El recibimiento al Athletic campeón de 1915

 

Lunes – 03 de Mayo de 1915.- Llegada de los equipiers a Bilbao.-

Según se había anunciado a las 8:40 llegó procedente de Donosti el equipo del Athletic que en Irun había conquistado por segunda vez consecutiva, y séptima alterna, el campeonato de España de Foot-ball contendiendo esta vez con el Español de Barcelona ganado el título de Campeón de 1915.

1915 ALINEACION ATHLETIC CAMPEON COPA EUSKO

Por acuerdo de la Directiva del Club se habían suprimido músicas y cohetes para el recibimiento. La directiva del Athletic dispuso que el recibimiento no fuera “estruendoso ni bullanguero” por la desgracia ocurrida la noche anterior en la estación de Deba, cuando regresaba el tren especial que se organizó para presenciar el match, de la que fue víctima el joven Agustín Kortadi, al cual atropelló el tren, muriendo a las tres horas de ocurrido el accidente. El joven era uno de los expedicionarios que habían acudido a presenciar el partido. Según parece se apeó en unión de otros amigos en la estación de Deba, donde el tren se había parado algunos momentos. Al intentar entrar en el tren, resbaló, cayendo a la vía y el convoy compuesto de unas veinte unidades pasó por encima cortándole ambas piernas. A pesar de los cuidados murió horas después.

A pesar de todo, a recibir al equipo campeón acudió un gentío inmenso, algunos de ellos con antorchas encendidas y con tamboril que se situaron en la Plaza del Mercado antiguo, plaza de los Santos Juanes y calle de Atxuri, así como en las calles cercanas a la Estación de los Ferrocarriles Vascongados. Desde media hora antes de la llegada del tren era casi imposible el circular por aquellos sitios, tal era el gentío que allí se congregó. Los balcones de las casas de Atxuri estaban atestadas de gente, ansiosa de saludar a los campeones.

En las inmediaciones de la estación la gente era contenida por guardias de seguridad, dejando libres las puertas para que pudieran salir los viajeros. El andén de la estación se hallaba lleno de público en el que figuraba la Directiva del Athletic, representantes de las Directivas del Arenas Club, Ariñ Sport, Club Deportivo y muchos socios de estas Sociedades. También se hallaba en el andén el Alcalde de Bilbao, Marco Gardoki.

A la hora indicada 8:40 llegó el tren, desbordándose el entusiasmo entre “goras, aplausos y hurras”. Al descender del coche, los bravos equipiers fueron saludados con una estruendosa ovación. El alcalde saludó estrechando la mano del presidente del Club campeón y al Capitán del equipo, y, descubriéndose dio un “¡Viva Bilbao!”, que fue contestado por la multitud.

Entre abrazos y apretones de manos los once jugadores del equipo, con el capitán Izeta, quien llevaba la copa del campeonato donada por el Rey, llegaron hasta el carruaje que, al afecto, estaba preparado. Unos entusiastas sacaron a Cabieces, héroe del partido, a hombros. Izeta se colocó en el pescante del coche, llevando la Copa ganada. Al aparecer en la calle los campeones, el gentío que esperaba frente a la estación les tributó una ovación indescriptible y los ¡Hurras! y ¡Goras! se sucedieron. Inmediatamente se organizó la comitiva.

Con gran trabajo se pusieron se pusieron en marcha los carruajes y su comitiva. Delante iban unos cuantos jóvenes con hachas luminosas y unos letreros con las inscripciones “¡Viva al Athletic!, “Hurra a los campeones” y “Bilbao saluda al Athletic”. Seguía el coche donde iban los equipiers y otro donde iba el entrenador inglés, William Barnes, y el equipo reserva. Detrás marchaban varios coches del Arenas Club, Club Deportivo, Directiva del Athletic y Ariñ Sport decorados con sus respectivas banderas donde iban los presidentes y directivos de los Clubs citados. Otros coches eran ocupados por socios del Athletic. Nunca se había visto en Bilbao un recibimiento parecido.

La única nota discordante fue la presencia de un grupo de jóvenes que irrumpieron entre los manifestantes llevando una bandera española de una entidad política, requetés jaimistas, sin tener en cuenta que la manifestación sólo se trataba de dar al Athletic la bienvenida y felicitación por su colosal triunfo de Irun. Parece que ésta fue la causa de algunos incidentes que hubo en el trayecto que recorrió la comitiva. Se dieron varios vivas a España.

En todo el trayecto que recorrió la comitiva por la Ribera al Arenal, puente, calle y plaza de la Estación, hasta el domicilio social del Athletic, calle Hurtado de Amézaga, fueron muy aplaudidos los equipiers. En el Arenal y en el puente de Isabel II el gentío era inmenso. Al llegar al domicilio social fueron nuevamente ovacionados que se hizo interminable cuando llegó el entrenador. Se dieron vivas a Bilbao, al Athletic y al entrenador. En los salones de la Sociedad reinó toda la noche gran animación y mucha alegría por el triunfo obtenido.

Hubo en la celebración mucha seriedad, pues todos recordaban la muerte del joven Kortadi, muerte que había impresionado mucho, y muy particularmente a los equipiers del Athletic pues el difunto era primo carnal de Luis Kortadi, jugador del equipo. Por este motivo en la manifestación no hubo ni la menor algazara tal y como había solicitado el Club. Los equipiers comentaron que en Zarauz, Mendaro, Deba, Elgoibar, Eibar, Durango y otros puntos habían sido obsequiados con banderitas y meriendas por entusiastas deportistas de dichas localidades.

Martes/Viernes – 04/07 de Mayo de 1915.- Preparación del homenaje.-

Al día siguiente se constituye una Comisión organizadora del homenaje a los campeones de 1915 formada por críticos de los diarios locales siendo presidida por el entusiasta sportman D. Antxon Bandrés, presidente del Club Deportivo Bilbao.

La base del homenaje sería un banquete, que se celebraría el sábado siguiente, a las ocho de la noche, sirviéndolo el acreditado Hotel Arana. La comisión deseaba que el banquete sea celebrado en lugar, a ser posible, al aire libre y condiciones de la mayor amenidad para el gran número de gente que ha de acudir y para que la fiesta resultara por todos los conceptos espléndida. Desde esa misma tarde, a las dos, empiezan a venderse las tarjetas para el banquete. El lugar de venta sería la sede social del Athletic en Hurtado Amézaga, 6, bajo. El precio del cubierto sería de cinco pesetas. La venta de tarjetas quedaría cerrada el viernes, a medio día, improrrogablemente. Podrían asistir al banquete cuantos lo desearan y no solo los socios.

