El primer partido de la Euskal Selekzioa contra un equipo extranjero

Tras tres derrotas consecutivas del Athletic Club ante el West Ham, con resultados 0-6, 1-4 y 1-3, (la victoria en la Copa días antes le habían pasado factura), los invencibles ingleses se enfrentarían con una Selección Vasca el domingo 22 de Mayo de 1921, convirtiéndose éste partido, aunque no se recoge en ningún listado, en el primero de la Euskal Selekzioa contra un equipo extranjero.

Los seleccionados vascos fueron los siguientes:

  • Jáuregui (Arenas Club).-
  • Vallana (Arenas Club).-
  • Hurtado (Athletic Club).-
  • Eguiazabal (Real Unión Irún).-
  • Gamborena (Real Unión Irún).-
  • José Mari Peña (Arenas Club).-
  • Echeveste (Real Unión Irún).-
  • Pichichi (Athletic Club).-
  • Patricio (Real Unión Irún).-
  • Carmelo (SD Deusto).-
  • Acedo (Athletic Club).-

A pesar de que la Euskal Selekzioa se entendió muy bien y desarrolló un estupendo juego, fue vencida por un goal a cero, consiguiendo el gol de la victoria al minuto de empezado el juego.

La característica en ese partido, fue la rapidez y precisión con que se llevó el juego; tan pronto era cañoneado un portero como el otro, con intervalos de segundos. Los vascos, llegaron a la meta contraria más veces que los ingleses, pero las pocas veces que éstos llegaban, su delantero centro hacía las delicias del público, lanzando enormes punterazos rasos y fuertes con la izquierda, que iban a morir en las manos de Jáuregui.

El equipo inglés, formado por gente veterana, logró el triunfo, no por exceso de juego o acometividad, cosas de que no carecían, ciertamente, sino de los trucos propios de perros viejos, que con gran derroche y dominio pusieron en práctica.

Su principal especialidad, era colocar en offside a los contrarios, de esto hicieron tal uso, que la inmensa mayoría de los avances que iniciaban los vascos, morían convertidos en offside en medio del campo apenas iniciados. El por qué era muy sencillo: porque el back izquierdo, que era un enorme jugador, tenía entre otras la gran habilidad de, en un momento determinado, pasarse a formar en la línea de medios de su equipo y dejar adelantados a los delanteros contrarios. Así fue, que el público que impaciente esperaba el empate, ya estaba cansado, y el equipo, harto de tanto offside y de tanto pito.

Tenían otras artes bastantes peores, tales, como abrazarse “cariñosamente” al contrario, que en un regate les pasaba o al delantero que iba a chutar, de esto abusaron de lo lindo en los cuatro partidos.

Les daba gran ventaja para cambiar rápidamente de juego, la enorme patada que tenían todos estos equipiers. Otra característica de ellos, era la frecuencia con la que usaban el pase atrás, incluso con el portero; esto claro está, lo podían hacer, porque tenían gran entrenamiento y se conocían muy bien entre sí, tal y como recogían las crónicas de entonces.

También tenían algo muy de aplaudir, y es que en ninguno de los cuatro partidos que jugaron se les señaló ni tan sólo una carga al portero contrario, tan pronto como éste cogía el balón, los delanteros ingleses daban por terminada la jugada, sin hacer tan siquiera ademán por cargarle.

De la Euskal Selekzioa, podía decirse que se dieron cuenta desde el primer momento, de la clase de enemigo con quien luchaban, y todos pusieron de su parte cuanto pudieron para que el juego resultara práctico y eficaz, lo cual que no es poco lo consiguieron. De ellos, el mejor, Gamborena, ¡qué manera de jugar de medio centro y qué ovaciones tan justas se ha ganado! Patricio, estuvo  valiente como un Jabato y oportuno, rematando bien centros y corners, que el portero del West Ham, no dejó pasar. Eguiazabal y Echeveste, fueron la parte más floja de los vascos. Jáuregui, Vallana y José Mª Peña, jugaron muy bien, en particular el primero.

gamborena

Gamborena – Real Unión

Carmelo, de interior izquierda, estuvo bien, repartiendo mucho juego, pero indudablemente que su verdadero sitio era la línea de medios. Hurtado, Acedo y “Pichichi”, del Athletic, tuvieron una gran tarde.  Se notó mucho la falta de Sabino en la línea de medios por hallarse contusionado de los partidos anteriores.

En resumen, un gran partido, la afición estaba satisfecha del esfuerzo de los vascos, y el Athletic Club, a quien se le debía el placer de presenciar encuentros de esta categoría, que se veían muy de tarde en tarde, fue el pagano, pues debido al mal tiempo, el público apenas concurrió a los primeros partidos, y el desequilibrio financiero, fue bastante grande.

