“Memorias de un Athleticzale” 001 – El Campo del Athletic de José Arrúe. (1913)

La lentitud con que se estaban procediendo al cambio de pavimento en la calle del Arenal, era una cosa ya vergonzosa y hasta irritante. No había derecho ni fuerza mayor ninguna, que pudiera justificar el que una de las principales vías de nuestra villa permaneciera día tras día, poco menos que interceptada para la circulación, con perjuicios evidentes para el tráfico rodado e incluso para los transeúntes, a quienes se les dificultaba el paso a la calle Correo y se les molestaba al subir y bajar de los tranvías.

Aquella mañana acompañaba a Ramón Belausteguigoitia, el famoso delantero izquierdo del Athletic, a la clínica del notable especialista de huesos y articulaciones del doctor Musatadi, para que el rojiblanco se sometiera a un tratamiento especial con objeto de curarse rápidamente la fuerte contusión que el día pasado, en un partido contra el Arenas, había recibido en la rodilla izquierda y así poder participar en el próximo campeonato de Copa que se iba a disputar en unos días en Madrid. La Copa de 1913 debería volver a Bilbao, su casa.

Hermananos Belauste

Los hermanos Ramón y Joshe Mari Belaustegigoitia.-

Mientras Ramón subía al primero izquierda del nº 6 de la Gran Vía bilbaína a pasar consulta, yo prolongué mi paseo hasta el nº 20 donde se encontraba el taller fotográfico de la Compañía General de Material Fotográfico Lux, del fotógrafo García-Razquin y Manuel Torcida Torre un santanderino afincado en Bilbao a quien a finales del siglo XIX los hermanos Lumière lo habían persuadido para que instalase una representación de su firma en la villa.

Cuando vi agitarse a la multitud en la Gran Vía, ante el salón de la Casa Lux, no podía menos que extrañarme. No creía que Pepe Arrúe, nuestro gran pintor humorista, terminara tan pronto el cuadro que el Athletic le había encomendado.

Se trataba de una verdadera obra de arte. Era el campo del Athletic tal y como sería cuando quedase terminado, allá por el mes de Abril según las estimaciones previstas de la Junta directiva del equipo de Hurtado Amézaga.

1913 CAMPO DEL ATHLETIC

Campo del Athletic. José Arrúe Valle (1913).-

El cuadro representaba el gran paisaje que se extendía frente a la Misericordia, pero su asunto preferente era el campo de foot-ball que estaba construyendo el Athletic. Tenía encantos de la perspectiva, pero también el atractivo del detalle. Se estaba jugando un partido. La bandera rojiblanca del Club ondeaba al viento. Se advertía en los jugadores todas las bellas actitudes del juego. Pero lo que maravilla era aquel apiñado de gente que había en la parte de general. Me habían dicho que había más de mil personas, todas perfectamente dibujadas, en aquel reducido espacio. Verdadera labor china, que requería habilidad como paciencia.

El fondo del cuadro no era menos sugestivo. Imposible interpretar mejor aquel paisaje campesino con sus grandes perspectivas, sus árboles, caseríos, el sombrío color de sus montañas. Ilumina el cuadro una luz llena de matices, dominando ese verde agrío, tan propio de nuestros paisajes.

El autor de El baile, La romería y tantas y tantas otras clásicas obras, había idealizado nuestro futuro campo. Por lo que se veía, había de resultar una cosa preciosa. Las localidades de general y preferencia quedarían a bastante más altura que el campo. Era el ideal de todo terreno. Además, entre esta última y la tribuna, existía un espacioso paseo rodeado de jardincillos, a la inglesa. Llamaba la atención la espaciosa tribuna con sus elegantes columnas y su armonioso conjunto.

Se podía felicitar efusivamente una vez más a la junta Athlética por su feliz iniciativa. Sin dudar, el cuadro de Arrúe habría de ser el más precioso adorno de su sede para el resto de su historia.

Cuando regresaba al encuentro de Ramón, quien, por aquel entonces, estaba realizando el servicio militar, recordé cuando vi a Pepe Arrúe por primera vez. Era otoño de 1909 y, después de comer, nos dirigimos una decena de amigos a la plaza de Indautxu dispuestos a aplaudir las proezas de dos debutantes matadores de toros. Pepe Arrúe se vestía de luces, verde y oro, por primera vez en una becerrada dispuesta por el célebre Cocherito de Murcia con la colaboración de Recajo. Se lidiaron cuatro novillos que, al parecer, serían toretes con el tiempo y que estaban pidiendo a voces la Nesfarina o la Emulsión de Scott.

Arrúe manejó algo mejor que su compañero Mogrovejo la muleta y parecía saber para que servía el trapo. A su primero le dio media estocada aceptable y un descabello. Hubo muchos aplausos a la simpatía. A su segundo lo mató de varios pinchazos y media estocada buena y un descabello después de varios intentos. En una de las embestidas el astado se llevó por delante al matador sin mayores consecuencias.

1909 ARRUE Y MOGROVEJO

José Arrue, izquierda, y Mogrovejo en 1909.

Sin lugar a dudas, Arrúe manejaba mucho mejor el pincel que el estoque según lo demostraría años después. Ya por entonces se dedicaba a dar clases de dibujo de figura en la Escuela de Artes y Oficios que se hallaba situado en el antiguo Colegio de San Andrés, hoy sede del Museo Vasco, en pleno Casco Viejo. Al año siguiente, curso 1910-11, la Escuela se trasladaría al edificio de los Santos Juanes de Atxuri, vacante en aquel momento por el traslado del Hospital a su actual emplazamiento en Basurto en los aledaños del Campo de San Mamés.

Cien años de Athletic – Barça en San Mamés.

Se acaba de cumplir el centenario de la primera visita del equipo azulgrana a San Mamés. Después del primer partido entre la Euskal Selekzioa y la selección catalana disputado a principios de enero de 1915 (6-1 a favor de los vascos) y antes del segundo partido que se disputaría en febrero, el Barcelona visitó San Mamés por primera vez un 31 de enero de 1915, hace justo ahora 100 años. Una efeméride que junto a la próxima visita el domingo del equipo blaugrana a San Mamés invita a un pormenorizado repaso de la historia de los enfrentamientos entre ambos equipos llenos de anécdotas.

(1915) El primer duelo en San Mamés. El Barça se midió por primera vez al Athletic en San Mamés el 31 de enero 1915. Fue un amistoso que terminó con empate a un gol. El mítico Pichichi sería el primer goleador del Athletic Club con un típico zambombazo suyo. Dos días después los Leones ganarían por 5-0 con goles de Belauste, Pichichi y tres goles de Luis Iceta.