Como el homenaje había de originar muchos gastos, se abrió una suscripción para que las distintas entidades y personas conocidas pudieran contribuir. La suscripción fue iniciada por la Comisión organziadora con 100 pesetas. El Athletic, en su deseo de que la fiesta fuera lo más brillante posible donó 250 pesetas.

El local que escogió, en un principio, la comisión para la fiesta fue el Campos de Sport. Sus condiciones no podían ser más excelentes. La junta de Campos de Sport cedió todos sus locales generosamente. Si acompañaba el tiempo el banquete se celebraría en los amplios y preciosos terrenos de tennis. Todos los terrenos estarían profusamente adornados e iluminados. Si el tiempo no acompañaba, el banquete tendrían lugar en los salones cubiertos de Campos de Sport. Días después por motivo de la climatología se cambiaría el local.

A su vez, el Athletic con objeto de obtener una fotografía rogó a sus jugadores a acudir al Campo de San Mames la misma mañana del homenaje. Los citados fueron los miembros de la Junta Directiva, Ibarretxe, Solaun, Hurtado, Mestraitua, JM Belauste, Cabieces, R. Belauste, Izeta, Zubizarreta, Moreno (Pichichi), German Etxebarria, Egia, Apón, Kortadi, Otxandiano, Acedo y Cortina. Curiosamente el jugador Mestritua no pudo asistir a la convocatoria siendo sustituido por otra persona del Club, Gojenuri, el cuidador del campo, y posteriormente se le cambió la cara por la del jugador rojiblanco.

ATHLETIC 1915 (2)

Veis el montaje? Mestritua es el tercero de la derecha en la fila del medio.

La suscripción seguía con nuevos donativos: Club Deportivo, 50 pesetas; Ariñ Sport, 50; Centro Vasco, 50; Club Bambino, 5; D. Leopoldo Moyua, 5; D. Manuel Arrizabalaga, 5; D. Guillermo Ibañez, 5; D. Angel Anguiano, 25; Una costurera, 1,5; D. José Díaz de Terán, 5; D. Luis Rousse, 1; …

Como comentábamos anteriormente, desgraciadamente, el tiempo se presentaba malo para el día del banquete por lo que la Comisión organizadora cambió el lugar del homenaje a los amplísimos salones que el Hotel Arana tenía en la estación de Atxuri. Este cambio fue anunciado en los diarios locales, en el local del Athletic y en el estanco del Boulevard.

Asimismo, para que el homenaje resultara lo más ameno posible, la Comisión dispuso un concurso libre de improvisación de chirenadas por grupos o individuales. Se pedía que nadie se excediera en sus facultades físicas y que cada uno se divertiera en proporción a su buen humor. La Comisión compadecía a los tristes y lamentaba no contar con medios para aliviar su desgracia. Se concedrían premios consistentes en vales para “refrescos de doble intención” a los que realicen alguna hazaña, hagan chistes, etc… Se organizarían carreras de velocidad y se establecerían records con arreglo a las circunstancias. Serían cronometrados por el que entre los presentes tuviera la vista más clara. Para hacer una reposada digestión de la comida se formarán equipos de cinco que se disputarán los vales, tirando de la cuerda, motores, golpes por malos chistes y por descuidos en el cumplimiento de las Ordenanzas municipales.

Los comerciantes de bilbao solicitaron a la Comisión organziadora el retraso del comienzo del banquete de las ocho a las nueve al no poder acudir hasta esa hora por sus ocupaciones profesionales. La comisión retrasó el comienzo de las actividades a la hora indicada por los comerciantes.

El menú consistiría en: Entremeses, Paella a la Valenciana, Colas de Merluza, Rosbeaf a la inglesa, Mantecado, Frutas, dulces y quesos, todo regado con vino.

La lista de los suscriptores seguía subiendo: Arenas Club, 25 ptas; Sociedad Vizcaína, 100; D. Mariano Vázquez, fijador de carteles; D. Mario Arana, 25; D. Pedro Guimón, 3;D. Martin Alkorta, 2; …

La Sociedad de los Campos Eliseos también dedicaría su fiesta de la tarde del domingo a los campeones que serían invitados a ella. En su honor se celebrarían diversos festejos, quemándose a la noche en los Cañpos Eliseos una bonita colección de fuegos artificiales.

Sábado – 08 de Mayo de 1915.- El Homenaje.-

ATHLETIC 1915

Como decíamos el homenaje, por motivos climatológicos se celebró en el restaurante que el conocido Sr. Arana poseía en la estación de Atxuri. Los dos grandes comedores estaban ocupadas por mesas convenientemente colocadas. En el comedor principal estaba la mesa presidencial. A las nueve comenzó el banquete.

Poco antes de esa hora entró en el restaurante el célebre boxeador campeón munidal de los pesos pesados Jack Johnson que había sido invitado al encontrarse casualmente en Bilbao, después de perder su título mundial en La Habana contra Jess Willard (José Villar) un americano con padre vasco, de Tafalla concretamente. Según se supo después se dejó ganar. Con él iba su secretario y un amigo. Johnson fue recibido con una ovación formidable, escuchándose varios vivas al boxeador. Éste entró con sombrero en mano, saludando.

JACK JOHNSON

Jack Johnson

Seguidamente, los comensales fueron colocándose en sus puestos. La presidencia fue ocupada por el alcalde Sr. Marco y Gardoki. A su derecha estaban el presidente del Athletic, don Alejandro de la Sota; el boxeador Johnson; D. Juan Arzuaga; el secretario de la Real Sociedad, D. Luis Alegre; el presidente de Campos de Sport, Sr. Irigoien; D. Evaristo Arbaiza y los redactores Isasi y de Franciso miembros de la prensa.

A la izquierda, el capitán del Athletic, Sr. Izeta; el presidente de la Comisión y presidente del Club Deportivo, D. Antonio Bandrés; por la Federación Norte, el presidente del Arenas Club, D. Ramón Etxague; D. Pedro Astigarraga; D. Félix Serrano, presidente del Ariñ Sport; Sr. Musatadi, médico del Athletic; D. Jose Camiña, D. Eduardo Moreno; D. José Zarraoa y el famoso redactor Sr. Mateos.

En torno a una mesa colocada en el centro tomaron asiento los equipiers campeones, el entrenador Mr. Barnes y D. Manuel Ansoleaga.

Al banquete asistieron unos 250 comensales entre los que se encontraban entre otros los Sres Leturia y Alegre en representación de la Real Sociedad y D. Luis Aritourteva del Jolastokieta. El banquete fue excelente, admirablemente servido por el Sr. Arana.