El West Ham estaba en la Second Division por aquel entonces y subió a la First Division en 1923, llegando ese mismo año a la Final de la FA Cup, la primera de la historia jugada en Wembley. Fue el 28 de abril de 1923 y se perdió 2-0 contra el Bolton Wanderers con el Rey George V en las gradas. Es conocida como la White Horse Final (Final del caballo blanco) ya que debido a la gran aglomeración de personas en el propio terreno de juego (unas 200.000), la policia a caballo tuvo que despejar al gentío, destacando un caballo blanco que acabó como la postal del incidente. Los seguidores Hammers protestaron porque se había perdido mucho tiempo y debía de repetirse, pero por no hacer venir otra vez al Rey, se quedaron con la derrota.

White_Horse_Final1923

WhiteHorse1923_304x337

Impresionantes imágenes de la Final de la FA de 1923 en Wembley. Por cierto, sabíais que en el campo de Wembley se intentó construir antes que un campo de fútbol una torre similar a la Torre Eiffell, la torre Watkin? Pero esa es otra historia.

Rafael Egusquiza

Rafael Egusquiza es uno de esos primeros porteros vascos que hicieron que santifiquemos la portería junto a otros guardametas como Blasco, Zarraonaindia, Urkiaga, Ispizua, Jáuregui, Eizaguirre, Emery y compañía.

Nació en Erandio el 5 de Febrero de 1912. Fue portero del Apurtuarte de Asua antes de fichar por el histórico Arenas Club de Getxo de antes de la Guerra Civil en la temporada 1931 sustituyendo a Jose María Jáuregui que se retiraba ese año y a Tomás Zarraonaindia, hermano mayor del goleador y mítico “Telmo” Zarra, que era el portero titular la última temporada.

La tarea de ser portero titular del Arenas Club no era nada sencilla. Jáuregui había sido el portero en las cuatro finales de Copa disputadas por el equipo. Pertenecía al equipo arenero desde 1913 disputando más de 18 temporadas, no aceptando nunca ninguna de las grandes ofertas que seguramente recibiría por otros Clubes. Era la historia viva del Arenas Club y su memoria estaba todavía muy presente. Tomás Zarraonaindia era un excelente portero. Aunque luego sería menos famoso que su hermano “Telmo”, Tomás había conseguido en la temporada pasada (1930-1931) el tercer “Trofeo Zamora” después de los conseguidos por Ricardo Zamora y Gregorio Blasco como guardameta menos goleado de la temporada.

El Arenas Club de la década de los treinta además de competir en el campo de juego tenía que competir con los demás clubes, con la llegada del profesionalismo al mundo del fútbol, fuera de ellos. Mientras que el club arenero se tenía que desprender de sus grandes jugadores, tales como Emilín o Cilaurren, se tenía que conformar con fichar a jóvenes jugadores del Padura, Erandio Portugalete o Barakaldo para sustituirlos. Los desplazamientos en la recién creada liga española eran cada vez más largos, y numerosos, y con la taquilla que se hacía en Ibaiondo no se podía financiar un Club como el Arenero de un pueblo relativamente pequeño comparado con sus competidores. Pero, sin embargo, tenía suerte ya que Vizcaya era un vivero de grandes jugadores que tenían cualidades magníficas para trabajar con ellos. Vizcaya era como “un gran campo de flores que estaban esperando a ser recogidas” decía Esteban Platko en Enero de 1932.

István (Esteban) Platko era el entrenador húngaro del Arenas Club desde hacía tres años. Era hermano de Franz (Francisco), el menor de los Platko, famoso portero del Barcelona durante siete años (1923-1930) que más adelante sería entrenador además del Barcelona de equipos tan variados como el Arsenal, Celta de Vigo, River Plate, Colo Colo  o Boca Juniors. Hasta Rafael Alberti le dedicó un poema tras la final de Copa de 1928. Esteban, entrenador del Arenas como decíamos, no llegó a ser tan famoso como su hermano pero llegó a entrenar a equipos como el Valladolid, el Granada o el Mallorca. De Egusquiza decía que era “muy joven pero de excelentes condiciones físicas. Será un Keeper de calidad” como así fue más tarde.

Rafael Egusquiza, a pesar de su juventud, hizo unas temporadas excelentes hasta que la guerra civil rompió en pedazos la vida deportiva en Euskadi. En Sevilla, Madrid o Barcelona, dejó muestras de su agilidad, sus reflejos y sus increíbles paradas.  En Madrid le llamaban el “hombre de goma” y en Sevilla decían que nunca habían visto a un portero como él. Era un espectáculo verle en directo como despejaba con los puños los centros a su área anticipándose a la acción de los defensores. Casi con toda seguridad el “team” arenero no descendió a segunda división gracias a sus magníficas actuaciones. Sin un buen portero, un equipo combativo como el arenero no podía hacer nada frente a las individualidades de los contrarios.