1915 ATHLETIC BARCELONA

Luis Iceta preparado para rematar en el primer partido de hace 100 años.

(1915) Otras dos victorias rojiblancas. El 31 de octubre y el día de Todos los Santos de 1915 se volverían a jugar otros dos partidos contra los catalanes con victorias bilbaínas 3-2 y 4-0. En ambos partidos jugaría un jovencísimo Sabino Bilbao de 17 años que años después sería mítico jugador rojiblanco. En el segundo partido Zubizarreta conseguiría un hat-trick.

1915 ATHLETIC BARCELONA 4-0

Equipo culé que perdió 4-0 en San Mamés.

(1916) Diecisiete goles en dos partidos. El 8 y 10 de diciembre de 1916, el imbatible equipo rojiblanco conseguiría la increíble cifra de diecisiete goles en dos partidos, 9-1 y 8-0. Esta vez Pichichi, “sólo” consiguió meter la friolera de nueve goles entre los dos partidos.

(1920) Zamora ovacionado en San Mamés. Cuatro años después se jugarían otros dos partidos entre el Athletic Club y FC Barcelona en diciembre de 1920. El resultado sería 2-2 y 3-2 a favor de los de San Mamés. Zamora sería la estrella de estos partidos siendo largamente ovacionado en La Catedral. Éste sería el último partido de Pichichi ante los culés.

(1922) Dos partidos, otras dos victorias. En diciembre de 1922 se jugarían otros dos partidos en San Mamés y el FC Barcelona seguía sin vencer en Bilbao. Ésta vez caerían por 3-2 en el primer partido, con tres goles de Travieso y por 4-1 dos días después con tres goles anulados al equipo rojiblanco por el árbitro Vallana.

1922 BARCELONA

(1923) Serrano de la Mata. El árbitro del partido amistoso disputado en diciembre de 1923, donde Travieso anotaría 4 goles en la goleada bilbaína por 6-0, moriría años después en los sucesos del “Altuna Berri” en la guerra civil junto a otros dos exjugadores del Athletic, Alfonso González Careaga y Jose Antonio Careaga de la Hormaza. Un día antes, el Athletic había conseguido otra victoria por un rotundo 5-2.

(1925) Gol del Lehendakari Agirre. En un partido amistoso disputado el 21 de mayo de 1925, el primer Lehendakari, Jose Antonio Agirre, lograría un gol en la victoria por 3-0 del equipo que entrenaba por aquel entonces Mr. Pentland.

(1925) Suarez y Larraza. Tres días después, el 24 de mayo de 1925, el Athletic ganaría, una vez más, por tres a cero al equipo azulgrana. Dos de los goleadores morirían trágicamente años después. Larraza en un accidente de moto en Arrigorriaga y Suarez quien apareció en una cuneta de una carretera en Alicante durante la guerra civil en 1936.

(1928) Trece años para la primera derrota. Trece años tendrían que pasar desde aquel 1915 para que el Barcelona (y según las crónicas el árbitro, Pedro Escartín, también tuvo algo que ver por sus decisiones arbitrales) derrotara al Athletic en La Catedral. Sería un 21 de febrero de 1928, en el Torneo de Campeones, antesala de la actual Liga, gracias a un solitario gol de Josep Sastre. Ese mismo día el equipo azulgrana depositaría la ofrenda de flores ante el busto de Pichichi de Quintin de la Torre.

(1929) Primer partido de Liga. En marzo de 1.929 el FC Barcelona entrenado por James Bellamy, antiguo exjugador del Arsenal, era derrotado en San Mamés por 5-1 con goles de Unamuno (2), Lafuente (2) y un gol de Graciano, el tío-abuelo de Ander Herrera.

(1930) Campeón Liga de 1929/1930. Un año después, en 1930, con Mr. Pentland en el banquillo rojiblanco, volvía a ganar en casa al equipo de Bellamy por 4-3. Gorostiza a 8 minutos del final rompía el empate a tres que ondeaba desde el descanso y otorgaba su primera liga al equipo rojiblanco. Txirri II conseguiría el gol más rápido (1’) en los duelos entre rojiblancos y azulgranas.

(1930) La Copa en San Mamés. La primera eliminatoria de Copa disputada en San Mamés contra los azulgranas fue un 18 de mayo de 1930. Los pupilos de Mr. Pentland ganarían por la mínima (2-1) con goles de Iraragorri y Gorostiza en semifinales. El camino hacia el primer doblete rojiblanco estaba despejado.

(1930) Último amistoso antes de la guerra. El último amistoso antes de la guerra civil fue en noviembre de 1930 con resultado de empate a 3. Los goles rojiblancos fueron marcados por Uribe, Unamuno y Mandaluniz, quien años después sería “pitxitxi” en la liga francesa.

(1931) La mayor afrenta culé. La mayor derrota que ha sufrido el Barcelona en la Liga ocurrió en San Mamés en febrero de 1931. El Athletic le endosó un escandaloso 12-1 al conjunto azulgrana con siete goles de Agustín Sauto “Bata”.

IMAGENES GOLEADA 12-1

Remate en el partido de la mayor goleada conseguida en San Mamés.

(1933) Doble Hat-trick en un partido. El 24 de diciembre de 1933, Iraragorri y Gorostiza conseguirían tres goles cada uno para el equipo de Patricio Caicedo en la victoria  bilbaína por 6-1.

(1928-51) En veinte temporadas, dos derrotas. En las primeras veinte temporadas de Liga, el Athletic conseguiría 18 victorias y sólo dos derrotas ante los culés, consiguiendo al menos un gol en todos los partidos y en quince de ellos 3 ó más goles.

(1935-1951) Trece victorias consecutivas. Desde la temporada 1935/36 hasta la temporada 1950/51, el Athletic conseguiría ganar siempre al Barcelona en Liga en San Mamés. Trece victorias consecutivas con un balance de 47 goles a favor (más de 3,5 goles por partido) por 22 goles en contra.

(1940) Gol del tío-abuelo de Letizia. Rocasolano II, hermano del abuelo de la vigente reina española Letizia Ortiz, conseguiría un gol en enero de 1940 en un partido épico que los Leones volverían a ganar una vez más. El resultado final sería de 7-5 con un hat-trick del durangués Patxi Garate.

