Iraragorri. El regalo de Reyes de Mr. Pentland.

El 5 de Enero de 1930, hace 85 años, debutaba de la mano de Mr. Pentland en el primer equipo del Athletic, un jóven de Galdakao llamado “Josetxu” Iraragorri, dando así inicio a la denominada “Primera Delantera Histórica” que conseguiría en años posteriores grandes éxitos para el equipo rojiblanco. Era el regalo de Reyes de Mr. Pentland.

El público no faltaba a su cita en San Mamés y los aficionados cada día de partido llenaban de ambiente la Gran Vía mientras se dirigían al partido. Vicente “Jaungoikoa” Alayo, tenía que acondicionar sus camiones y camionetas, habitualmente dedicadas al transporte de mercancías, para trasladar al público haciéndoles una dura competencia a los taxistas.

Hacía casi un mes, el 1 de diciembre de 1.929, en el primer partido de liga contra el Real Madrid se había inaugurado la cubierta de la grada sur o grada de Capuchinos mejorando la comodidad de los sufridos espectadores de las localidades más baratas del campo. El abono mensual para la nueva grada cubierta se estableció en seis pesetas.

El Athletic iba a disputar el sexto partido de la segunda Liga. Hasta entonces, solamente se había conseguido una victoria (contra el Real Madrid en San Mamés en el primer partido de Liga) y cinco empates. La inclusión del nuevo fichaje del Barakaldo de Agustín Sauto Arana “Bata” como interior derecha acompañando a Lafuente como extremo no estaba dando los frutos deseados. No se perdían los partidos pero tampoco se ganaban y el FC Barcelona, ganador de la anterior Liga, se escapaba en la clasificación general. La solución que Mr. Pentland tenía en la chistera en el bombín sería fundamental para la consecución de la primera Liga para el Club rojiblanco.

Un joven de Galdakao, llamado Josetxu Iraragorri Ealo, de apenas 17 años estaba despuntando en el equipo de reservas del Athletic. Tenía una gran visión de juego y, lo que era mejor todavía, un disparo demoledor. Estaba dentro de las filas del Athletic desde Agosto de 1928 y provenía del Deportivo Galdácano. Mr. Pentland, a pesar de su edad, decidió que ya estaba preparado para subir al primer equipo. Era su regalo de reyes para la parroquia de San Mamés.

IRARAGORRI EN 1930

Iraragorri contra el Barcelona (1930)

Así fue, entonces, como un 5 de enero de 1930, tarde de reyes, hace 85 años debutaba en partido oficial el “Txato de Galdakao” junto a los ya titulares Lafuente, Unamuno I, Txirri II y el recientemente fichado Gorostiza. La primera delantera histórica del Athletic estaba preparada para debutar e iniciar la leyenda. El rival era el temible Real Unión que tenía entre sus filas jugadores de la talla de Emery (abuelo del entrenador del Sevilla), René Petit, Ganborena, Luis Regueiro, Urtizberea o Garmendia.

A pesar del frío, hacía una tarde espléndida y había una gran entrada. Apenas se habían disputado 12 minutos cuando el medio centro rojiblanco Muguerza pasaba adelantado a Unamuno a quien una entrada de Berges le hacía caer al suelo. Txirri II, el cerebro de las medias caídas, aprovechó que el balón quedaba suelto y lanzó un gran tiro desde fuera del área que entró por un ángulo sin que el gran Emery pudiera hacer nada. Un minuto después, otra vez Txirri II hizo un pase a Lafuente por la derecha, éste realiza un centro característico y el propio Txirri II cabeceó a la red subiendo el segundo gol al marcador. Cinco minutos después, otra vez Txirri II pasaba esta vez a la izquierda, donde se encontraba Gorostiza quien disparaba dando en el travesaño y Unamuno atento remataba a la red. El público estaba encantado. No habían pasado 20 minutos del encuentro y el Athletic ganaba 3 a 0.

txirri ii

Txirri II, el cerebro de las medias caídas.

Pero la reacción del Real Unión no se hizo esperar y al descanso se iría con un 3-2 tras los goles de Urizberea y de Luis Regueiro. Tras el descanso el Athletic conseguiría otros dos tantos el primero obra de Txirri II a la salida de un córner y el segundo de Gorostiza de potente disparo.

Las crónicas del primer partido oficial de la primera delantera histórica dirían “El Athletic ha jugado un buen partido, destacando la labor de los delanteros, que han tirado mucho y bien, pero con mala suerte, pues nueve veces ha dado el balón en los palos. El mejor de los dos equipos ha sido Aguirrezabala, más conocido por Txirri II, que ha hecho un formidable partido, tanto tirando como pasando. La inclusión de Iraragorri ha sido un acierto, pues ha dado mucha moralidad a la delantera.

