Jesús Larraza, un león caído ( I )

Como era habitual, el Athletic Club organizaba partidos internacionales amistosos con algún equipo extranjero de renombre. Para finales de Diciembre de 1921 se jugaron dos partidos con el Boldklubben of 1893 de Copenhague, con un triunfo 4-3 y una derrota 2-3 el segundo. En estos partidos estaba convocado un joven jugador que la anterior temporada había causado sensación en el equipo Baskonia de Basauri, llamado Jesús Larraza, pero no llegó a jugar finalmente. Durante los primeros días del recién estrenado 1922, y como continuación de los partidos disputados contra los daneses, el Athletic recibió en su feudo de San Mamés la visita del Sparta de Praga, flamante campeón checoslovaco y conocido en Europa como el “Sparta de hierro”. Los dos primeros partidos se disputaron el 1 y 6 de enero con saldo negativo (3-5 y 0-4) pero el tercer partido consiguieron una merecida victoria por 3-2. El Athletic alineó por primera vez a Jesús Larraza en su equipo titular que era el siguiente: Amann; Rousse, Beriguistain; Sabino, JM Belauste, Larraza; Germán, Eléxpuru, Carmelo, “Travieso” y Acedo.

Con relación a este partido cabe destacar, a modo de anécdota, el comportamiento antideportivo del conjunto checo, y en particular la de su capitán, Karel Pesek “Kada” quien se opuso a que se tirara un penalti a favor del Athletic por creer que había habido un fuera de juego previo de “travieso”. El árbitro, ante su comportamiento ordenó su expulsión y, entonces, la totalidad del equipo se dispuso a abandonar el terreno de juego. En vista que los austriacos no deponían su actitud de querer abandonar, el árbitro puso el balón en el punto de penalti y llamó a los jugadores del Athletic para su lanzamiento que fue materializado por Carmelo a puerta vacía. Al final se consiguió que el mencionado “Kada” abandonara el campo (con ayuda de unos guardias según parece aunque al final no tuvieron que actuar), se puso el balón en el punto central y parecía que el partido iba a continuar pues todos los jugadores checos habían regresado al campo. El línea checo (por aquel entonces solían ser los linieres jugadores de los dos equipos en partidos amistosos) quiso sustituirle pero el árbitro no lo permitió. Casi 25 minutos después el partido continuó y Larraza pudo completar su primer partido con el Athletic. El partido anterior contra el Sparta de Praga lo había arbitrado Rafael Moreno “Pichichi” quien casi dos meses después moriría conmocionando a todos los aficionados del Athletic.

El debut oficial de Larraza con su equipo fue 10 meses más tarde en el primer partido del Campeonato Regional de la temporada 1922/1923 contra el Arenas de Getxo (partido que también debutó oficialmente el delantero Félix Sesúmaga que había jugado anteriormente en el Arenas, el Barcelona y el Sama, y moriría dos años más tarde por tuberculosis). Durante estos meses había jugado muchos partidos amistosos (en aquella época ningún jugador podía jugar partido oficial antes de 6 meses de haber sido “fichado” desde otro equipo al considerársele amateur) como fueron los dos partidos contra la Real Sociedad en la inauguración del excelente campo polideportivo de Torrelavega o contra equipos como el Betis, Barakaldo, SV Furth o el Deusto, jugando siempre en la línea medular junto a Sabino ante la falta de JM Belauste que se encontraba en la desastrosa gira de la Euskal Selekzioa de verano de 1922 por Argentina que ya hablaremos en otro artículo.