(1943) Hat-trick de Zarra en Liga. En el primer partido que disputó Telmo Zarra en San Mamés contra el Barcelona consiguió tres goles en la victoria bilbaína por 5-2. Panizo y Gainza hicieron los otros goles. Un año antes había sido Unamuno, quien a pesar de fallar un penalti, sería el triple goleador del equipo de Juan Urkizu que ganaba al equipo culé, esta vez, por 6-3.

(1945) Hat-trick de Zarra en Copa.  Quince años después del último enfrentamiento de Copa entre catalanes y vascos en San Mamés, en marzo de 1945 el Athletic, con un equipo de circunstancias, eliminaría al equipo culé por 3-1 en un partido que hizo recordar a los viejos aficionados las jornadas gloriosas.

(1940-1955) Zarra imbatible en San Mamés. Con el ariete rojiblanco en el campo la victoria del equipo rojiblanco en Liga estaba asegurada. En todos los encuentros disputados con Zarra en el campo los puntos en disputa en Liga se quedarían en Bilbao.

(1952) Emilio Aldekoa. Emilio Aldekoa, después de su etapa en el Athletic y Valladolid, sería el primer exrojiblanco que jugaría en San Mamés con el equipo blaugrana en Liga. Fue el día de reyes de 1952 y el “regalo” de los nois fue un abultado 0-3 con goles de Basora (2) y Vila acabando con la racha de 13 victorias consecutivas del Athletic. Fernand Daucik, quien luego entrenaría al Athletic, era el entrenador culé.

EMILIO ALDEKOA

Emilio Aldekoa

(1954) Lesión de Kubala. En mayo de 1954, Arieta I lesionó en partido de semifinales de Copa el menisco y los ligamentos de Kubala, quien estuvo fuera de los terrenos de juego más de cinco meses. Sin embargo, el Athletic Club caería eliminado en Barcelona por el equipo de Ferdinand Daucik que ficharía meses después por el equipo de San Mamés.

(1955) El gol del cojo. En 1955, el defensa Canito se lesionó en el minuto 25. Cambió su posición a la de extremo y, en el minuto 50, cazó un balón muerto y superó a Ramallets. Aquello recibió el nombre de “el gol del cojo”.

(1956) Cabezazo de Maguregui. Un cabezazo de Maguregui en el segundo tiempo resolvió un partido frenéticamente disputado por ambas partes que dejaba la Liga de 1956 en manos del Athletic y la clasificación a la segunda edición de la Copa de Europa y de la Copa Latina.

MAGUREGUI

(1958) Los “Once Aldeanos”. En junio de 1958, los goles de Eneko Arieta y Uribe, ambos en la segunda parte, serían una buena renta para la vuelta copera en Barcelona. Ese año, el Athletic sería campeón una vez más al ganar al Real Madrid en el propio Bernabeu.

(1958) Padre e hijo goleadores. El 15 de junio de 1958, Ignacio Uribe conseguía marcar un gol a Ramallets, imitando a su padre, Luis “Volea” Uribe que 28 años antes había batido a Llorens en un partido amistoso en 1930.

(1960) Remontada en Copa. En junio de 1960, el Athletic de Martim Francisco remontaría un 3-1 adverso cosechado en Barcelona con un 3-0 (goles de Artetxe, Garay y Markaida) en La Catedral. El Barcelona contaba entre sus filas con jugadores como Ramallets, Kubala, Villaverde o Luis Suárez. Sería la última vez que el Athletic supera al Barcelona en una eliminatoria copera a doble partido.

(1963-1970) El ‘Txopo’ imbatible. Desde su primer partido, Iríbar acumularía 481 minutos de imbatibilidad en La Catedral ante el Barça. En su sexto partido, en 1970, Lluís Pujol, a centro de Rexach, puso fin al récord del Txopo.

(1966) Dos hermanos goleadores. En marzo de 1966, Arieta II conseguía el único gol de la victoria del Athletic por 1-0 frente al Barça de Roque Olsen. Eneko y Anton Arieta son los únicos hermanos que han conseguido batir en San Mamés al equipo azulgrana en 100 años.

(1967) Expulsión de Rojo I y Benitez. En septiembre de 1967, “Txetxu” Rojo y el defensa uruguayo del Barcelona Benitez fueron expulsados en el minuto 87. El extremo rojiblanco “explotó” al duro marcaje del azulgrana durante todo el partido. Benítez moriría meses después por una intoxicación de mejillones.

ROJO I

Rojo I

(1968) Bajas de Rojo I y Arieta II. Las bajas obligadas de “Txetxu” Rojo y Anton Arieta en el partido de vuelta de Copa de 1968, que se encontraban disputando el mundial militar en Bagdad al estar cumpliendo la mili obligatoria, restaron capacidad ofensiva al equipo de Ronnie Allen y los leones no pudieron meter ningún gol a Sadurní siendo eliminados en semifinales.

(1968) Javier Clemente. En diciembre de 1968, Javier Clemente disputaría su único partido como jugador contra el equipo azulgrana en San Mamés al lesionarse la siguiente temporada. Era su tercer partido como jugador titular en San Mamés y el resultado final fue de empate a uno.

(1972-1975) Sin goles rojiblancos en 320 minutos. A principios de 1970, el Athletic no pudo marcar ningún gol en varias temporadas ante la puerta azulgrana defendida por Miguel Reina, padre de Pepe Reina, y Sadurní, ganador de tres trofeos Zamora. El central Astrain conseguiría romper la mala racha del equipo rojiblanco en enero de 1975.

(1974) Puñetazo de Villar. En 1974, el actual presidente de la RFEF le asestó un puñetazo en el rostro a Cruyff en su primera visita a San Mamés, en el minuto 36, tras una dura entrada de éste a la altura de la espinilla. El partido finalizaría empate a uno.

1974 VILLAR PUÑETAZO A CRUYFF

(1977) El Barcelona en Copa de Uefa. Después de eliminar al Milán de Rivera, el Athletic ganaría en San Mamés al equipo culé por 2 a 1 en cuartos de final de la Uefa de 1977 con goles de Churruca y Dani de penalti que remontaban el gol inicial de Asensi. Escasa renta aunque suficiente para seguir camino a nuestra primera final europea frente a la Juventus después del épico empate en el Nou Camp dos semanas después.

(1980) Hat-trick de Sarabia. Cuando se cumplía el cincuentenario de la Liga, el 21 de diciembre de 1980, Manolo Sarabia conseguiría tres goles ante la puerta defendida por el vasco Artola en la victoria rojiblanca por 4-1. Noriega completaría los goles vascos y “Tarzán” Migueli el único gol catalán. El anterior Hat-trick rojiblanco había sido conseguido por Artetxe veintidós años antes, en marzo de 1958.