La alegría que reinó durante la comida fue grandísima dándose frecuentes vivas al club campeón. El acto fue amenizado por una banda de la Asociación musical y otra de tamborileros. Cuando el tamboril tocaba una pieza, se levantó Johnson, poniéndose a bailar un baile inglés. Su gran humor fue premiado con grandes aplausos. La banda también tocó el Alirón, siendo coreado por todos los comensales. Durante la cena Johnson firmó infinidad de autógrafos.

A los postres se levantó a hablar el alcalde, diciendo que la Comisión había acordado con muy buen criterio los brindis pero le encargó el ofrecimiento de amigos al vencedor del campeonato. Una gran ovación premió el breve discurso del alcalde y del posterior del presidente de la Federación Norte, Sr. Etxague, quien también era presidente del Arenas Club.

A continuación habló el equipier Ramón Belausteguigoitia, en nombre del equipo campeón. Sus primeras palabras fueron para agredecer al alcalde su asistencia al acto y para Mr. Johnson. Saludo a la Comisión organizadora del homenaje, al presidente de ésta Sr. Bandrés y a todos los presentes. Nadie se imaginaba que había jugado su último partido oficial con el Athletic ya que poco después partiría hacia Paris.

El Sr. Bandrés dió cuenta, por su parte, de que el señor abásolo había regalado un cronómetro para que fuese sorteado por los equipiers vencedores. El alcalde sacó la papeleta, correspondiéndole en suerte al capitán del equipo, Sr. Izeta. También se leyeron telegramas y adhesiones de diferentes entidades y personalidades como el Llodio Club, Julio Eguskiza, Alejandro Acha, José Berraondo, el Sr. Ruete, presidente del Athletic de Madrid, etc…

Finalmente se dieron varios hurras al equipo campeón, a Johnson, al entrenador y a los representantes donostiarras, terminando todos cantando el Alirón. Finalizó la agradable fiesta haciendo votos, por todos los reunidos, para que en largos años quede entre los vascos la preciada Copa del Campeonato.

Al año siguiente, y por tercer año consecutivo, el Athletic volvería a consquistar la Copa consiguiéndola en su propiedad.

Los abuelos del Athletic jugaron contra el Espanyol en 1902

Hace más de un siglo el “Bizcaya” y el Espanyol disputaron su primer partido oficial, siendo el primer partido oficial disputado en la península dentro del Torneo Copa de la Coronación de 1902.

Athletic 1902

En 1902 con motivo de la mayoría de edad del rey Alfonso XIII y su consiguiente jura de la Constitución Española, el Barcelones Juan Padrós, presidente y fundador del Madrid FC apenas un mes antes, organizó un Concurso de Football donde se debería discernir quien era el mejor equipo del incipiente deporte en España. El campeón de dicho torneo recibiría la llamada Copa de la Coronación donada por el rey apodado “el africano”.

El “Madrid Polo Club” cedió para la realización de los partidos una de sus pistas del Hipódromo de la Castellana, que presentaba según recogen las crónicas un magnífico aspecto llenando toda la circunferencia de la pista triple fila de sillas completamente ocupadas por espectadores, predominando las señoras en número considerable. En el resto de la pista se notaban jinetes y carruajes en regular número. Sin duda reinaba una gran expectación por ser muchos los que no conocían dicho juego.

Los jugadores se quejarían más tarde de las excesivas dimensiones del terreno de juego (110×90), así como del estado del terreno de juego que muchas zonas del campo no disponía de hierba. Como nota curiosa, antes del torneo el campo hubo de ser limpiado del estiércol de las caballerizas que trotaban por su uso como campo de Polo. Los organizadores dispusieron de inyecciones contra el tétano para los jugadores. Sin duda, eran otros tiempos.

El histórico primer partido, pues sería el primer partido de Copa de la historia del football en la península (aunque algunos no lo ven así), tocó en sorteo que lo disputasen los “Teams” del Bizcaya y el Espanyol. El equipo bilbaíno era una selección de los dos equipos existentes en Bilbao, el Athletic y el Bilbao FC, que se había formado meses antes para disputar dos partidos “internacionales” contra el equipo francés del Burdigalia. El Espanyol era un equipo de la capital catalana que en contraposición con el FC Barcelona disponía en sus estatutos la obligación de que todos sus componentes deberían ser nacionales.

El partido comenzó a las 9 de la mañana del martes 13 de Mayo de 1902. Como anécdota, tanto el Bizcaya como el Espanyol se presentaron luciendo ambos uniformes blancos y ante la negativa de los bilbaínos a modificar el suyo el equipo barcelonés utilizó una cinta encarnada en el brazo.

Bajo las órdenes del árbitro Mr. Morris, quien jugaba con el FC Barcelona dicho campeonato aunque estaba como sus hermanos bajo la disciplina del equipo  del Hispania Athletic Club de Barcelona, el Bizcaya y el Espanyol alinearon sus mejores onces disponibles.

Arana L.; Larrañaga, Arana JM; Goiri, Ugalde, Silva R.; Sota, Astorquia (Cap.), Dyer, Cazeaux, Evans por el equipo bilbaíno.

Mora; Soler, Carril (Cap.);  Galiardo G., Galiardo A., Ruiz; Ruiz, Ponz, Montells, Peña, Méndez por los catalanes.

Había sensibles bajas en los primeros bandos de ambos equipos pues a pesar de jugarse en época festiva de Semana Santa algunos componentes no pudieron desplazarse hasta Madrid. Además, en un entrenamiento días antes, uno de los hermanos Silva se había partido la lengua en un fuerte choque contra su propio hermano Ramón. Otra sensible baja de los bilbaínos sería Enrique González Careaga, el gran zaguero, capitán y presidente del Bilbao FC. A pesar de ello el Bizcaya disponía de un equipo espectacular pues además de los ingleses tanto Larrañaga, Astorquia y Sota habían jugado al football en su estancia en Inglaterra.

1902 JUAN ASTORQUIA

“Juanito” Astorquia, mito fundacional del Athletic

Como decíamos, se abrió el concurso con este partido a las 9 de la mañana. El primer tanto lo logró el equipo barcelonés sorprendiendo al Bizcaya aunque el equipo bilbaíno logró reponerse consiguiendo tres goles en la primera parte y dos más en la segunda, uno de ellos de castigo, ganando en definitiva el Bizcaya por 5 tantos a 1. Los goles bilbaínos fueron obra de Evans (3), Dyer (de penalti) y el capitán del equipo “Juanito” Astorquia. El gol del honor del Espanyol fue obra de Ponz. Las crónicas recogen que el juego gustó y que se aplaudieron los tantos, las buenas jugadas y que los vencedores fueron vitoreados.