Frederick Beaconsfield Pentland, más conocido como Mr. Pentland quien había firmado en Julio de 1922 contrato en Londres y  llegado a Bilbao para hacerse cargo del equipo, confió en él para dirigir al Athletic en esa temporada 1922/1923 desde el puesto de medio centro con apenas 19 años de edad y la difícil misión de sustituir al “gran” y mítico Belauste. Además fue elegido por la Federación vizcaína para disputar el campeonato interregional (copa disputada entre la Federaciones Regionales existentes) con hombres de la talla de Jauregui, Vallana, Careaga, Peña, Travieso, Germán o Acedo, si bien les eliminó la Federación Asturiana en la primera eliminatoria sería un fijo en años posteriores. Jugó también en Enero el partido amistoso internacional contra el Casuals con resultado final 4-4.  La temporada fue magnífica. El Athletic se hizo con el Campeonato Regional que le abrió las puertas a la participación de la Copa. Consiguieron 5 puntos de diferencia con el segundo clasificado, el Arenas de Getxo y 7 con el tercero, el Barakaldo. Solamente perdieron 1 partido y empataron otro, consiguiendo una magnífica marca de 33 goles a favor contra solamente 8 en contra. Mr. Pentland había conseguido construir un verdadero equipo que eliminaba las individualidades que tanto daño habían hecho el año anterior. Como anécdota en este campeonato regional también debutó en el Athletic el posterior lehendakari Jose Antonio Aguirre.

En el Campeonato de Copa, Larraza disputó todos los partidos de la Copa siendo sin duda la gran novedad de la temporada. El Madrid FC  fue un juguete en manos del Athletic, venciendo en Madrid por 1-3 con tres goles de Sesúmaga y por un rotundo 5-1 en San Mamés con dos goles de Laca, dos de “Travieso” y un gol de Larraza logrando su primer gol copero. En semifinales el Athletic se deshizo de la Real Sociedad, empatando en Donosti y derrotando a los guipuzcoanos en San Mamés por 2-0. Después de dejar en la cuneta al Madrid y Real Sociedad, jugó la final contra el Europa de Barcelona al que derrotó por 1-0 con gol de “Travieso” consiguiendo ser Campeón otra vez más. Un gran triunfo para celebrar las bodas de plata del Club que cumplía 25 años de vida.

Transcurrido poco menos de un mes desde la final del Campeonato de Copa, el 10 de Junio de 1923, el Athletic Club celebró sus bodas de plata con un amplio y variado programa cultural y deportivo, jugando Larraza en el partido que enfrentó al equipo con un combinado de jugadores de la talla de Zamora, Vallana, Arrate, Samitier, Bernabeu o Gamborenea. El Athletic ganó por 2 a 1.

Larraza tuvo gran protagonismo en el Athletic de la temporada 1923/1924, siendo presidente Ricardo de Irezábal, quien más adelante sería uno de los protagonistas de la gira mundial de la Euskal Selekzioa realizada en la guerra civil (1937-1939). Mr. Pentland le situó como medio izquierdo como su posición habitual si bien en algunos partidos como en la temporada anterior también participaba como Medio Centro, un puesto de mucha mayor responsabilidad. Cabe señalar que a principios de esta temporada y poco después de la inauguración del campo de la Llanas de Sestao, en Septiembre de 1923, donde Larraza consiguió un gol y el Athletic ganó 1-3, se produjo el golpe militar de Miguel Primo de Rivera prohibiendo el uso de banderas antipatrióticas y el uso de lenguas “regionales” entre otras acciones.

El Athletic consiguió ganar el Campeonato Regional por tres puntos de ventaja con el segundo, otra vez el histórico Arenas, con únicamente seis goles en contra en diez partidos disputados y perdiendo únicamente con el equipo arenero en Getxo por 2-1. Larraza consiguió 3 goles en este Campeonato siendo el más importante el gol logrado contra el Barakaldo en San Mamés que le dio la victoria por 1-0. Como anécdota, el Presidente Ricardo de Irezabal, al término del último partido del Campeonato contra el Deusto les regaló antes de iniciarse el partido unos cinturones con hebillas de oro que llevaban la insignia del Club y en cada uno de ellos la caricatura del jugador correspondiente.

En el posterior Campeonato de Copa, el Athletic fue eliminado por el Madrid en semifinales en el partido de desempate por 1-0. El recibimiento en Bilbao por parte de la afición fue apoteósico, como si hubieran ganado la final, y donde muchos jugadores del Athletic no pudieron contener las lágrimas de la emoción.

Para finalizar la temporada 1923/1924 el Athletic se enfrentó con la selección uruguaya que más tarde ganaría los juegos olímpicos de Paris meses más tarde con grandes jugadores como Andrade, “la perla negra”, o Petrone. Larraza disputó los dos partidos contra los uruguayos que finalizaron con derrotas para los rojiblancos por 1-2 y 0-2, donde Larraza metió el gol el primer partido y falló un penalti en el segundo.