MANU SARABIA CROMO

(1981) Lesión de Schuster. En diciembre de 1981 el jugador alemán caía lesionado en San Mamés por entrada de Goikoetxea lesionándose para el resto de la temporada.

(1981-1985) El equipo Txapeldun. A principios de la década de los 80, el joven equipo de Javier Clemente disputaría partidos de poder a poder en San Mamés con el equipo azulgrana que aún se recuerdan entre los aficionados rojiblancos. Tres victorias, un empate y una derrota fueron los números del rubio de Barakaldo en su primera etapa en el banquillo del Athletic.

(1983) Última victoria copera en San Mamés. El último partido ganado en San Mamés en una eliminatoria de Copa contra el Barça fue en marzo de 1983 con Javier Clemente de entrenador. El solitario gol de la victoria fue conseguido por el capitán Dani de penalti. Quince días después el Athletic sería eliminado por el equipo de Cesar Luis Menotti con un 3-0.

(1983-84) Diego Armando Maradona. El jugador argentino llegó a jugar tres partidos en San Mamés consiguiendo tres goles con la camiseta blaugrana en las dos temporadas que estuvo en Barcelona.

(1987-89) Howard Kendall invicto. Con el inglés en el banquillo, temporadas 87-88 y 88-89, se consiguieron dos victorias por la mínima (1-0 y 3-2). Los entrenadores del Barça eran Luis Aragonés y Johan Cruyff. El técnico inglés no conocería la derrota en La Catedral contra el equipo blaugrana en Liga.

(1988) Homenaje a Nuñez. En agosto de 1988, se homenajeó a “Txato” Nuñez con un partido entre el equipo de Howard Kendall y el equipo de Johan Cruyff. Ganarían los Leones por 2-1 con goles de Sarriugarte y Mendiguren.

(1988) Tres exrojiblancos en la alineación del Barcelona. El 10 de diciembre de 1988, en la victoria del Athletic 3-2 sobre los culés, Johan Cruyff alineó a tres jugadores que habían pertenecido a la plantilla del Athletic, Zubizarreta, Julio Salinas y el actual entrenador del Athletic, Ernesto Valverde. En la siguiente temporada volvería a alinear a tres jugadores, ésta vez jugarían Zubi, Julio Salinas y Alexanco, ganado 1-2 con dos goles de Begiristain.

(1991) La mayor humillación rojiblanca. En 1991, el Athletic de Javier Clemente recibiría su mayor derrota al ser vencido por 0-6, con cuatro goles de Stoichkov, otro de Bakero y otro de Julio Salinas. En el equipo rojiblanco jugaba el actual entrenador Ernesto Valverde y en el entrenado por Carles Rexach seis vascos, Zubizarreta, Alexanco, Bakero, Goikoetxea, Begiristain y Julio Salinas.

(1993) Victoria al “Dream Team”. Al final de la Liga de 1993, el Athletic de Jupp Heynckes conseguiría ganar al campeón de Europa de Johan Cruiff con un gol de Ritxi Mendiguren desde fuera del área. El Athletic llevaba tres derrotas consecutivas en San Mamés.

(1999) Pasillo al campeón azulgrana. El equipo de Van Gaal ganó la Liga de 1999 en Vitoria contra el Alavés (1-4) y el Athletic le hizo pasillo en la jornada siguiente. El partido terminó 1-3. Guardiola y Felipe Gurendez fueron expulsados.

(2000) Expulsión del “Presi”. Josu Urrutia, actual presidente del Athletic Club sería expulsado por doble amarilla en septiembre de 2000. Minutos antes Dutruel también había ido a vestuarios antes de tiempo. Larrazabal (dos goles de penalti) y Yeste serían los goleadores del Athletic en una trabajada victoria por 3-1.

(2002) Karmelo Bernaola. En junio de 2002 moría el gran compositor de música vasco Karmelo Bernaola quien sería homenajeado al inicio del primer partido de liga disputado en San Mamés la temporada 2002/03 con un saque de honor realizado por su hijo.

(2003) Minuto de silencio por Javier Uria. El 30 de agosto de 2003, en la primera jornada de Liga, se guardó un minuto de silencio por la muerte del presidente del Athletic Javier Uria durante el verano por un cáncer de garganta.

(2006) Victoria al Campeón de Europa. Tres días después de la victoria azulgrana al Arsenal en París, en mayo de 2006, proclamándose campeón de Europa, el Athletic le derrotaba en San Mamés por tres a uno, con goles de Iraola, Felipe (sería su último partido de rojiblanco) y Oleguer en propia puerta.

(2009 y 1983) Supercopa. Se han disputado dos finales de la Supercopa en San Mamés, ambas contra el Barcelona. Los dos partidos jugados en San Mamés finalizaron con derrota rojiblanca. 1-3 en 1983 y 1-2 en el 2009.

(2000-2014) Siglo XXI. De los quince partidos disputados en el siglo XXI, el Athletic sólo ha podido vencer en tres y empatar en cinco de ellos, consiguiendo en total 16 goles a favor y 21 en contra.

(2011) Último enfrentamiento en Copa. En la temporada 2010/11 el Athletic entrenado por Joaquín Caparrós empataba en San Mamés a uno contra el equipo de Josep Guardiola. El valor doble de los goles en campo contrario daría la eliminatoria a los azulgranas.

(2013) La última victoria en Liga. Todos los aficionados del Athletic recordamos la última victoria de los Leones en San Mamés por uno a cero. Fue  el primero de diciembre de la pasada temporada con un solitario gol de Muniain en el minuto 70.

Debuts de Leones en San Mamés. Once cachorros se hicieron leones en San Mamés contra el Barcelona. Algunos con más suerte que otros. Ochandiano (1929), Ramos (1935), Varela (1943), el recientemente fallecido “Manolín” (1949), Torre (1958), Iñaki Sáez (1962), el “pichichi” Carlos (1970), Beitia (1970), Del Val (1990), Jonan (2003) o, el último en debutar y con casi 500 partidos disputados, Andoni Iraola (2003).

Goleadores históricos. Como no podía ser de otra forma, Zarra es el rojiblanco que más goles ha conseguido meter al equipo catalán entre Liga y Copa en San Mamés (12). Gorostiza (11), Bata (9), Panizo (9) y Unamuno (8) son otros de los goleadores históricos del Athletic. Pichichi conseguiría 13 goles en partidos amistosos disputados en San Mamés antes de la creación de la Liga.

Goleadores en la plantilla actual. De la actual plantilla solamente 4 jugadores han conseguido batir al portero del FC Barcelona en La Catedral en alguna ocasión, Iraola, Toquero, Susaeta y Muniain con un gol cada uno.