Desde ese día hasta final de temporada, Iraragorri sería titular indiscutible. Realmente, hasta no tener la Liga ganada, a falta de dos partidos, Mr. Pentland no cambiaría de delantera. El joven Iraragorri a pesar de no conseguir un gol en su partido de debut (aunque estuvo cerca de hacerlo en repetidas ocasiones) su marca en toda la temporada fue fantástica, 13 goles en 13 partidos consiguiendo, por ejemplo, 3 goles en Atotxa en la histórica victoria rojiblanca frente a la Real Sociedad de Benito Díaz (1-7) y 4 goles frente al Espanyol de Jack Greenwell (6-0) en San Mamés.

1930 ATHLETIC CAMPEON

En toda la temporada restante decíamos, con la delantera histórica, el Athletic no perdería ningún partido, ganando once de ellos y empatando solamente dos, contra el Barcelona FC y el Real Unión, los dos fuera de San Mamés. Se conseguiría la magnífica cifra de 63 goles a favor (una media de 3,5 goles por partido) por 28 en contra, resultando premiado Gorostiza como máximo realizador y el gran portero Blasco como portero menos goleado.

La leyenda de la primera delantera histórica, Lafuente, Iraragorri, Unamuno I (luego sería Bata el delantero centro), Txirri II y Gorostiza, había comenzado.

Juan Errazquin ( I )

“Ser o no ser” decía Shakespeare. Vivir o morir, vencer o salir vencido, pero jamás rechazar el duelo. Esa era la filosofía de Juan Errazquin, el león de Irún.

“Juanito” nació por accidente en Leones (Argentina), una pequeña ciudad entre Buenos Aires y Córdoba, el 22 de junio de 1906. Cuando todavía era un chaval sus padres vascos regresaron a Euskadi, concretamente a la ciudad de Irún a orillas del Bidasoa, de donde era toda su familia y aprendió a jugar a fútbol con una pelota de trapo como todos los niños de aquella época.

A principios de la temporada 1921/1922, con apenas 15 años, empezaba a destacar en el equipo suplente del Real Unión, jugando esa misma temporada partidos contra equipos como el Osasuna, Tolosa o Barcelona, y hasta encuentros internacionales como contra los franceses del Vie au Grand Air de Medoc o el famoso conjunto Belga Royal Daring formando parte de la delantera en algún partido junto a su ídolo, el inigualable Patricio Arabolaza, y entrenado por el “mister” y masajista Mr. Harris.

En la siguiente temporada, 1922/1923, participó notablemente en el equipo suplente del Real Unión junto a su inseparable amigo y magnífico medio centro Gamborena, jugando numerosos partidos como la inauguración del campo La Ciudad Lineal del Madrid FC, los competidos y siempre emocionantes derbys con la Real Sociedad u otros equipos vascos como el Tolosa, Sestao, Euskalduna de Rentería o el Eibar (al que le hizo un hattrick) y reforzando el primer equipo cuando era necesario como contra el equipo inglés del Casuals. Así mismo, como premio a su entrega,  entró a formar parte por primera vez en la Selección Guipuzcoana para competir en el campeonato interregional.

Como colofón a esta temporada participó en el partido de homenaje al “gran” Patricio en Atotxa donde se despedía de su vida de jugador formando equipo junto a entre otros Muguruza, Carrasco, Gamborena, Echeveste, Vázquez y el propio Patricio y jugando contra jugadores donostiarras como Eizaguirre, Arrate, Rosales (muerto en un desgraciado accidente automovilístico años más tarde) o Artola. Allí estaba él con sólo 17 años y toda una vida por delante jugando entre sus héroes.

En 1923/24 fue la revelación de la temporada. Consiguió hacerse con el enorme hueco dejado por Patricio pudiendo jugar en el histórico Real Unión junto a jugadores como René Petit, Luis Regueiro, Carrasco, Gamborena, … Un sueño hecho realidad. Errazquin era un jugador oportunista pero de gran codicia. Daba todo lo que era y lo que podía, sin reservarse. No era muy técnico según las crónicas de la época pero ponía en la lucha un tesón tan considerable que con su empuje conseguía lo que otros con sus driblings. Como por ejemplo en Abril de 1924, le endosó 5 goles al Tolosa siendo el primero de ellos el más bonito que se había visto en Amute (con permiso de Patricio) fruto de una volea desde casi 20 metros del marco.

La culpa de esa “hambre” de gol que caracterizaba a Errazquin la tenía el entrenador del Real Unión esa temporada, Steve Bloomer. Este “mister” inglés era, y es todavía a día de hoy, una leyenda en su país siendo el máximo goleador del siglo XIX en las islas, marcando casi 400 goles en 600 partidos en su larga carrera en el Derby County y el Middlesbrough inglés donde llegó a jugar con el mítico entrenador Mr. Pentland quien también coincidiría una vez retirado del fútbol, y en los inicios de su carrera como entrenador, en el campo de retención de Ruhleben en Berlín donde fue encarcelado en la Primera Guerra Mundial junto al histórico entrenador bilbaíno.