Larraza ya era considerado como un buen medio centro, duro, valiente e incansable, buen chutador que dominaba tanto el pase largo como el corto que jugaba muy bien de cabeza., a pesar de su juventud 20 años. Por ello, y ante la baja del asturiano Meana, fue convocado para los juegos olímpicos de París en Mayo de 1924, junto a hombres de la talla de Zamora, Vallana, Peña, Gamborena, Carmelo, Chirri I, Samitier, JM Belauste o Acedo entre otros. Italia les eliminó en el primer partido tras un fallo de Vallana a la hora de despejar un balón que finalmente entro en la portería de Zamora y muchas de las críticas fueron para un joven Larraza pues no se entendía su titularidad por delante de hombres más experimentados que él en este tipo de partidos.

Fin de la Parte I – Jesús Larraza, un león caído ( I )

Continuación en Jesús Larraza, un león caído ( II )PINCHA AQUI

Anuncios

Gregorio Blasco

Toda historia tiene un comienzo y toda leyenda sus héroes. Uno de ellos fue Gregorio Blasco, “Goyo”, el primer guardameta de la portería del Athletic Club en la primera división española (1928-1929) y su primer “Zamora” , galardón que obtendría dos veces más en las temporadas 1929-1930, 1933-1934 y 1935-1936.

Blasco

Nació en Mundaka, un 10 de Junio de 1909. Siendo un niño de 12 años, debido a un quiste que tenía en una de sus piernas, probó suerte en la portería donde el esfuerzo físico era menor. Más tarde cuando le operaron y recobró toda su movilidad, no abandonó ese puesto nunca más para beneficio de los espectadores.

Tras pasar por las categorías inferiores del Chávarri de Sestao y por el equipo de suplentes del histórico Arenas Club de Getxo de la década de los años 20, donde era portero titular el gran portero arenero Jose María Jauregui Lagunas, fichó por el modesto Acero de Olabeaga en Diciembre de 1926. Este fichaje estuvo marcado por cierta polémica ya que fue realizado horas antes de que el equipo de Olabeaga se enfrentara al Athletic club en su lucha con el Arenas club por el Campeonato Regional de ese mismo año y podía no estar legalizada la situación del guardameta del Acero.

La “jugada” le salió perfecta al Arenas Club ya que el Athletic Club no pudo ganar al modesto Acero debido al excelente portero de Mundaka y el equipo arenero tuvo vía libre para ganar otra vez dicho Campeonato Regional que le daba acceso directo a la Copa de 1927 de la cual quedaría Subcampeón tras perder la final disputada en Zaragoza ante el Real Unión Club de Irún por 1 a 0. Es en ese partido entre el Acero y el Athletic donde la carrera del joven “Goyo” da un giro hacia la leyenda. En dicho encuentro, en el campo de Chimbo-Ibarra sorprendió por su seguridad y agilidad. Aquella memorable actuación le valió la llamada del Athletic Club esa misma temporada y el comienzo de años gloriosos con el equipo rojiblanco.

Blasco genial

Debutó en un partido amistoso con una derrota del Athletic Club el 22 de mayo de 1927 contra el equipo inglés del Swansea City y arbitraje del ex-rojiblanco “Juanito” Arzuaga. El Athletic metió el primer gol del partido obra de Iceta pero acabó perdiendo el encuentro con dos goles del equipo inglés. El entrenador del Athletic por aquel entonces era el húngaro Lippo Hertzka quien había jugado y entrenado a la Real Sociedad anteriormente y que luego entrenaría al Sevilla, Real Madrid (donde conquistó la primera liga de su historia en la temporada 1931-32 sin que ningún equipo pudiera batirles), Oporto y Benfica, donde consiguió varios campeonatos, entre otros equipos de la península.

Oficialmente debutó con apenas 18 años con el Athletic Club el 2 de octubre de 1927 contra el Barakaldo en San Mamés con otro resultado negativo para su Club, 2-3, en el Campeonato Regional de 1927-1928. Aún con este mal resultado consiguió hacerse con la titularidad de la portería de San Mamés en detrimento de otro gran y mítico portero del Athletic Club como fue Manuel Vidal Hermosa, quien posteriormente llegó a jugar en el Barcelona y Real Madrid.