Jugadores defensores de ambas camisetas en San Mamés. Hasta nueve jugadores han defendido las dos camisetas en La Catedral en los enfrentamientos entre el Athletic y el FC Barcelona. Aldekoa, Garay, Zabalza, Alexanco, Zubizarreta, Valverde, Goikoetxea, Santi Ezkerro y Julio Salinas. Éste último es el único jugador que ha conseguido gol para ambos equipos.

Entrenadores en los dos banquillos. Ferdinand Daucik y Salvador Artigas son los dos únicos entrenadores que se han sentado en los dos banquillos de San Mamés defendiendo los intereses de los dos equipos en un Athletic-Barcelona. Ralph Kirby también fue entrenador de ambos equipos aunque con el Athletic no llegó a enfrentarse al equipo culé.

Jugadores y entrenadores del Athletic. Roberto Etxebarria, Juanito Urkizu, José Iraragorri, Ángel Zubieta, Piru Gainza, Rafa Iriondo, Koldo Agirre, Iñaki Saez, Javier Clemente, Jose Ángel Iribar, Txetxu Rojo, Txutxi Aranguren, Javi Irureta, Jose Mari Amorrortu, Ernesto Valverde y Félix Sarriugarte, son los 16 entrenadores del Athletic Club que también se enfrentaron al FC Barcelona como jugadores en La Catedral.

Partidos totales en San Mamés. En La Catedral se han disputado en estos 100 años, 83 partidos de Liga, 14 de Copa, 2 de Supercopa, 1 de Copa de la Uefa y 18 partidos amistosos en total. De los 100 partidos oficiales disputados se han ganado 49, empatado 23 y perdido 28. Y de los 18 amistosos se han conseguido ganar 14, 3 empates y una sola derrota.

“Piru” Gainza … y San Mames se llenó de pañuelos.

No sólo el regate y el pase, también el gol entró en el repertorio de Agustín Gainza.

Piru Gainza pase

San Mamés guarda muchas de sus jugadas como joyas de brillo inextinguible, pero pocas tienen en el recuerdo tanto relieve como aquella que terminó con un gol al portero valenciano Eduardo Soro, del Nastic de Tarragona, por aquel entonces en la primera división.

Ocurrió en la temporada 1948-49. El Athletic andaba por la Liga con paso vacilante pero en la Copa los “Leones” eran otra cosa. Antes de llegar a la final, en una de las eliminatorias, “Piru” marcó uno de los goles más espectaculares que se hayan visto en el campo bilbaíno.

Gainza se lanzó regateando hacia la portería defendida por Soro, aquel primero de mayo de 1949, dejando atrás a todos los rivales que le salían al paso, uno, dos, tres, …. “Piru” avanzó hasta la meta y, ya cerca de ella, amagó un pase. La falsa insinuación burló al portero que quedó desplazado. Gainza se agarró al poste y entró, abrazado a él, con el balón en la portería. San Mames se llenó de pañuelos.

Piru Gainza gol

La General, la mítica grada de San Mamés (1924)

Todo comenzó hace 90 años.

Justo un año después de la ampliación de la Tribuna Principal, en el verano de 1924, comenzaba la construcción de la nueva grada que nada tendría que envidiar con las míticas gradas inglesas como The Kop en Anfield, The Stretford en Old Trafford o con la escocesa The Jungle de Celtic Park.

general 1928 b

Al fondo la General en 1928

Al igual que había ocurrido el año anterior el arquitecto encargado de diseñar la ampliación de la grada de General fue Ignacio Smith Ybarra, hermano menor de Manuel María Smith Ybarra, el que fuera autor del proyecto inicial de construcción de San Mames de 1913, y hermano gemelo de Alejandro Smith Ybarra, que sería campeón de Copa con el Athletic en 1911 al pertenecer a la sucursal de Madrid mientras cursaba sus estudios. Alejandro jugó todos los partidos disputados en el campeonato disputado en Jolaseta incluida la final. El arquitecto Ignacio Smith Ybarra era por aquel entonces arquitecto municipal de Getxo y directivo del Athletic. Años antes, en 1920 había construido entre otros muchos edificios la casa de naúfragos en Getxo. También sería el encargado de estudiar las sucesivas modificaciones de San Mames incluso el fallido estadio de Torremadariaga en Deusto.

Guecho,_Algorta_-_Casa_de_Naufragos_y_Faro_de_Arriluze_2

Casa de Naufragos

El coste de las obras rondó las 150.000 ptas (900 €) y tras ganar la licitación correspondiente, las obras de ampliación fueron realizadas por la empresa “Construcciones Rivero y Ochandiano” de dos antiguos jugadores del Athletic Club.

Francisco Rivero, logroñes, jugaría en la demarcación de portero en las temporadas 1918/19, 19/20 y 20/21 disputando 25 partidos oficiales y consiguiendo la Copa de 1921. Le llamaban la “cría de Ibarreche”. El trabajo realizado en San Mames le acreditaba tanto a él como a Ochandiano como especialistas en obras de hormigón armado, material casi desconocido por aquel entonces en la Villa pero indispensable para una obra de las características de la grada. Patentó años más tarde un sistema de construcción de forjados de pisos. Años después también construiría el estadio de Santoña.

Adrián Ochandiano jugaría, años antes que Rivero, en el Athletic Club en la temporada 1914/15 con el mítico equipo que conquistaría tres campeonatos seguidos. Adrián también participaría en la copa de 1911 de Jolaseta con el equipo del Fútbol Club de Bilbao junto a nombres míticos que años después jugarían en el Athletic como Pichichi o Esteban Eguía. Era un estupendo jugador de pala que llegó a ser el primer campeón de España de la modalidad de parejas junto a Luis Araquistain. También fue uno de los jugadores que inauguró el frontón del Club Deportivo en Bilbao. En la Guerra civil estuvo condenado junto a su hermano Antonio en consejo de guerra a la pena de dos años de prisión por el delito de auxilio a la rebelión aunque más tarde le sería concedida la libertad condicional. Su hermano menor Jose Ramón también jugaría de defensa derecho en el Athletic la década de los años 20 llegando a jugar 5 partidos de la primera liga. Luego jugaría en el Athletico de Madrid, Real Madrid y acabaría sus día de jugador en el Valladolid.