El Bizcaya seguía adelante en lo que sería a la postre su primer trofeo Copero, la Copa de 1902 confirmando lo que meses atrás había salido publicado después de las victorias bilbaínas contra el Burdigalia en el “L’Auto-Vélo” francés, el Bizcaya es …  el mejor equipo de la península.

Pichichi ha muerto

Tal día como hoy, en el año 1922, moría una leyenda del Athletic, Pichichi.

PICHICHI

1922-03 ESQUELA PICHICHI

El Noticiero Bilbaíno, reflejaba así su fallecimiento.

1922-03 PICHICHI HA MUERTO

Pero no sólo la prensa vizcaína reflejo el suceso.

1922-03 PICHICHI HA MUERTO DIARI DE VALENCIA

Diari de Valencia

1922-03 PICHICHI HA MUERTO EL PUEBLO MANCHEGO

El Pueblo Manchego

El siguiente domingo, toda la afición, le rindió un emotivo homenaje en San Mamés. El Athletic y el Arenas disputaron un partido en su honor donde los Areneros ganaron por 2-1.

1922-03 CARTEL HOMENAJE POSTUMO PICHICHI

1922 HOMENAJE POSTUMO A PITXITXI ATHLETIC 1 ARENAS 2

Incluso después la afición le rendía otros homenajes como en Haro (La Rioja).

1922-03 POR EL ALMA DE PICHICHI DIARIO DE LA RIOJA

El Athletic, en Diciembre de 1926, le homenajeaba con un busto de Quintín de La Torre que desde entonces preside La Catedral y los equipos que visitan por primera vez San Mames le rinden tributo con un ramo de flores.

1926-12 MONUMENTO PICHICHI INAUGURACION CALIDAD

Arenas y Athletic el día de la inauguración del busto de Pichichi.

1927-01 SM MTK RAMO FLORES PICHICHI

MTK, primer equipo en rendir homenaje a Pichichi.

1927-05 MOTHERWELL FLORES PICHICHI

MotherWell

1927-05 OSASUNA RAMO FLORES PICHICHI

Osasuna

1928 ATLETICO MADRID RAMO A PICHICHI

Atlético Madrid

1928 BARCELONA RAMO DE FLORES

FC Barcelona.

Era el comienzo de una Leyenda …. Pichichi, siempre en el recuerdo.

Cien años de Athletic – Barça en San Mamés.

Se acaba de cumplir el centenario de la primera visita del equipo azulgrana a San Mamés. Después del primer partido entre la Euskal Selekzioa y la selección catalana disputado a principios de enero de 1915 (6-1 a favor de los vascos) y antes del segundo partido que se disputaría en febrero, el Barcelona visitó San Mamés por primera vez un 31 de enero de 1915, hace justo ahora 100 años. Una efeméride que junto a la próxima visita el domingo del equipo blaugrana a San Mamés invita a un pormenorizado repaso de la historia de los enfrentamientos entre ambos equipos llenos de anécdotas.

(1915) El primer duelo en San Mamés. El Barça se midió por primera vez al Athletic en San Mamés el 31 de enero 1915. Fue un amistoso que terminó con empate a un gol. El mítico Pichichi sería el primer goleador del Athletic Club con un típico zambombazo suyo. Dos días después los Leones ganarían por 5-0 con goles de Belauste, Pichichi y tres goles de Luis Iceta.

1915 ATHLETIC BARCELONA

Luis Iceta preparado para rematar en el primer partido de hace 100 años.

(1915) Otras dos victorias rojiblancas. El 31 de octubre y el día de Todos los Santos de 1915 se volverían a jugar otros dos partidos contra los catalanes con victorias bilbaínas 3-2 y 4-0. En ambos partidos jugaría un jovencísimo Sabino Bilbao de 17 años que años después sería mítico jugador rojiblanco. En el segundo partido Zubizarreta conseguiría un hat-trick.

1915 ATHLETIC BARCELONA 4-0

Equipo culé que perdió 4-0 en San Mamés.

(1916) Diecisiete goles en dos partidos. El 8 y 10 de diciembre de 1916, el imbatible equipo rojiblanco conseguiría la increíble cifra de diecisiete goles en dos partidos, 9-1 y 8-0. Esta vez Pichichi, “sólo” consiguió meter la friolera de nueve goles entre los dos partidos.

(1920) Zamora ovacionado en San Mamés. Cuatro años después se jugarían otros dos partidos entre el Athletic Club y FC Barcelona en diciembre de 1920. El resultado sería 2-2 y 3-2 a favor de los de San Mamés. Zamora sería la estrella de estos partidos siendo largamente ovacionado en La Catedral. Éste sería el último partido de Pichichi ante los culés.

(1922) Dos partidos, otras dos victorias. En diciembre de 1922 se jugarían otros dos partidos en San Mamés y el FC Barcelona seguía sin vencer en Bilbao. Ésta vez caerían por 3-2 en el primer partido, con tres goles de Travieso y por 4-1 dos días después con tres goles anulados al equipo rojiblanco por el árbitro Vallana.

1922 BARCELONA

(1923) Serrano de la Mata. El árbitro del partido amistoso disputado en diciembre de 1923, donde Travieso anotaría 4 goles en la goleada bilbaína por 6-0, moriría años después en los sucesos del “Altuna Berri” en la guerra civil junto a otros dos exjugadores del Athletic, Alfonso González Careaga y Jose Antonio Careaga de la Hormaza. Un día antes, el Athletic había conseguido otra victoria por un rotundo 5-2.

(1925) Gol del Lehendakari Agirre. En un partido amistoso disputado el 21 de mayo de 1925, el primer Lehendakari, Jose Antonio Agirre, lograría un gol en la victoria por 3-0 del equipo que entrenaba por aquel entonces Mr. Pentland.

(1925) Suarez y Larraza. Tres días después, el 24 de mayo de 1925, el Athletic ganaría, una vez más, por tres a cero al equipo azulgrana. Dos de los goleadores morirían trágicamente años después. Larraza en un accidente de moto en Arrigorriaga y Suarez quien apareció en una cuneta de una carretera en Alicante durante la guerra civil en 1936.

(1928) Trece años para la primera derrota. Trece años tendrían que pasar desde aquel 1915 para que el Barcelona (y según las crónicas el árbitro, Pedro Escartín, también tuvo algo que ver por sus decisiones arbitrales) derrotara al Athletic en La Catedral. Sería un 21 de febrero de 1928, en el Torneo de Campeones, antesala de la actual Liga, gracias a un solitario gol de Josep Sastre. Ese mismo día el equipo azulgrana depositaría la ofrenda de flores ante el busto de Pichichi de Quintin de la Torre.