Blasco zambullida

En la temporada 1929-1930 con el carismático Mr. Pentland, en el banquillo de San Mames por segunda vez, y junto a otros jugadores míticos como esa primera delantera histórica (Lafuente, Iraragorri, Bata, Txirri II y Gorostiza) formarían el gran equipo rojiblanco que dominó el fútbol nacional durante la década de los treinta. Levantaron cuatro Ligas (1929-30, 1930-31, 1933-34, 1935-36), dos subcampeonatos (1931-32, 1932-33)  y cuatro Copas consecutivas (1929-30, 1930-31, 1931-32, 1932-33), siendo especial el campeonato de liga de la temporada 29-30, ya que fue el primer título de liga de la historia del Athletic. Con este palmares Gregorio Blasco sigue siendo el portero más laureado que ha defendido la portería rojiblanca.

Athletic 1929-30

En Junio de 1930 en Barcelona y en Bilbao en Enero de 1931, Blasco disputó los dos partidos de la Euskal Selekzioa contra la Selección de Catalunya a iniciativa de Manu de la Sota y José Suñol. No puede ocultarse la trascendencia de aquellas contiendas, que venían a renovar una tradición perdida y así poder unir más a los jugadores vascos. Las dos grandes selecciones de la época se enfrentaron en dos emocionantes partidos donde la Selección Vasca salió vencedora de los dos partidos (0-1 y 3-2) y Blasco, una vez más, fue una de las figuras de los partidos.

Esta impresionante “carrera” se paró de golpe, como todo en un país que se sumía en la oscuridad. Comenzó la Guerra Civil y todo cambió. En Vizcaya al comenzar la guerra se suspendieron los partidos de fútbol que se reanudaron a finales de 1936 con dos partidos de la Euskal Selekzioa, uno contra la Selección de Cantabria el 29 de Noviembre de 1936 en El Sardinero que se perdió 3-2 y otro el 27 de Diciembre del mismo año contra un combinado de Cantabria y Asturias que se goleó 6-3 en San Mames, en ambos el portero de la Selección fue Gregorio Blasco. A principios de 1937 y con fines benéficos se organizaron tres encuentros entre ANV (Acción Nacionalista Vasca) y PNV (Partido Nacionalista Vasco) y otro entre una Selección Guipuzcoana y otra vizcaína. Si bien, Blasco no pudo participar en el primer partido, pro-avión Euzkadi (el cual que fue arbitrado por Eduardo Iturralde Gorostiza, abuelo del actual  ex-árbitro Eduardo Iturralde), siendo sustituido por su suplente en el Athletic Ispizua, jugó los tres partidos siguientes formando parte del equipo Euzko Gudarostia junto a nombres míticos como Pablito, Areso, Cilaurren, Soladrero, Zubieta, Sánchez Arana, Mandaluniz, Unamuno, Larrínaga o Gorostiza.

Blasco 2

Estas jornadas fueron el germen que despertó a la afición vasca deseosa de ver jugar a su Selección, que hasta entonces sólo se había enfrentado contra Catalunya. Así pues el Lehendakari Aguirre formaría la Selección Vasca, el equipo Euzkadi, que realizaría una gira por Europa para ganar simpatías y fondos para la causa vasca. En dicha Selección el portero titular no podría ser otro que Blasco, siendo portero suplente el estiloso Rafael Eguskiza del Arenas Club. Jugaron en Francia, Checoslovaquia, Polonia, Rusia, Dinamarca y Noruega, consiguiendo grandes goleadas y la admiración de toda Europa a pesar de las dificultades generadas por la España franquista. En Rusia y Ucrania, según cuentas las crónicas, se dice que la fecha real del nacimiento del fútbol en esos países es en 1937 con la visita de la Selección Vasca ya que los partidos que jugaron allí significaron un avance determinante en el fútbol soviético. Pero tras la caída de Bilbao, esta mítica Selección tuvo que trasladarse a América donde siguió jugando y ganando simpatías para su añorada Euskadi a pesar de las presiones internacionales y de la FIFA. México, Cuba, Argentina, Uruguay y otra vez México fueron los países que les acogieron para ver jugar a la célebre Selección Vasca que había impresionado a toda Europa con nombres como Blasco, Aedo, Cilaurren, los hermanos Regueiro, Iraragorri, Lángara, Txirri II o Angel Zubieta. Finalmente la temporada 1938-1939 bajo el nombre de Club Deportivo Euzkadi participaron en la liga mexicana donde lograron el subcampeonato pero una vez finalizada la contienda y ante la presión internacional disolvieron el equipo el cual ya no tenía razón de ser.