FUTBOL CLUB BILBAO 1911

Fútbol. Club de Bilbao en abril de 1911. De izquierda a derecha, de pie: Pascual Manzaga, Enrique Cawell, Ramón Hurtado, Marul Starmmans, Esteban Eguía y Jesús Cortina; Sentados: Adrián Ochandiano, Sabino Laca, Eduardo Pattinson, Rafael Moreno “Pichichi” y Antonio Gutiérrez. 

Las obras ejecutadas fueron importantísimas y la gradería de General quedó provista de dos tramos distintos; uno el superior de hormigón armado y el bajo de tierra con ceniza y gravilla como piso. Además la superior contaba con una escalera exterior y tres amplias escaleras en el interior, pudiendo refugiarse en el espacio cubierto que existía debajo de la misma en los casos de tormenta miles de personas. En la parte cubierta, debajo de la grada, quedó provista de un “ambigú” y otros servicios para comodidad de los aficionados.

General 1928

Impresionante vista de La General desde la Tribuna principal en 1928

Se trataban de localidades de pie donde en los años siguientes se viviría el fútbol intensamente junto con el resto de aficionados, pegados unos con otros. Con escasas comodidades probablemente era el lugar idóneo para vivir la experiencia del fútbol en estado puro, en contacto directo con el resto de hinchas del equipo. Los habituales de la grada de General serían gente de gabardina y paraguas, aficionados  sin el poder económico para poder pagar la cuota de socio de una localidad de más nivel, pero siempre entusiastas y capaces de, con su ánimo, contagiar al resto del campo y crear el ambiente que nunca debe faltar en un partido de fútbol.

general

La grada General en la década de 1940

Una vez finalizada la grada de General se podían alojar en ella hasta 10.000 personas (sin contar las personas que se ponían en los pasillos de acceso costumbre generalizada en años posteriores) aumentando el aforo de San Mames hasta alcanzar los aproximadamente 18.000 espectadores.

La General, la grada más mítica del Fútbol Vasco. Aquí comenzó todo.

El rugby llegó a San Mames, hoy hace 90 años

(Alberto Bacigalupe, Periódico municipal de Bilbao – Febrero 2.006)

El rugby llegó a San Mames, hoy hace 90 años, como homenaje a “Pichichi”.

pichichi

Dicen que el rugby se inventó en Inglaterra, allá por 1823, y que su creador fue el estudiante William Webb Ellis, de la Rugby School. Por lo visto, el tal Willy era un tramposo natural, y en un partido de fútbol tosco y sin ninguna gracia, tomó el balón con las manos. Así, vulnerando el reglamento que arbitraba la práctica del balompié,  alumbró un nuevo deporte, hoy practicado en el mundo entero. A partir de esta circunstancia pudo nacer la célebre frase que asegura cómo el rugby es “un juego de truhanes practicado entre caballeros”.

A principios del siglo XX, en Bilbao se desconocía esta disciplina deportiva, al punto de que un diario, El Nerviónpublicaba lo que sigue el 21 de noviembre de 1902: “Hay que distinguir. Sí, hay que distinguir el Foot-Ball, llamado Rugbi, del conocido con el nombre de Foot-Ball Association. El primero de los dos sistemas de jugar, muy en boga esta, por cierto, entre muchos norteamericanos y algunos ingleses, es el que ofrece todos los peligros”.

Algunos años después, exactamente en mayo de 1924, diversos particulares y estamentos, cuyo nombre no consta, quisieron llevar a cabo un match de fútbol a beneficio de la viuda e hija del extraordinario “Pichichi” quien había muerto dos años antes. No pareció oportuno aceptar los ofrecimientos de Zamora y Samitier para intervenir en el evento, pues sus entrenamientos preolímpicos les mantenían lejos de la Villa. En cambio, era casi seguro que podrían reaparecer dos grandes figuras del fútbol vizcaíno: Travieso y Antón Allende. Además, se daba por hecho que Ibarreche, el ex “as” de los árbitros españoles se encargaría de dirigir el encuentro, “queriendo rendir de este modo su homenaje al gran compañero, Maestro del fútbol nacional”, como reseñaba la prensa diaria. Por diferentes causas, que hoy todavía siguen sin saberse, el partido no pudo celebrarse y quedó aplazado sine die para mejor ocasión, aunque la directiva del Athletic se ocupó de tomar diferentes acuerdos, también desconocidos a estas alturas, que hicieran menos penoso el aplazamiento. 

Y, lo que son las cosas, visto que organizar un partido de fútbol parecía una tarea imposible, se dispuso –tampoco podemos aclarar por parte de quíén– llevar a cabo, a beneficio de la familia del jugador, una “exhibición de Foot-Ball Rugby” en San Mamés, el domingo 25 de aquel mes a las cinco de la tarde. Contenderían dos potentes equipos vasco-franceses: la Association Sportiva de Bayona y el Stade Hendayais. La organización estableció para el caso unos precios razonables: General, 1,50 pesetas; Grada, 2; y Preferencia, 3

Por seguir el caritativo consejo de enseñar al que no sabe, La Gaceta del Norte publicaba el jueves previo al acontecimiento una “idea-resumen” de juego tan singular como ignorado, para guía y conocimiento del espectador, aunque, también se advertía, bastantes años atrás había tenido lugar un enfrentamiento de este tipo en Jolaseta. Así, el artículo indicaba las características que debía reunir el terreno de juego; la composición de los equipos; en qué consistía el desarrollo del lance; los tantos a conseguirse; y, en fin, suministraba toda la información necesaria para que el público siguiera las incidencias del partido con una cómoda satisfacción.

Llegado el día del acontecimiento, San Mamés registró una bonita entrada aquel domingo primaveral, seguro que por homenajear a Pichichi en las personas de su viuda e hija, y también, como consecuencia, para contribuir con su dinero a aliviar las estrecheces económicas sin cuento que éstas venían soportando. Se inició el encuentro con un manifiesto equilibrio entre ambos equipos contendientes. Las jugadas brillantes comenzaron a sucederse entre el contento del público, y eso que, según reseñaron los periódicos, “en el transcurso del match se vio gran suciedad y bastante salvajismo”… Al decir de los mismos, “el juego del rugby no puede encajar en el ambiente futbolístico vasco. El fútbol es noble, elegante, varonil; el rugby tiene mucho de brutal y poco de noble.

