy mala leche. Nos controlaba que no bebiéramos mucho champán. Éramos muy jóvenes. Llegamos a Milán muy cansados. El hotel era precioso. De lujo. El Athletic siempre nos llevaba a hoteles muy buenos.”

La Copa Latina era un torneo en cierto modo predecesor de la Copa de Europa, que reunía en una competición a los clubes campeones de Portugal, España, Francia e Italia. Se disputó en ocho ocasiones entre 1949 y 1957.

El torneo se disputó en la Arena Cívica de Milán. La Arena Cívica era un estadio multideportivo que se había construido en época de Napoleón con forma de anfiteatro. El estadio estaba en pésimas condiciones al haberse disputado días atrás una competición ecuestre y también una competición internacional atlética donde el Polaco Janus Sidlo había batido el record mundial de lanzamiento de jabalina con 83,66. La lluvia que había caído esos días había hecho el resto.

“El estadio era muy bonito pero el terreno de juego estaba destrozado. Había baches por todos lados que se habían rellenado con arena y como estaba lloviendo estaba casi impracticable. Para nosotros, que después de los partidos “a muerte” con los equipos madrileños estábamos agotados, nos venía fatal el estado del terreno.”

1956 ARENA CIVICA MILAN

El Estadio del Milán. La Arena Cívica.

El primer partido disputado en Italia por el Athletic fue contra el Olimpique de Niza, campeón francés. Entre sus filas se encontraba Luis Carniglia, delantero centro y entrenador del equipo, quien luego sería entrenador del Real Madrid. También contaba con Ujlaki (jugador húngaro de nacimiento pero francés de adopción, de gran calidad), Nurenberg  y el portero Colonna. El Athletic Club ganó por 2-0 habiendo terminado el primer tiempo del encuentro por dicho tanteo.

“El Niza tenía un equipazo pero nosotros hicimos un gran partido y en la primera parte les metimos dos goles. Markaida jugó un montón ese partido, defendía, atacaba. Estaba en todos lados. Todo el equipo corrió mucho. El Niza no dio por perdido el partido en ningún momento. Al día siguiente estábamos muy cansados por el partido lo cual nos perjudicó para el siguiente.”

1956 COPA LATINA ATHLETIC NIZA

Comenzó el partido con dominio absoluto de los bilbaínos que tuvieron varias oportunidades de marcar en las botas de Arieta y Markaida. A los catorce minutos, el interior Markaida logró marcar el primer tanto para el Athletic. Gainza había lanzado un potente disparo a puerta que dio en uno de los postes. Al rebotar el balón, sin parar, Markaida lanzó un potente tiro que batió al portero francés. Los siguientes minutos fueron de dominio francés espoleados por el gol bilbaíno. Pero en el minuto 32, otra vez, Markaida batía a Colonna. Los restantes minutos hasta el descanso fueron de claro dominio bilbaíno. Tras el descanso el ímpetu rojiblanco disminuyó aunque dominaron la situación sin que su meta corriera peligro, terminando el encuentro con la victoria por dos a cero favorable a los vascos. El Milán vencedor de la otra semifinal nos esperaba en la final.

Debido a las lluvias torrenciales que se habían producido sobre la ciudad de la Lombardía el día anterior, el partido para dilucidar el tercer y cuarto puesto se retrasó hasta el mismo día de la final. Las sucesivas prórrogas entre el Benfica y el Niza hizo que la final comenzara a las 22:20 de la noche por lo que se jugaría con luz eléctrica, cosa inusual para nuestros jugadores  en esa época.

“El campo estaba destrozado por las lluvias y por el partido anterior. Nos era extraño jugar con luz eléctrica y tan tarde. Seguíamos cansados de los partidos anteriores pero nosotros estábamos felices porque habíamos ganado la Final de Copa días antes. Creo recordar que había algunos jugadores algo lesionados pero Daucik decidió que jugasen. Era como un premio por la temporada.”

El equipo milanés contaba entre sus filas a excepcionales jugadores. El portero Buffon, tío abuelo de Gianluigi Buffon; Cesare Maldini, padre de Paolo Maldini; Liedholm, gran jugador sueco ganador de los juegos olímpicos de 1948; y la figura uruguaya Schiaffino, campeón del mundo en 1950 en Brasil.

El Athletic alineó, como en los partidos anteriores, su once mítico y de gala: Carmelo; Orue, Garay, Canito; Mauri, Maguregui; Artetxe, Markaida, Arieta, Uribe y el veterano capitán “Piru” Gainza.