Blasco estirada

Para Blasco comienza la vida de exiliado lejos de su querida tierra, siguió jugando al fútbol exitosamente en el Real Club España, junto a sus compañeros de aventura Cilaurren, Iraragorri y Lángara entre otros; y en el Atlante mexicano, así como en el River Plate argentino donde curiosamente todavía se le recuerda por ser el primer guardamenta en jugar con guantes. En México, Blasco ganó 4 campeonatos de liga (con el España en 1940, 1942 y 1945; y con el Atlante la de 1947), la Copa de 1944 y fue Campeón de Campeones los años 1944 y 1945. Después de su retirada como jugador, entrenó al equipo del Atlante mexicano consiguiendo una Copa y ser Campeón de Campeones en 1952 a sumar a su extraordinario palmarés. Allí encontró su segundo hogar, lugar que ya no abandonaría jamás pero siempre mirando de reojo a su amada tierra. Ese cariño y añoranza se la supo transmitir a sus descendientes los cuales en la actualidad son socios de la Peña Mexico del Athletic Club y siempre han estado en contacto estrecho con la comunidad vasca de ese País.

Murió, el 31 de enero de 1983, en México DF, poco antes de poder ver las dos ligas ganadas por el Athletic de Clemente en las temporadas 1982-1983 y 1983-1984. Aún hoy es el portero vasco con más internacionalidades en la Euskal Selekzioa, el portero con más trofeos “Zamoras” y el portero vasco más laureado de la historia de Euskal Herria.

Blasco gol

Gregorio Blasco fue un gran campeón, una leyenda del Athletic que sin duda su historia no hubiese sido la misma sin jugadores como él. Precursores de una historia, de un mito, abocados al exilio que ayudaron a los suyos desde el otro lado del charco, por todo ello “Goyo” siempre estará en nuestro corazón.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: Gregorio Blasco Sánchez.
  • Nombre futbolístico: BLASCO.
  • Demarcación: Portero.
  • Nacimiento: Mundaka, 10 de Junio de 1909.
  • Fallecimiento: México DF, 31 de Enero de 1.983.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Acero de Olabeaga, 1927/1928.
  • Athletic Club, 1928/1936.
  • Club Deportivo Euzkadi, 1938/1939.
  • Real Club España, 1939/1940.
  • River Plate, 1940.
  • Real Club España, 1941/1946.
  • Atlante, 1946/1947.
  • Debut Oficial: 1927
  • Partidos Jugados Athletic Club: 203 partidos.
  • Partidos Jugados CD Euzkadi: ? partidos
  • Partidos Jugados RC España: ? partidos.
  • Partidos Jugados Atlante: ? partidos.
  • Goles: 0 goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa: > 20 Partidos.

PALMARES:

  • 1929/1930: Copa 1930. (Athletic Club).
  • 1929/1930: Liga 1930. (Athletic Club).
  • 1930/1931: Copa 1931. (Athletic Club).
  • 1930/1931: Liga 1931. (Athletic Club).
  • 1931/1932: Copa 1932. (Athletic Club).
  • 1932/1933: Copa 1933. (Athletic Club).
  • 1933/1934: Liga 1934. (Athletic Club).
  • 1935/1936: Liga 1936. (Athletic Club).
  • 1939/1940: Liga Amateur DF 1940 (Real Club España).
  • 1941/1942: Liga Amateur DF 1942 (Real Club España).
  • 1943/1944: Copa Mexicana 1944. (Real Club España).
  • 1943/1944: Campeón de Campeones 1944. (Real Club España).
  • 1944/1945: Liga Mexicana 1945. (Real Club España).
  • 1944/1945: Campeón de Campeones 1945. (Real Club España).
  • 1946/1947: Liga Mexicana 1947. (Atlante).

tarjetas bilbaokickback tz

Cecilio Ibarreche

Cecilio Ibarreche

Debutó oficialmente con el Athletic el 17 de marzo de 1913, aunque anteriormente ya había jugado con el equipo algún partido amistoso, con una victoria aplastante del Athletic Club al Real Madrid por 3 a 0 en semifinales de la Copa. En aquel partido debutaron otros ilustres rojiblancos como Solaun, Eguía, Acedo, “Pichichi”, Cortadi y Pinillos.