(1929) Primer partido de Liga. En marzo de 1.929 el FC Barcelona entrenado por James Bellamy, antiguo exjugador del Arsenal, era derrotado en San Mamés por 5-1 con goles de Unamuno (2), Lafuente (2) y un gol de Graciano, el tío-abuelo de Ander Herrera.

(1930) Campeón Liga de 1929/1930. Un año después, en 1930, con Mr. Pentland en el banquillo rojiblanco, volvía a ganar en casa al equipo de Bellamy por 4-3. Gorostiza a 8 minutos del final rompía el empate a tres que ondeaba desde el descanso y otorgaba su primera liga al equipo rojiblanco. Txirri II conseguiría el gol más rápido (1’) en los duelos entre rojiblancos y azulgranas.

(1930) La Copa en San Mamés. La primera eliminatoria de Copa disputada en San Mamés contra los azulgranas fue un 18 de mayo de 1930. Los pupilos de Mr. Pentland ganarían por la mínima (2-1) con goles de Iraragorri y Gorostiza en semifinales. El camino hacia el primer doblete rojiblanco estaba despejado.

(1930) Último amistoso antes de la guerra. El último amistoso antes de la guerra civil fue en noviembre de 1930 con resultado de empate a 3. Los goles rojiblancos fueron marcados por Uribe, Unamuno y Mandaluniz, quien años después sería “pitxitxi” en la liga francesa.

(1931) La mayor afrenta culé. La mayor derrota que ha sufrido el Barcelona en la Liga ocurrió en San Mamés en febrero de 1931. El Athletic le endosó un escandaloso 12-1 al conjunto azulgrana con siete goles de Agustín Sauto “Bata”.

IMAGENES GOLEADA 12-1

Remate en el partido de la mayor goleada conseguida en San Mamés.

(1933) Doble Hat-trick en un partido. El 24 de diciembre de 1933, Iraragorri y Gorostiza conseguirían tres goles cada uno para el equipo de Patricio Caicedo en la victoria  bilbaína por 6-1.

(1928-51) En veinte temporadas, dos derrotas. En las primeras veinte temporadas de Liga, el Athletic conseguiría 18 victorias y sólo dos derrotas ante los culés, consiguiendo al menos un gol en todos los partidos y en quince de ellos 3 ó más goles.

(1935-1951) Trece victorias consecutivas. Desde la temporada 1935/36 hasta la temporada 1950/51, el Athletic conseguiría ganar siempre al Barcelona en Liga en San Mamés. Trece victorias consecutivas con un balance de 47 goles a favor (más de 3,5 goles por partido) por 22 goles en contra.

(1940) Gol del tío-abuelo de Letizia. Rocasolano II, hermano del abuelo de la vigente reina española Letizia Ortiz, conseguiría un gol en enero de 1940 en un partido épico que los Leones volverían a ganar una vez más. El resultado final sería de 7-5 con un hat-trick del durangués Patxi Garate.

(1943) Hat-trick de Zarra en Liga. En el primer partido que disputó Telmo Zarra en San Mamés contra el Barcelona consiguió tres goles en la victoria bilbaína por 5-2. Panizo y Gainza hicieron los otros goles. Un año antes había sido Unamuno, quien a pesar de fallar un penalti, sería el triple goleador del equipo de Juan Urkizu que ganaba al equipo culé, esta vez, por 6-3.

(1945) Hat-trick de Zarra en Copa.  Quince años después del último enfrentamiento de Copa entre catalanes y vascos en San Mamés, en marzo de 1945 el Athletic, con un equipo de circunstancias, eliminaría al equipo culé por 3-1 en un partido que hizo recordar a los viejos aficionados las jornadas gloriosas.

(1940-1955) Zarra imbatible en San Mamés. Con el ariete rojiblanco en el campo la victoria del equipo rojiblanco en Liga estaba asegurada. En todos los encuentros disputados con Zarra en el campo los puntos en disputa en Liga se quedarían en Bilbao.

(1952) Emilio Aldekoa. Emilio Aldekoa, después de su etapa en el Athletic y Valladolid, sería el primer exrojiblanco que jugaría en San Mamés con el equipo blaugrana en Liga. Fue el día de reyes de 1952 y el “regalo” de los nois fue un abultado 0-3 con goles de Basora (2) y Vila acabando con la racha de 13 victorias consecutivas del Athletic. Fernand Daucik, quien luego entrenaría al Athletic, era el entrenador culé.

EMILIO ALDEKOA

Emilio Aldekoa

(1954) Lesión de Kubala. En mayo de 1954, Arieta I lesionó en partido de semifinales de Copa el menisco y los ligamentos de Kubala, quien estuvo fuera de los terrenos de juego más de cinco meses. Sin embargo, el Athletic Club caería eliminado en Barcelona por el equipo de Ferdinand Daucik que ficharía meses después por el equipo de San Mamés.

(1955) El gol del cojo. En 1955, el defensa Canito se lesionó en el minuto 25. Cambió su posición a la de extremo y, en el minuto 50, cazó un balón muerto y superó a Ramallets. Aquello recibió el nombre de “el gol del cojo”.

(1956) Cabezazo de Maguregui. Un cabezazo de Maguregui en el segundo tiempo resolvió un partido frenéticamente disputado por ambas partes que dejaba la Liga de 1956 en manos del Athletic y la clasificación a la segunda edición de la Copa de Europa y de la Copa Latina.

MAGUREGUI

(1958) Los “Once Aldeanos”. En junio de 1958, los goles de Eneko Arieta y Uribe, ambos en la segunda parte, serían una buena renta para la vuelta copera en Barcelona. Ese año, el Athletic sería campeón una vez más al ganar al Real Madrid en el propio Bernabeu.

(1958) Padre e hijo goleadores. El 15 de junio de 1958, Ignacio Uribe conseguía marcar un gol a Ramallets, imitando a su padre, Luis “Volea” Uribe que 28 años antes había batido a Llorens en un partido amistoso en 1930.

(1960) Remontada en Copa. En junio de 1960, el Athletic de Martim Francisco remontaría un 3-1 adverso cosechado en Barcelona con un 3-0 (goles de Artetxe, Garay y Markaida) en La Catedral. El Barcelona contaba entre sus filas con jugadores como Ramallets, Kubala, Villaverde o Luis Suárez. Sería la última vez que el Athletic supera al Barcelona en una eliminatoria copera a doble partido.