1956 FINAL DE COPA ALINEACION

Los ataques de las delanteras de ambos conjuntos se llevaban de una a otra portería con juego rápido y peligroso que gustaba a los espectadores. El terreno pesado por las lluvias recientes frenaba algo a los jugadores. El Milán se adelantó en el marcador, a los 21’ de juego, mediante el interior derecho, Bagnoli, que aprovechó un pase de Mariani. Espoleados por el gol en contra, lo jugadores vascos insistieron en sus ataques para neutralizar la ventaja conseguida por los milaneses. Artetxe, Gainza y Markaida desaprovecharon grandes oportunidades de igualar el marcador. El Athletic no igualó el marcador por verdadera mala suerte. El primer tiempo finalizó con la ventaja de los italianos por uno a cero.

“Fue un partido raro. Estábamos muertos. Ni fútbol ni nada. Se nos subían las bolas por el esfuerzo realizado. Fue uno de los partidos que no pudimos jugar como el Athletic, aquel Athletic que ganaba a fuerza de correr y de luchar los noventa minutos. Y encima nos ponen a jugar contra el Milán que tenía un equipazo. Y eso que conseguimos empatar a pesar de todo”.

1956 FINAL COPA LATINA

Uno de los goles del Milán en la Final de la Copa Latina.

La segunda parte comenzó como había acabado la primera con el Athletic volcado sobre la portería milanesa. El acoso dio sus frutos a los 52’ con un gol de Artetxe mediante un fuerte disparo que cogió totalmente descolado a Buffon. El Athletic había conseguido la proeza de empatar el partido pero ya no tendría fuerzas para más. Habían dejado todo lo que tenían en el campo y el Milán se aprovechó de ello. A falta de 20 minutos para finalizar el partido, Del Monte conseguiría batir otra vez a Carmelo y en el minuto 86 Schiaffino conseguiría el tercero y último gol para los milaneses. Durante los últimos minutos los rojiblancos intentaron reducir la diferencia cosa que no consiguieron. El 3-1 final no hacía justicia a lo sucedido en el terreno de juego.

“A pesar de la derrota nosotros seguíamos contentos. Lo importante para nosotros fue ganar la final de Copa. Además parecía como si los italianos tenían que ganar a la fuerza. Pero las pasaron canutas para ganarnos. Estábamos 1-1 y no podíamos más. Estaba todo el mundo agotado. Eneko tuvo dos oportunidades terribles. Qué gran jugador era! Se peleó con todos los italianos. Junto a Zarra, sin duda, el mejor delantero centro de toda la historia del Athletic. Les podíamos haber ganado pero bien de verdad.”

1956 COPA LATINA PRESIDENTE MILAN

Al día siguiente, la expedición rojiblanca se trasladó a Roma para visitar al Papa Pío XII quien les recibió en sus aposentos privados y desde allí se trasladarían a Bilbao días después.

“Tengo una foto con el Papa. Me impresionó. Era muy serio. Nosotros esperando, toda la borregada ahí, y sale por una puerta, todo de blanco. Me impresionó de verdad. Qué impresión!. El Athletic era muy religioso. Siempre rezábamos un padre nuestro antes de los partidos. Creo que todavía lo hacen los jugadores de ahora. Yo no sé si el Papa cantó el Alirón como decían las crónicas de entonces. Yo no le oí. Hablaba en italiano. A mí me impresionó la seriedad que tenía el tío.”

1956 CON EL PAPA

El recibimiento en Bilbao, por la Copa conseguida en Madrid fue como nunca se había visto en la Villa. Desde su entrada por Atxuri hasta su llegada al ayuntamiento el camión que les trasladaba no podía casi avanzar del gentío que les había salido a recibir.

“Qué recibimiento. Jo!!. En mi vida había visto una cosa parecida. Entrábamos por Atxuri. Siempre por Atxuri. Aquello, que era! Todavía tengo escalofríos recordándolo. Increíble. Menuda afición tenemos. No sé el tiempo que tardamos en llegar al ayuntamiento. No había visto una cosa igual. Yo que era simplemente un aldeanillo de un caserío de Orobio …”.

Hattricks Rojiblancos

Hagamos memoria de los Hattricks en San Mamés conseguidos por el Athletic …

El primero en conseguir un Hattrick en San Mamés en Copa fue el delantero del Athletic, Alfonso González Gorbeña “Apón”, que había debutado esa misma temporada (1913-1914) consiguiendo 3 goles en semifinales de Copa contra el Vigo Sporting el 29 de marzo de 1914. Como anécdota, después de conseguir esos tres goles Apón, el mítico “Pichichi” metería 4 goles seguidos en ese mismo partido.

