Manuel Garnica, el “Santo” que metió un gol con el Athletic

La primera visita del Athletico de Madrid a Bilbao fue allá por enero de 1911. Manuel Rodriguez Arzuaga había aportado una cantidad al Club de la corte y el Athletic de Madrid realizaba sus dos primeros desplazamientos de la historia. En los lentos trenes de la época se desplazó primero a Alicante y luego a Bilbao donde disputó un partido en Lamiako contra el Athletic el 1 de enero de 1911.

El equipo del Athletic de Madrid lo formaban: Starmann; Allende, J. de Aldekoa; Mandiola, Ruete y Cárdenas; Smith, Palacios, Garnica, Belaunde y Elorduy.

El equipo del Athletic Club estaba formado por: Cuartango; Arzuaga, Ibaneche; Iza, Belauste J., Belauste S.; Hurtado, Azkarate, Arbaiza, Belauste R. e Iceta.

El resultado del partido fue empate a dos goles y según cuentan las crónicas resultó muy disputado donde se pudieron ver grandes jugadas que fueron muy aplaudidas.

Entre los jugadores alineados por la entonces todavía sucursal podemos descubrir ciertos nombres que nos resultan familiares ya que Roque Allende, Perico Mandiola, Luis Belaunde, Manuel Garnica y Alejandro Smith Ibarra formarían alineación junto a los equipiers de Bilbao, Astorquia, Arzuaga, Iza, Belauste J., Zuazo y Veitch, en la final de Copa de 1911 que el Athletic ganó al Español de Barcelona por 3-1. Por cierto, dos de los goles fueron metidos por jugadores de la sucursal, Belaunde y Garnica.

Este último jugador Manuel Garnica, “Manolón”, que como decíamos metió el último gol del Athletic-Club en aquella final, fue fusilado en 1939 por los republicanos en la guerra civil junto a otros 41 prisioneros, entre ellos el obispo de Teruel. Finalmente el centro-delantero podría acabar Santo ya que fue propuesto al Vaticano por la Conferencia Episcopal y podría ser elevado a los altares. Su caso está enmarcado en un proceso de beatificación de los llamados “Mártires de la Cruzada”, víctimas de ese conflicto. Si el Vaticano da el OK, sería el primer futbolista del Athletic-Club y del mundo en aparecer en estampitas. Curioso.

Volvamos a lo terrenal.

En este partido también jugaban Ramón de Cárdenas que era, el por entonces, presidente del equipo y formaba la media con el siguiente presidente que le sucedió Julián Ruete, que sería el presidente que impulsaría el Athlético de Madrid y que viendo la cara que gastaba entendemos muchas cosas del equipo madrileño. Así mismo, en la delantera encontramos a Juanito Elorduy, de quien ya hablamos en un anterior Post, quien había traído las famosas camisetas rojiblancas a Bilbao un año antes desde Inglaterra.

El Athletic Club jugaba ya con camisetas rojiblancas desde el año anterior (1910) pero el Athletic de Madrid no jugaría de rojiblanco hasta días después, el 22 de enero de 1911, en la segunda edición de la Copa Rodriguez Arzuaga. Vistieron estos colores por primera vez para el Athletic de Madrid, Ramón Cardenas, Pedro Muguruza, Roque Allende, Rafael Rodriguez Arango, Julian Ruete, Pedro Mandiola, Juan Elorduy, Luis Belaunde, Manuel Garnica, Palacios y Alejandro Smith.

Entre primeros jugadores alineados como rojiblancos jugaba como portero el arquitecto franquista Pedro Muguruza, nacido en Elgoibar, quien años después proyectaría el Monumento del Sagrado Corazón de Bilbao y el Monumento del Valle de Los Caídos. Quien sabe si también la Conferencia Episcopal le quiere santificar, no?

De esto hace más de 100 años.

Athletico de madrid

  • Arriba: Cárdenas, Muguruza, Allende
  • Medio: Arango, Ruete, Mandiola.
  • Sentados: Elorduy, Belaunde, Garnica, Palacios, Smith.