El público, desconocedor, casi en absoluto, de estas clases de luchas, mostró en un principio bastante interés en seguir el desarrollo de las jugadas; pero pronto se cansó y terminó aburriéndose y descorazonándose, máxime al enterarse de la derrota en Colombes por los italianos (partido que, dentro de los Juegos Olímpicos de París, la selección española con Larraza y Zamora había disputado en idéntica fecha a Italia. La cita, como se refiere, tenía lugar en Colombes, una población a media hora de ferrocarril desde la capital francesa). ¡Para que se adelanten juicios exagerados! ¡No te metas a profeta, Zamora, que fracasamos! Terminó el partido de rugby con el resultado de 21 puntos a favor del equipo de Bayona, por 12 que logró el equipo hendayés”. La crónica se cerraba con estas consideraciones: “Somos amantes, como ninguno, del fútbol; pero jamás creemos que pueda interesarnos el rugby. Y de nuestra opinión son la mayoría de los espectadores que acudieron ayer a San Mamés, llevados tan sólo del interés por cumplir un llamamiento tan noble y tan justo como era el de contribuir con su asistencia al beneficio de la familia de aquel gran jugador que nunca olvidaremos”.

Solamente en dos ocasiones más, el campo bilbaino ha vuelto a ser escenario de un encuentro con el balón ovalado como protagonista. La primera tuvo lugar en abril de 1948, cuando se jugaron aquí los cuartos de final del Campeonato de España entre el Club Deportivo de Bilbao y el SEU, de Madrid. En cuanto a la segunda, ocurrió el 11 de mayo de 1990, con motivo de un enfrentamiento amistoso entre las selecciones de Euskadi –en cuyas filas se encuadró el ya mítico jugador Sergi Blancoy de Cataluña.
G_2º-PARTIDO-SAN-MAMES-11-

Hattricks Rojiblancos

Hagamos memoria de los Hattricks en San Mamés conseguidos por el Athletic …

El primero en conseguir un Hattrick en San Mamés en Copa fue el delantero del Athletic, Alfonso González Gorbeña “Apón”, que había debutado esa misma temporada (1913-1914) consiguiendo 3 goles en semifinales de Copa contra el Vigo Sporting el 29 de marzo de 1914. Como anécdota, después de conseguir esos tres goles Apón, el mítico “Pichichi” metería 4 goles seguidos en ese mismo partido.

Pero el primer goleador que alcanzó en partido oficial esa cifra en San Mamés fue Félix Zubizarreta el 18 de enero de ese mismo año 1914 en el Campeonato Regional (1913-1914) en partido contra el Irun Sporting Club con resultado final 12-0 a favor de los rojiblancos. Zubizarreta marcó en total 5 goles ese día y le quitó el honor de ser el primero a Severino Zuazo que también en ese partido consiguió 3 goles.

Años más tarde, en la recién inaugurada primera liga de la temporada (1928-1929), sería Carmelo Goinetxea quien conseguiría el primer Hattrick en San Mamés en Liga y le quitaría ese privilegio a Ramón de la Fuente “Lafuente”. Ambos metieron 3 goles cada uno en el segundo partido de liga contra el Espanyol con resultado final de 9-0 a favor de los nuestros, el 17 de Febrero de 1929. Lafuente lograría otro Hattrick en el siguiente partido contra el Racing en los Campos de Sport del Sardinero siendo el primer rojiblanco en conseguir dos consecutivos en la Liga. Iraragorri también lograría dos Hattrick consecutivos la temporada siguiente.

El último Hattrick en San Mamés en la Liga. Los Socios del Athletic no veíamos 3 goles de un jugador rojiblanco en San Mamés en Liga desde hace más de 17 años, en el campeonato 1996-1997. Ismael Urzaiz lo conseguía con el equipo que entrenaba Luis Fernández el 16 de febrero de 1997 con Josu Urrutia de testigo. Julen Guerrero lo lograría también unos meses antes redondeando una tarde mágica en San Mamés ganado 6-0 al Logroñes, el 27 de Octubre de 1996. Por cierto, como curiosidad, nuestro presidente Josu Urrutia también estaba en el campo y el guardameta que recibía los goles también era vizcaíno y más concretamente de Durango, Andoni Cedrún hijo del mítico Carmelo Cedrún, que después de haber pertenecido al Athletic, al Cádiz y Real Zaragoza, jugaba su última temporada en el equipo de Logroño.

Para saber quién fue el primero en marcar un hattrick en la Copa de Europa en San Mamés nos trasladamos a aquella fantástica eliminatoria de la temporada de 1956-1957, donde nos eliminó en cuartos de final el fabuloso Manchester United de los “Busby boys” habiendo eliminado al Oporto portugués y al mítico Honved de Puskas. Pues en Dieciseisavos de final, el 26 de Septiembre de 1956, Jose Luis Artetxe también consiguió meter 3 goles en un partido, uno de Penalty.

En Copa de la Uefa, el primero en conseguir un Hattrick en San Mamés fue Daniel Ruiz Bazán, el mítico “Dani”. Fue en la temporada 1976-1977, donde tanto en la Copa de la Uefa como en la Copa llegamos a la final perdiéndolas como todos sabemos contra la Juventus de Turín y contra el Betis (Iribar es Cojonudo). Pues el delantero de Sopuerta en la primera eliminatoria de la Uefa, el 29 de Septiembre de 1976, le endosó 3 chicharros al portero Rothermel del impronunciable equipo húngaro Ujpest Dozsa finalizando el partido 5-0 con otros dos goles de Rojo I.

Como anécdota, allá por el lejano 16 de marzo de 1902, en el primer partido amistoso internacional que se tiene constancia disputado por el equipo Bizcaya, y dos meses antes de conseguir la primera Copa para Bilbao, el mítico Juanito Astorquia consiguió 3 goles y el inglés William Llewellyn Dyer otros 4 goles, consiguiendo un resultado final de 7-0 contra el equipo de Burdeaux, Burdigala.

Para finalizar con este repaso a los Hattrick rojiblancos, el primer Hattrick oficial de la historia del Athletic Club fue fuera de San Mamés y en concreto en la primera Copa disputada en Madrid en mayo de 1902, donde Walter Ewans consiguió 3 goles en el primer partido de ese Campeonato el 13 de Mayo de 1902 en Madrid venciendo por 5 a 1 al Espanyol de Barcelona. Además al día siguiente el inglés William Llewellyn Dyer conseguía 4 goles él solito clasificándonos para la Final que ganaríamos al Barcelona al día siguiente por 2-1.

Así pues Aritz Aduriz ha entrado hoy en el Olimpo de los Dioses rojiblancos, consiguiendo el primer Hattrick en la nueva historia de San Mamés.

Eskerrik Asko, Aritz.-

El primer partido de la Euskal Selekzioa.