Con solamente 20 años se hacía con la titularidad de la portería rojiblanca ese mismo año haciendo olvidar a su predecesor Luis Astorquia, hermano de Juan Astorquia mito fundacional del Athletic Club, y no la abandonaría hasta 1918. Fue portero titular durante 6 temporadas, tanto con el entrenador inglés Mr. Shepherd como con Mr. Barness, disputando 47 partidos con el equipo de Bilbao.

Con el equipo rojiblanco formó parte de un equipo espectacular en donde coincidió con jugadores como el malogrado Rafael Moreno “Pichichi”, los hermanos Jose Mari y Ramón Belaustegigoitia, Félix Zubizarreta, Esteban Eguía y Germán Etxebarria “Maneras” entre otros, tal y como aparece representado en un famoso dibujo representativo del Athletic Club del pintor José Orue.

Conformó una muralla defensiva junto a los “backs” Hurtado y Solaun casi inexpugnable para los contrarios. Durante 3 temporadas consecutivas lo ganaron todo, siendo campeones en los campeonatos regionales y estatales desde 1914 hasta 1916, logrando así que el trofeo pasara a ser propiedad del Athletic Club al proclamarse campeón durante tres años consecutivos, y consiguieron que ningún equipo ganara en San Mames hasta Marzo de 1917 casi cuatro años después de su inauguración.

1914 ATHLETIC CAMPEON DEL NORTE

Famoso por su gran altura (sobrepasaba el metro noventa), sus largos brazos, enormes manos, su serenidad y valentía, cualidades indispensables en aquella época donde la delantera se componía de 5 jugadores. Para Ibarreche, como portero, todo elogio era poco. En todos los partidos rayaba a inconmensurable altura. Las manos de Ibarreche surgían de improviso en el sitio de peligro salvando la situación de las eventuales deficiencias de los “backs”. Era un “porterazo” que lo paraba todo o lo despejaba a corner pero nunca se la entregaba al contrario.

Había una canción de la época que decía “Ay, Cecilio, Cecilio Ibarreche / están echando pestes / los de San Sebastián / y es seguro que p’aliviar penas / le nombran al Arenas / la sucursal.” El soporte melódico había sido sacado de un chotis que la tonadillera Emilia Bracamonte había popularizado en el viejo Salón Vizcaya.

Estuvo presente en todos los partidos importantes de la época como la inauguración de San Mamés el 21 de Agosto de 1913 contra el Racing de Irún; el partido inaugural de Atotxa de Donosti el 5 de octubre de 1913; los dos primeros partidos de la Selección Vasca en enero y febrero de 1915, este último sustituyendo en el segundo tiempo a Eizaguirre; las tres finales de copa ganadas antes mencionadas y otra perdida contra el Racing de Irún 6 días después de su debut con el Athletic; las goleadas al Barcelona en diciembre de 1916 (9-1 y 8-0) o al Vigo Sporting en semifinales de Copa de 1914 (11-0) donde era mero espectador; y numerosos, apasionantes y disputados derbys de la época con los grandes y gloriosos equipos vascos como el Arenas, Real Unión y Real Sociedad.