(1963-1970) El ‘Txopo’ imbatible. Desde su primer partido, Iríbar acumularía 481 minutos de imbatibilidad en La Catedral ante el Barça. En su sexto partido, en 1970, Lluís Pujol, a centro de Rexach, puso fin al récord del Txopo.

(1966) Dos hermanos goleadores. En marzo de 1966, Arieta II conseguía el único gol de la victoria del Athletic por 1-0 frente al Barça de Roque Olsen. Eneko y Anton Arieta son los únicos hermanos que han conseguido batir en San Mamés al equipo azulgrana en 100 años.

(1967) Expulsión de Rojo I y Benitez. En septiembre de 1967, “Txetxu” Rojo y el defensa uruguayo del Barcelona Benitez fueron expulsados en el minuto 87. El extremo rojiblanco “explotó” al duro marcaje del azulgrana durante todo el partido. Benítez moriría meses después por una intoxicación de mejillones.

ROJO I

Rojo I

(1968) Bajas de Rojo I y Arieta II. Las bajas obligadas de “Txetxu” Rojo y Anton Arieta en el partido de vuelta de Copa de 1968, que se encontraban disputando el mundial militar en Bagdad al estar cumpliendo la mili obligatoria, restaron capacidad ofensiva al equipo de Ronnie Allen y los leones no pudieron meter ningún gol a Sadurní siendo eliminados en semifinales.

(1968) Javier Clemente. En diciembre de 1968, Javier Clemente disputaría su único partido como jugador contra el equipo azulgrana en San Mamés al lesionarse la siguiente temporada. Era su tercer partido como jugador titular en San Mamés y el resultado final fue de empate a uno.

(1972-1975) Sin goles rojiblancos en 320 minutos. A principios de 1970, el Athletic no pudo marcar ningún gol en varias temporadas ante la puerta azulgrana defendida por Miguel Reina, padre de Pepe Reina, y Sadurní, ganador de tres trofeos Zamora. El central Astrain conseguiría romper la mala racha del equipo rojiblanco en enero de 1975.

(1974) Puñetazo de Villar. En 1974, el actual presidente de la RFEF le asestó un puñetazo en el rostro a Cruyff en su primera visita a San Mamés, en el minuto 36, tras una dura entrada de éste a la altura de la espinilla. El partido finalizaría empate a uno.

1974 VILLAR PUÑETAZO A CRUYFF

(1977) El Barcelona en Copa de Uefa. Después de eliminar al Milán de Rivera, el Athletic ganaría en San Mamés al equipo culé por 2 a 1 en cuartos de final de la Uefa de 1977 con goles de Churruca y Dani de penalti que remontaban el gol inicial de Asensi. Escasa renta aunque suficiente para seguir camino a nuestra primera final europea frente a la Juventus después del épico empate en el Nou Camp dos semanas después.

(1980) Hat-trick de Sarabia. Cuando se cumplía el cincuentenario de la Liga, el 21 de diciembre de 1980, Manolo Sarabia conseguiría tres goles ante la puerta defendida por el vasco Artola en la victoria rojiblanca por 4-1. Noriega completaría los goles vascos y “Tarzán” Migueli el único gol catalán. El anterior Hat-trick rojiblanco había sido conseguido por Artetxe veintidós años antes, en marzo de 1958.

MANU SARABIA CROMO

(1981) Lesión de Schuster. En diciembre de 1981 el jugador alemán caía lesionado en San Mamés por entrada de Goikoetxea lesionándose para el resto de la temporada.

(1981-1985) El equipo Txapeldun. A principios de la década de los 80, el joven equipo de Javier Clemente disputaría partidos de poder a poder en San Mamés con el equipo azulgrana que aún se recuerdan entre los aficionados rojiblancos. Tres victorias, un empate y una derrota fueron los números del rubio de Barakaldo en su primera etapa en el banquillo del Athletic.

(1983) Última victoria copera en San Mamés. El último partido ganado en San Mamés en una eliminatoria de Copa contra el Barça fue en marzo de 1983 con Javier Clemente de entrenador. El solitario gol de la victoria fue conseguido por el capitán Dani de penalti. Quince días después el Athletic sería eliminado por el equipo de Cesar Luis Menotti con un 3-0.

(1983-84) Diego Armando Maradona. El jugador argentino llegó a jugar tres partidos en San Mamés consiguiendo tres goles con la camiseta blaugrana en las dos temporadas que estuvo en Barcelona.

(1987-89) Howard Kendall invicto. Con el inglés en el banquillo, temporadas 87-88 y 88-89, se consiguieron dos victorias por la mínima (1-0 y 3-2). Los entrenadores del Barça eran Luis Aragonés y Johan Cruyff. El técnico inglés no conocería la derrota en La Catedral contra el equipo blaugrana en Liga.

(1988) Homenaje a Nuñez. En agosto de 1988, se homenajeó a “Txato” Nuñez con un partido entre el equipo de Howard Kendall y el equipo de Johan Cruyff. Ganarían los Leones por 2-1 con goles de Sarriugarte y Mendiguren.

(1988) Tres exrojiblancos en la alineación del Barcelona. El 10 de diciembre de 1988, en la victoria del Athletic 3-2 sobre los culés, Johan Cruyff alineó a tres jugadores que habían pertenecido a la plantilla del Athletic, Zubizarreta, Julio Salinas y el actual entrenador del Athletic, Ernesto Valverde. En la siguiente temporada volvería a alinear a tres jugadores, ésta vez jugarían Zubi, Julio Salinas y Alexanco, ganado 1-2 con dos goles de Begiristain.

(1991) La mayor humillación rojiblanca. En 1991, el Athletic de Javier Clemente recibiría su mayor derrota al ser vencido por 0-6, con cuatro goles de Stoichkov, otro de Bakero y otro de Julio Salinas. En el equipo rojiblanco jugaba el actual entrenador Ernesto Valverde y en el entrenado por Carles Rexach seis vascos, Zubizarreta, Alexanco, Bakero, Goikoetxea, Begiristain y Julio Salinas.

(1993) Victoria al “Dream Team”. Al final de la Liga de 1993, el Athletic de Jupp Heynckes conseguiría ganar al campeón de Europa de Johan Cruiff con un gol de Ritxi Mendiguren desde fuera del área. El Athletic llevaba tres derrotas consecutivas en San Mamés.

(1999) Pasillo al campeón azulgrana. El equipo de Van Gaal ganó la Liga de 1999 en Vitoria contra el Alavés (1-4) y el Athletic le hizo pasillo en la jornada siguiente. El partido terminó 1-3. Guardiola y Felipe Gurendez fueron expulsados.