Pero el primer goleador que alcanzó en partido oficial esa cifra en San Mamés fue Félix Zubizarreta el 18 de enero de ese mismo año 1914 en el Campeonato Regional (1913-1914) en partido contra el Irun Sporting Club con resultado final 12-0 a favor de los rojiblancos. Zubizarreta marcó en total 5 goles ese día y le quitó el honor de ser el primero a Severino Zuazo que también en ese partido consiguió 3 goles.

Años más tarde, en la recién inaugurada primera liga de la temporada (1928-1929), sería Carmelo Goinetxea quien conseguiría el primer Hattrick en San Mamés en Liga y le quitaría ese privilegio a Ramón de la Fuente “Lafuente”. Ambos metieron 3 goles cada uno en el segundo partido de liga contra el Espanyol con resultado final de 9-0 a favor de los nuestros, el 17 de Febrero de 1929. Lafuente lograría otro Hattrick en el siguiente partido contra el Racing en los Campos de Sport del Sardinero siendo el primer rojiblanco en conseguir dos consecutivos en la Liga. Iraragorri también lograría dos Hattrick consecutivos la temporada siguiente.

El último Hattrick en San Mamés en la Liga. Los Socios del Athletic no veíamos 3 goles de un jugador rojiblanco en San Mamés en Liga desde hace más de 17 años, en el campeonato 1996-1997. Ismael Urzaiz lo conseguía con el equipo que entrenaba Luis Fernández el 16 de febrero de 1997 con Josu Urrutia de testigo. Julen Guerrero lo lograría también unos meses antes redondeando una tarde mágica en San Mamés ganado 6-0 al Logroñes, el 27 de Octubre de 1996. Por cierto, como curiosidad, nuestro presidente Josu Urrutia también estaba en el campo y el guardameta que recibía los goles también era vizcaíno y más concretamente de Durango, Andoni Cedrún hijo del mítico Carmelo Cedrún, que después de haber pertenecido al Athletic, al Cádiz y Real Zaragoza, jugaba su última temporada en el equipo de Logroño.

Para saber quién fue el primero en marcar un hattrick en la Copa de Europa en San Mamés nos trasladamos a aquella fantástica eliminatoria de la temporada de 1956-1957, donde nos eliminó en cuartos de final el fabuloso Manchester United de los “Busby boys” habiendo eliminado al Oporto portugués y al mítico Honved de Puskas. Pues en Dieciseisavos de final, el 26 de Septiembre de 1956, Jose Luis Artetxe también consiguió meter 3 goles en un partido, uno de Penalty.

En Copa de la Uefa, el primero en conseguir un Hattrick en San Mamés fue Daniel Ruiz Bazán, el mítico “Dani”. Fue en la temporada 1976-1977, donde tanto en la Copa de la Uefa como en la Copa llegamos a la final perdiéndolas como todos sabemos contra la Juventus de Turín y contra el Betis (Iribar es Cojonudo). Pues el delantero de Sopuerta en la primera eliminatoria de la Uefa, el 29 de Septiembre de 1976, le endosó 3 chicharros al portero Rothermel del impronunciable equipo húngaro Ujpest Dozsa finalizando el partido 5-0 con otros dos goles de Rojo I.

Como anécdota, allá por el lejano 16 de marzo de 1902, en el primer partido amistoso internacional que se tiene constancia disputado por el equipo Bizcaya, y dos meses antes de conseguir la primera Copa para Bilbao, el mítico Juanito Astorquia consiguió 3 goles y el inglés William Llewellyn Dyer otros 4 goles, consiguiendo un resultado final de 7-0 contra el equipo de Burdeaux, Burdigala.

Para finalizar con este repaso a los Hattrick rojiblancos, el primer Hattrick oficial de la historia del Athletic Club fue fuera de San Mamés y en concreto en la primera Copa disputada en Madrid en mayo de 1902, donde Walter Ewans consiguió 3 goles en el primer partido de ese Campeonato el 13 de Mayo de 1902 en Madrid venciendo por 5 a 1 al Espanyol de Barcelona. Además al día siguiente el inglés William Llewellyn Dyer conseguía 4 goles él solito clasificándonos para la Final que ganaríamos al Barcelona al día siguiente por 2-1.

Así pues Aritz Aduriz ha entrado hoy en el Olimpo de los Dioses rojiblancos, consiguiendo el primer Hattrick en la nueva historia de San Mamés.

Eskerrik Asko, Aritz.-