1915 SELECCION VASCA ENERO

Primera Selección Vasca en Enero de 1915.-

Como ejemplo de rivalidad y lucha en esos derbys, en enero de 1917, un 21 de enero Ibarreche ayudó a un árbitro, llamado Sr. German del Real Unión de Irún que anteriormente ya había comentado que nunca arbitraría un partido en Bizkaia, sujetando a un individuo que había saltado al campo para pegarle en un partido del campeonato regional Arenas-Athletic mientras Belauste defendía al árbitro de la entrada general del público al campo, refugiándose éste en el vestuario dando por finalizado el partido. Según cuentan las crónicas, ese día por la mañana ya había empezado mal porque en el mismo campo de Jolaseta en el partido de segunda categoría jugado entre el Deusto y Erandio, sin saberse la causa, se pegaron jugadores y público, llegando al extremo de que un cafre trató de agredir con una navaja al árbitro Sr. Pacheco, quien gracias a la ligereza de sus piernas pudo librarse de la agresión.

Como otros famosos jugadores de fútbol, como por ejemplo Acedo, Laca o el famoso Luis Arana, portero y presidente del Bilbao FC y portero del Athletic una vez efectuada la unión con el Bizcaya, aprovechando su tirón deportivo abrió una tienda de artículos deportivos para gente adinerada de Bilbao.

Abandonó el Athletic Club (junto con sus compañeros Solana y Eguía) a finales de 1917 pero siguió unos años más vinculado al fútbol como árbitro. Esto era bastante habitual en la época pues quien mejor que los propios jugadores conocían la reglamentación del juego del “football”.

1917 CECILIO IBARRECHE

Muchos otros jugadores del Athletic lo habían hecho antes y lo harían después; como Juan Arzuaga quien llegó a ser Presidente del Colegio de árbitros y al que Ibarreche en Noviembre de 1920 en un partido Racing-Athletic en los Campos de Sport del Sardinero también tuvo que ayudarle de un linchamiento del público por pitar claramente a favor del Athletic según cuentan las crónicas, y recordado por los aficionados del Athletic en su etapa de jugador del equipo rojiblanco por haber fallado queriendo un penalti pitado injustamente en el campeonato de copa de 1907; o como “Pichichi” que acabó arbitrando los últimos años de su vida con más pena que gloria según cuentan las crónicas.

Si Ibarreche fue un gran portero como árbitro era excelente. Con decir que Ibarreche había pitado el partido estaba todo dicho. Tenía fama de imparcial, justiciero, inteligente, con mucha vista y enérgico, dejando satisfechos a vencedores y vencidos. El público le aplaudía más de una vez. Era el “As” de los árbitros vizcaínos y demostró más de una vez que se podía haber sido jugador de un Club y luego árbitro imparcial, aunque jueguen sus antiguos compañeros. Y eso que árbitrar en aquella época no era fácil como ya hemos relatado anteriormente.

Llegó a arbitrar numerosos partidos de la época y todos los equipos querían su arbitraje por su merecida fama. Entre otros partidos arbitró el partido entre las Selecciones de Gipuzkoa y Bizkaia en Diciembre de 1919, dos partidos preparatorios para los Juegos Olímpicos de Amberes en Julio de 1920, los partidos del Athletic-Club contra el Amateure Wiener en Diciembre de 1922 y llegó hasta a arbitrar un partido junto a Mr. Pentland en Enero de 1923 que enfrentaba al Athletic contra el Casuals-Corinthians.

Una vez abandonada la portería del Athletic y su carrera dentro del arbitraje fue Jefe de Talleres en La Naval de Sestao dedicando su vida a los barcos. Hombre serio, de carácter humano especial y responsable, un vasco auténtico según decían sus compañeros. Murió en Bilbao el 2 de mayo de 1961 a la edad de 69 años.

Cecilio Ibarreche. El larguero de San Mamés debería tener grabado tu nombre.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: Cecilio Ibarreche Aranburu.
  • Nombre futbolístico: IBARRECHE.
  • Demarcación: Portero.
  • Nacimiento: Bilbao, 14 de Abril de 1.892.
  • Fallecimiento: Bilbao, 02 de Abril de 1.961.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Athletic Club, 1912/1918
  • Debut Oficial: 17 de Marzo de 1913
  • Partidos Jugados: 47 partidos.
  • Goles: 0 goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa: 2 Partidos.

PALMARES:

  • 1913/1914: Campeonato Regional.
  • 1913/1914: Copa 1914.
  • 1914/1915: Campeonato Regional.
  • 1914/1915: Copa 1915.
  • 1915/1916: Campeonato Regional.
  • 1915/1916: Copa 1916.

tarjetas bilbaokickback tz