Durante estas temporadas estuvo presente, por ejemplo, en el debut de Domingo Zarraonaindia, otro hermano de Tomás y Telmo, desgraciadamente muerto en la guerra civil pocos años más tarde. Tambien vió debutar a Tomás de Aguirre y Lecube, hermano del Lehendakari Aguirre, en Noviembre de 1935 que más adelante participaría en la gira americana de la Selección sustituyendo a Roberto Echevarria quien abandonaría la aventura antes de cruzar el Atlántico. Su peor tarde (en aquella época los partidos se disputaban a las tardes al no haber todavía instalaciones eléctricas) fue seguramente un partido contra el Athletic donde vió su puerta perforada en “9” ocasiones, 4 goles de Iraragorri, 3 de “Bata” y 2 de Careaga. A pesar de esta goleada, sus grandes actuaciones lograron que el “poderoso” económicamente Madrid republicano ofreciera 60.000 pesetas de la época por ficharles a él y al defensa Sabino Aguirre en mayo de 1936, que el Arenas Club no aceptó y el comienzo de la guerra en Julio de ese año hicieron imposible.

En 1937, participó en el tercer encuentro benéfico a fin de dilucidar el empate que con motivo de los dos partidos anteriores se había originado entre el Euzko Gudarostia (PNV) y ANV. Estos partidos habían sido organizados con carácter benéfico por el Lehendakari Vasco Jose Antonio Aguirre en el año 1937. En ese tercer partido arbitró Eduardo Iturralde, abuelo del actual y “televisivo” ex-árbitro Eduardo Iturralde. Las alineaciones fueron las siguientes: Eguskiza; Pablito, Areso; Zubieta, Soladrero, Bienzobas; Ruiz, Iraragorri, Mandaluniz, Larrinaga y Gorostiza, por un lado frente a Blasco; Ciriaco, Aedo; Cilaurren (Arana), Muguerza, Markuleta; Larrazabal, “Bata”, Unamuno, Gerárdo y Sanchez Arana por otro. El partido finalizó con un rotundo 7-2 a favor del equipo de Egusquiza. En este partido, Cilaurren tuvo que abandonar a los pocos minutos de haber empezado por la muerte de su aita.

Pocos meses después Rafael Eguskiza, con apenas 25 años a sus espaldas, fue seleccionado para participar en la aventura de la gira mundial de la Selección Vasca por Europa y América con el fin de recaudar dinero para los refugiados vascos y hacer propaganda por la causa vasca. Egusquiza fue portero suplente del enorme Gregorio Blasco en Europa pero le llegó la oportunidad de demostrar su valía en América, en 1938, tras una lesión de “Goyo” en México. Allí, y más concretamente en Cuba le llamaban “el estilista” por su gran estilo al atajar los balones que le llegaban a sus dominios y no perdiendo ninguno de los partidos.

Después de su periplo por México y Cuba, la Selección Vasca llegó a Buenos Aires. En Argentina aunque tenían contratado para disputar cinco partidos con los mejores equipos de ese país, River Plate, San Lorenzo de Almagro, Boca Juniors, Independiente y Racing, nunca se disputó partido alguno porque la FIFA no lo consentía bajo amenazas de suspender a los equipos que jugaran con nuestra Selección. La situación de la Euskal Selekzioa era apurada y muy difícil. Se acababa el dinero y había que tomar una decisión.

Nuestro admirado portero, Egusquiza, enfermó de un pulmón en Argentina permaneciendo en una clínica algo más de un mes. La FIFA no dejaba de perseguir a la Selección, había ofertas de numerosos equipos para hacerse con los servicios de varios jugadores, dificultades económicas, disputas entre los delegados, el abandono del entrenador y no había portero suplente. Surgió entonces la oportunidad de ingresar en la Federación Mexicana de Fútbol y participaron en el campeonato oficial quedando subcampeones. No sabemos si Egusquiza consiguió recuperarse de su lesión pulmonar o fue una lesión de rodilla, según algunos investigadores, la que le apeó de los campos de fútbol pero no pudo participar en la Liga Mexicana. Sabemos que en algunos partidos, tanto el vasco Joaquín Urquiaga o el catalán Josep Iborra, antiguos jugadores del Barcelona y exiliados en también en México, disputaron algún partido con la Selección Vasca como sustitutos del portero Blasco.

Falleció el 3 de Mayo de 1981 en México DF y su muerte volvió a reunir a casi todos los sobrevivientes de aquella Selección vasca: Los hermanos Regueiro, Serafín Aedo, Gregorio Blasco, Isidro Lángara, Jose Manuel Urquiola y Emilio Alonso “Emilín”.

El nombre de Eguskiza no sólo está grabado en el Arenas Club y en la Euskal Selekzioa, sino que también está en los corazones de todos los aficionados vascos que reconocen su calidad y sacrificio por la causa vasca.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: Rafael Egusquiza Aurrecoechea.
  • Nombre futbolístico: EGUSQUIZA.
  • Demarcación: Portero.
  • Nacimiento: Erandio, 05 de Febrero de 1912.
  • Fallecimiento: México DF, 03 de Mayo de 1.981.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Apurtuarte, ? /1931.
  • Arenas Club, 1931/1936.
  • Club Deportivo Euzkadi, 1938/1939.
  • Debut Oficial: 1931
  • Partidos Jugados Arenas Club: ? partidos.
  • Partidos Jugados CD Euzkadi: ? partidos
  • Goles: 0 goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa: > 10 Partidos.

PALMARES:

tarjetas bilbaokickback tz