(2000) Expulsión del “Presi”. Josu Urrutia, actual presidente del Athletic Club sería expulsado por doble amarilla en septiembre de 2000. Minutos antes Dutruel también había ido a vestuarios antes de tiempo. Larrazabal (dos goles de penalti) y Yeste serían los goleadores del Athletic en una trabajada victoria por 3-1.

(2002) Karmelo Bernaola. En junio de 2002 moría el gran compositor de música vasco Karmelo Bernaola quien sería homenajeado al inicio del primer partido de liga disputado en San Mamés la temporada 2002/03 con un saque de honor realizado por su hijo.

(2003) Minuto de silencio por Javier Uria. El 30 de agosto de 2003, en la primera jornada de Liga, se guardó un minuto de silencio por la muerte del presidente del Athletic Javier Uria durante el verano por un cáncer de garganta.

(2006) Victoria al Campeón de Europa. Tres días después de la victoria azulgrana al Arsenal en París, en mayo de 2006, proclamándose campeón de Europa, el Athletic le derrotaba en San Mamés por tres a uno, con goles de Iraola, Felipe (sería su último partido de rojiblanco) y Oleguer en propia puerta.

(2009 y 1983) Supercopa. Se han disputado dos finales de la Supercopa en San Mamés, ambas contra el Barcelona. Los dos partidos jugados en San Mamés finalizaron con derrota rojiblanca. 1-3 en 1983 y 1-2 en el 2009.

(2000-2014) Siglo XXI. De los quince partidos disputados en el siglo XXI, el Athletic sólo ha podido vencer en tres y empatar en cinco de ellos, consiguiendo en total 16 goles a favor y 21 en contra.

(2011) Último enfrentamiento en Copa. En la temporada 2010/11 el Athletic entrenado por Joaquín Caparrós empataba en San Mamés a uno contra el equipo de Josep Guardiola. El valor doble de los goles en campo contrario daría la eliminatoria a los azulgranas.

(2013) La última victoria en Liga. Todos los aficionados del Athletic recordamos la última victoria de los Leones en San Mamés por uno a cero. Fue  el primero de diciembre de la pasada temporada con un solitario gol de Muniain en el minuto 70.

Debuts de Leones en San Mamés. Once cachorros se hicieron leones en San Mamés contra el Barcelona. Algunos con más suerte que otros. Ochandiano (1929), Ramos (1935), Varela (1943), el recientemente fallecido “Manolín” (1949), Torre (1958), Iñaki Sáez (1962), el “pichichi” Carlos (1970), Beitia (1970), Del Val (1990), Jonan (2003) o, el último en debutar y con casi 500 partidos disputados, Andoni Iraola (2003).

Goleadores históricos. Como no podía ser de otra forma, Zarra es el rojiblanco que más goles ha conseguido meter al equipo catalán entre Liga y Copa en San Mamés (12). Gorostiza (11), Bata (9), Panizo (9) y Unamuno (8) son otros de los goleadores históricos del Athletic. Pichichi conseguiría 13 goles en partidos amistosos disputados en San Mamés antes de la creación de la Liga.

Goleadores en la plantilla actual. De la actual plantilla solamente 4 jugadores han conseguido batir al portero del FC Barcelona en La Catedral en alguna ocasión, Iraola, Toquero, Susaeta y Muniain con un gol cada uno.

Jugadores defensores de ambas camisetas en San Mamés. Hasta nueve jugadores han defendido las dos camisetas en La Catedral en los enfrentamientos entre el Athletic y el FC Barcelona. Aldekoa, Garay, Zabalza, Alexanco, Zubizarreta, Valverde, Goikoetxea, Santi Ezkerro y Julio Salinas. Éste último es el único jugador que ha conseguido gol para ambos equipos.

Entrenadores en los dos banquillos. Ferdinand Daucik y Salvador Artigas son los dos únicos entrenadores que se han sentado en los dos banquillos de San Mamés defendiendo los intereses de los dos equipos en un Athletic-Barcelona. Ralph Kirby también fue entrenador de ambos equipos aunque con el Athletic no llegó a enfrentarse al equipo culé.

Jugadores y entrenadores del Athletic. Roberto Etxebarria, Juanito Urkizu, José Iraragorri, Ángel Zubieta, Piru Gainza, Rafa Iriondo, Koldo Agirre, Iñaki Saez, Javier Clemente, Jose Ángel Iribar, Txetxu Rojo, Txutxi Aranguren, Javi Irureta, Jose Mari Amorrortu, Ernesto Valverde y Félix Sarriugarte, son los 16 entrenadores del Athletic Club que también se enfrentaron al FC Barcelona como jugadores en La Catedral.

Partidos totales en San Mamés. En La Catedral se han disputado en estos 100 años, 83 partidos de Liga, 14 de Copa, 2 de Supercopa, 1 de Copa de la Uefa y 18 partidos amistosos en total. De los 100 partidos oficiales disputados se han ganado 49, empatado 23 y perdido 28. Y de los 18 amistosos se han conseguido ganar 14, 3 empates y una sola derrota.

Cuando Iribar vió las barbas a San Pedro

La temporada 1972-73 no estaba siendo buena. El Athletic llegaba al último partido del año en novena posición. Justo en mitad de la tabla. El cambio de entrenador de ese año, Ronnie Allen por Mirolad Pavic, no estaba dando los frutos deseados. El entrenador de la escuela servia, antiguo jugador del estrella roja de Belgrado, no conseguía hacerse entender con los jugadores rojiblancos. Y no solo era por el idioma. Como venía de entrenar a varios clubs de Bélgica se dirigía a los jugadores en francés e Iñaki Sáez traducía. Los resultados alternaban resultados magníficos, como las victorias contras los dos equipos madrileños en San Mames, con resultados desastrosos. La música que algunas veces ponía en los entrenamientos tampoco les ayudaba mucho según parecía, si bien al final de esta temporada el Athletic conseguiría traer la Copa a Bilbao.

Iribar 1

Como decíamos se llegaba al penúltimo partido de la primera fase y se volvía a perder fuera de Bilbao. Esta vez la derrota era más dura si cabe pues se perdía por 5-1 contra el colista de primera división, el Burgos CF plagado de vascos (entre otros, Jose Luis, hermano mayor de Javier Escalza quien años después triunfaría en el Athletic)  y que lo entrenaba por aquel entonces Román Galarraga quien había sido portero del Real Madrid y Real Sociedad después de la guerra.