Volviendo a la temporada 1923/1924, el Real Unión consiguió realizar una temporada excelente consiguiendo ganar la Copa de 1924 batiendo al Sevilla en cuartos, al Barcelona en semifinales (ganándoles por 6-1 en ese legendario partido en Atotxa donde el equipo catalán fue un juguete en manos de los iruneses comandados excelentemente por René Petit y Gamborena) y al Madrid FC (que también había ganado en el tercer partido de desempate al Athletic Club) en la Final del 4 de Mayo de 1924 en Atotxa. La alineación de aquella final fue Emeri II; Anatol, Berges; Gamborena, René Petit, Eguiazábal; Echeveste, Vázquez, Errazquin, Aguinaga y Azurza. El resultado final fue de 1-0 con gol de Echeveste en la segunda parte.

Fin de la parte I  ….. Continuará.

“Juanito” Moleres

La Primera Guerra Mundial (llamada también la Gran Guerra) se inició el 28 de Junio de 1914 con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, heredero del trono del Imperio Austro-Húngaro, y finalizó el 11 de Noviembre de 1918 con la firma del armisticio de Compiégne.

De todas las batallas que transcurrieron durante los más de cuatro años que duró la guerra, la Batalla de Verdún fue la más larga y la segunda más sangrienta tras la Batalla del Somme. En esta larga batalla, y concretamente en la toma del Fort Douaumont, fue donde murió este gran jugador de los orígenes del fútbol vasco, “Juanito” Moleres, en la primavera de 1916. Moleres, si bien había nacido en Irun, servía en el ejército de Francia al optar por la nacionalidad de sus padres.

Se inició en el “football” en el Irún Sporting Club y a partir de la temporada 1910-1911 en el otro equipo de la ciudad, el Racing Club de Irún, siendo considerado uno de los mejores delanteros de la época, dotado de una velocidad sin límites, excelente movilidad y para rematar un “shoot” durísimo a la altura del mítico “Pichichi”. Sin lugar a dudas era uno de los delanteros más temidos por los porteros de entonces, tanto nacionales como foráneos ya que por aquel entonces el Racing Club disputaba numerosos partidos amistosos con equipos extranjeros como el Racing Club de Paris, el Civil Services Football Club de Londres o el Stade Bordelais de Burdeos.

No pudo disfrutar de la victoria en la final de la Copa de 1913 de su equipo el Racing Club de Irún ante el Athletic Club al estar cumpliendo en Francia con sus deberes militares. Tampoco pudo disfrutar de la inauguración de San Mamés en Agosto del mismo año por idéntico motivo siendo sustituido por Luis Adarraga Gorrotxategi, futbolista y gran ciclista que fue el primer ganador a la Vuelta Ciclista a las “Vascongadas” y campeón de Guipuzcoa y Vasco Navarro a principios de la década de 1910.

De los competidísimos partidos regionales, siempre serán recordados sus encuentros contra las defensas del Athletic Club, Real Sociedad, Arenas Club, Sporting de Irún y el Deportivo de Bilbao formando delantera junto a los hermanos Arabolaza y Retegui. En un partido contra el Deportivo llegó a conseguir la increíble marca de 5 goles, era una verdadera fiera en el campo, que junto al colosal “Patricio” eran garantía de goles, sacrificio y lucha hasta el pitido final del árbitro.

Según cuentan fuera del campo era de carácter bondadoso y de una modestia natural, se hacía querer de todo el mundo; su corazón de niño le hacía a veces hasta inocente; era el pobre un “buenazo”. Como “Sportsman” fue un modelo de caballero. De la guerra comentaba: Aquello es horroroso; no os dáis cuenta de lo que allí pasa; sois muy dichosos si sabéis mantener la neutralidad hasta el fin.”

¿Quién iba a imaginar en aquella inauguración del campo del Irún Sporting Club en Enero de 1910 la vida tan corta que tendría el primer goleador irunes del estrenado campo de Amute? En aquel partido los defensas del “Association Sportive Francaise” sufrieron, tanto o más que los míticos defensas del Athletic Club Arzuaga y Amann una semana más tarde los cuales ese mismo año conseguirían ser campeones de Copa 1910, las diabluras de este joven que hacía disfrutar al público congregado en las nuevas, elegantes y primeras gradas en un campo en Irún.

El sacrificio de una vida en una guerra es siempre inútil pero más si es de la calidad de nuestro querido y recordado …. “Juanito” Moleres.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: “Juanito” Moleres.
  • Nombre futbolístico: MOLERES.
  • Demarcación: Delantero.
  • Nacimiento: Irun, 10 de Noviembre de 1890.
  • Fallecimiento: Douaumont (Francia), 24 de Mayo de 1.916.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES:

  • Irún Sporting Club, ? /1911.
  • Racing Club de Irún , 1911/1914.
  • Debut Oficial: ?
  • Partidos Jugados Irún Sporting: ? partidos.
  • Partidos Jugados Racing Club Irún: ? partidos
  • Goles: ? goles.
  • Partidos con la EuskalSelekzioa:  0 Partidos.

PALMARES:

  • 1912/1913: Copa 1913. (Racing Club de Irún).

tarjetas bilbaokickback tz