Iribar a principios de Enero se empezó a sentir indispuesto. No se encontraba bien. Tenía fiebre por lo que el siguiente partido contra la Real Sociedad lo jugó el portero de Balmaseda Victor Marro. Victoria bilbaína por 2-1 remontando un gol de Boronat en el último cuarto de hora con goles de Lasa y Rojo.

A Iribar en un primer momento le diagnosticaron “amigdalitis críptica”. Unos días de descanso y a entrenar. Se fue a jugar con la selección, hasta Atenas, con victoria por 2-3 contra los griegos. A la vuelta el Athletic, ya con el Txopo en la alineación, ganaba al Málaga de Marcel Domingo (otro portero de después de la guerra quien siendo entrenador del Córdoba les decía a sus jugadores que le echaran tierra a los ojos de Iribar) por 2-0. El portero del equipo andaluz era otro vasco (por aquel entonces había 83 vascos jugando en primera división) muy conocido en San Mames, el vizcaíno Juan Antonio Deusto.

deusto

Después de ese partido, empezó el vía crucis de Iribar. La fiebre no abandonaba el cuerpo del de Zarauz y cada vez se encontraba peor. Los médicos del Athletic, Angulo y Barullo, decidieron ingresarle, el 28 de enero, en el Hospital de Basurto, en el pabellón “Eskuza” más concretamente, para hacerle unos análisis que revelaron que lo que tenía el portero era lo mismo que cincuenta años antes se había llevado a la tumba al ídolo del Athletic Rafael Moreno “Pichichi”, las fiebres tifoideas.

Según diría años después nuestro protagonista, fueron las semanas más duras de su vida. Temblaba y botaba de la cama sin parar por la fiebre, apenas comía y la cama estaba completamente mojada a todas horas. Además todo se complicó con una hemorragia digestiva que le dejaron sin glóbulos rojos. Se le hicieron unas transfusiones de sangre que el doctor Barrallo consiguió de trabajadores de unos grandes almacenes de la Gran Vía cercanos a la plaza circular donde él trabajaba. Jugadores de Lugo también ofrecieron el líquido rojo para la transfusión. Al final, se eligieron a los trabajadores más jóvenes y fuertes para que fueran a donar sangre.

Iribar 2

Al final, el tratamiento dio sus resultados y las fiebres tifoideas remitieron casi veinte días después. No sin dejar una factura de más de 15 kilos en el cuerpo de Iribar. Por todo Bilbao se habían realizado misas para su recuperación.

Para darse cuenta de la gravedad de la enfermedad, Iribar estuvo tres meses de baja antes de su recuperación total. Según reconocería Iribar años después, estuvo muy cerca de la muerte.

Le llegó a ver las barbas a San Pedro, otro portero celestial. Seguramente vio peligrar su puesto de titular allí arriba.

“Piru” Gainza … y San Mames se llenó de pañuelos.

No sólo el regate y el pase, también el gol entró en el repertorio de Agustín Gainza.

Piru Gainza pase

San Mamés guarda muchas de sus jugadas como joyas de brillo inextinguible, pero pocas tienen en el recuerdo tanto relieve como aquella que terminó con un gol al portero valenciano Eduardo Soro, del Nastic de Tarragona, por aquel entonces en la primera división.

Ocurrió en la temporada 1948-49. El Athletic andaba por la Liga con paso vacilante pero en la Copa los “Leones” eran otra cosa. Antes de llegar a la final, en una de las eliminatorias, “Piru” marcó uno de los goles más espectaculares que se hayan visto en el campo bilbaíno.

Gainza se lanzó regateando hacia la portería defendida por Soro, aquel primero de mayo de 1949, dejando atrás a todos los rivales que le salían al paso, uno, dos, tres, …. “Piru” avanzó hasta la meta y, ya cerca de ella, amagó un pase. La falsa insinuación burló al portero que quedó desplazado. Gainza se agarró al poste y entró, abrazado a él, con el balón en la portería. San Mames se llenó de pañuelos.

Piru Gainza gol

Félix Zubizarreta, nuestro delantero centro de hace 100 años

En la década de los años diez del siglo pasado, el nuevo San Mamés congregaba a seis u ocho mil personas presenciando los partidos. Días de lluvia incesante, de granizo, de frío intenso, en que los jugadores en sus frecuentes caídas no besaban el suelo sino el barro. Días, en que las ráfagas de viento mezcladas con fuertes chubascos de agua y de granizo azotaban sin compasión los rostros de los jóvenes, jugadores y espectadores.

Era el Athletic de las tres Copas consecutivas, el recién estadio de San Mames, de las paradas de Ibarreche; la excelente seguridad de los backs Solaun y Hurtado; la media de Iceta, Belauste y Eguía; y la famosa delantera Germán, Pichichi, Zubizarreta, Zuazo y Acedo.

Athletic 1916

Felix Zubizarreta actuaba en la época dorada del Athletic como delantero centro. “Amateur” cien por cien, no conoció los traspasos, ni clausulas en el contrato, ni los salarios de ministro, ni las primas por gol, ni los viajes en avión ni en trenes de lujo, ni las duchas de agua caliente. El dio al fútbol todo lo que era sin limitación.

Ser delantero centro en ese Athletic campeón era sinónimo de valentía. Corto de pierna y menudo de cabeza, Zubizarreta, era un cilindro de músculo. Fuerte, terco, con carácter, su avance no se contenía por nadie ni por nada. Un rodillo para allanar la franja desde el centro del terreno hasta el fondo de la meta contraria. La llamaban “la apisonadora”.

Pesado de aspecto pero con velocidad endiablada, de un tiro duro y ajustado, su remate de cabeza donde habían de rebotar los balones, secos y certeros como balazos, multiplicaban su impulso como si los despidiese el choque con un bloque de piedra natural de Markina. Despreciaba las sutilezas del “dribbling”, su técnica más que burlar, arrollaba.

zubizarreta

Era el prototipo de delantero centro, de los hombre cuña, de los arietes  decididos que iba siempre hacia el balón cuando llegaba a sus pies o a su cabeza de los servicios que le hacían sus compañeros. Atacaba con toda su alma y toda su humanidad, poniendo sus energías todas al servicio de su equipo y de su amor propio.

Consiguió con ese equipo campeón tres Copas Regionales y tres nacionales consecutivas, las que iban desde el año 1914 al 16, consiguiendo la marca de cinco goles en un sólo partido regional y como marca excepcional un hattrick en la final de Copa del año 1916 contra el Real Madrid FC.

En las cuatro temporadas que estuvo vistiendo la camiseta rojiblanca consiguió la fantástica cifra de 26 goles en 29 partidos, casi a un gol por partido disputado. ¿Cuánto costaría un delantero centro así 100 años después?