SAN MAMES – 3 de Enero de 1915 

vascos 1915

VASCONIA – CATALUNYA

A pesar de las lluvias que habían caído en Bilbao en los días anteriores, el estado del terreno de juego estaba en “buenas” condiciones. Desde días anteriores en Bilbao sólo se hablaba del partido Vasconia-Catalunya que iba a tener lugar en San Mamés. Los casi tres kilómetros que separaban el casco viejo del “nuevo” y fantástico campo inaugurado apenas año y medio no iban a ser excusa para no asistir al enfrentamiento entre las dos mejores Federaciones existentes en la época, con dos estilos de juego totalmente diferentes.

Bajo la bandera de la Federación Regional Norte y con una entrada excepcional a pesar del tiempo (unas 6.000 personas), el árbitro Juan Arzuaga (al no haber aceptado el donostiarra Jose Ángel Berraondo, mito fundacional de la Real Sociedad, del que tendremos que hablar pronto así como de Arzuaga) junto con la ayuda de los linieres Alberto Machimbarrena (jugador donostiarra de la Real sociedad y del Madrid que tiene una estatua en la capital de la corte por su prematuramente en 1923 por tuberculosis, del que por supuesto hablaremos también) y Emili Sampère (mítico jugador histórico del RCD Español), alinearon a los siguientes jugadores:

VASCONIA: 

  • Cecilio IBARRECHE (Athletic Club).
  • Luis María SOLAUN (Athletic Club).
  • Mariano ARRATE (Real Sociedad).
  • Jose Maria PEÑA (Arenas Club).
  • Jose Mari BELAUSTEguigoitia (Athletic Club).
  • Juan ARTOLA (Jolastokieta – Alza/Donosti).
  • Pepe ANGOSO (Sporting Club Irún).
  • Francisco PAGAZAurtundua (Arenas Club).
  • PATRICIO Arbolaza (Real Racing Club de Irún).
  • Rafael Moreno “PICHICHI” (Athletic Club).
  • Elías ACOSTA (Real Racing Club de Irún).

CATALUNYA:

  • Lluis BRU (FC Barcelona).
  • Eduard REGUERA (FC Barcelona).
  • Santiago MASSANA (RCD Español).
  • Gabriel BAU (FC Barcelona).
  • Félix de POMES (RCD Español).
  • Pere PONSA (FC Barcelona).
  • Pere MONISTROL (CE Sabadell).
  • ARMET (Universitari).
  • CASTELL (FC Barcelona).
  • LOPEZ (RCD Español).
  • Enrique PERIS (FC Barcelona).

Los jugadores vascos habían respondido bien a la llamada de su Federación y consiguieron reunir a un once magnífico. De éste equipo saldría la base del equipo que consiguió la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Amberes cinco años más tarde. El magnífico y “gran” defensa donostiarra Arrate, abanderado del equipo olímpico; los tres medios, Peña, Belauste y Artola; y los delanteros Pagaza, Patricio (metió el primer gol de la selección española en su historia) y el mítico “Pichichi” participaron en los citados juegos de 1920. 6 jugadores ni más ni menos.

El equipo Catalán tuvo más dificultades para su formación. Algunos grandes jugadores de la época no pudieron acudir a la cita de su Federación, como el gran portero del RCD Español Pere Gíbert, descubridor y maestro de Ricardo Zamora, o como los jugadores del FC España, Casellas, Prat y Baró subcampeones de la Copa de 1914 disputada meses antes en el Estadio Costorbe de Irún ante el Athletic Club. A pesar de las citadas bajas y cambiando jugadores del lugar que habitualmente ocupaban, Catalunya presentó un equipo con la calidad suficiente para cumplir con el compromiso que habían adquirido con la Federación Norte. Aunque no pudo traer su mejor once, era un equipo fortísimo.

Los jugadores de Euskadi se vistieron para la ocasión con camiseta azul con las letras FR en color oro (los actuales colores los diseñó Manuel López Llamosas, más conocido por “Travieso”, antes de la gira de 1937) y el equipo de Catalunya de blanco con el escudo de Catalunya.

El primer tiempo fue dominado por los vascos. El empuje de Belauste, la velocidad del diminuto Acosta, y las magistrales convinaciones de la “triple P” vasca (Pagaza, Patricio y “Pichichi”) consiguen despedazar al equipo catalán. El primer tiempo finalizó “únicamente” con dos a cero, goles de “Pichichi” (uno de penalty), pero pudieron ser más. Dos penaltys errados por “Pichichi”, un gol anulado a Patricio y una decena de jugadas que bien por la buena actuación de Brú, la mala dirección de los tiros o el juego “sucio” de Pomes, quien cuando se retiró del fútbol fue un “gran” actor actuando en películas como “Rey de Reyes” (con Cary Grant y Frank Sinatra) o “La Reina de Saba”, y Massana, quien cuando se retiró del fútbol se compró una isla en la cuenca amazónica para vivir el resto de sus días allí, quienes incurrían en números faltas, no se estableció un resultado mucho mayor.

Después del descanso el campo estaba imposible a consecuencia de las lluvias y los catalanes, menos acostumbrados que los nuestros, resbalaban continuamente y se veían imposibilitados a desarrollar su juego. Ellos estaban acostumbrados al pase corto y mucha combinación entre los delanteros, ideal para un campo duro pero pésimo para un campo blando como el de San Mamés.

La combinación de los vascos y el cansancio de los catalanes hacían que la línea de medios vascos arrollara a la catalana otra vez. Los de casa parecían un equipo de Club. La unión y homogeneidad le daban un gran poder al conjunto. La “Triple P” seguía combinando, pasando a tiempo sin abusar del juego personal. Acosta y Angoso hacían diabluras por los extremos con las pelotas que recibían de los tres magníficos medios quienes no dejaron jugar al equipo catalán. Ibarreche, en el poco trabajo que tuvo, perfecto … hasta paró un penalty (aunque en el rechace se lo colaron).

El final del encuentro finalizó con un resultado de escándalo, 6-1. En esta segunda parte, los goles fueron marcados por Patricio de cabeza a gran pase de Angoso después de una combinación entre Pagaza y del propio Patricio; Angoso a pase esta vez de Pagaza; Patricio después de una internada de “Pichichi” que dio un pase atrás estupendo; una gran pared entre “Pichichi” y Patricio que culmina con un enorme “shoot” de “Pichichi” al lado contrario donde se encontraba Brú (San Mamés ovacionó larga y cerradamente este gol); y el gol catalán lo consiguió Armet de penalty o mejor dicho del rechace de la parada del penalti que él mismo había ejecutado.

Y así comenzó la historia de nuestra Euskal Selekzioa. En San Mamés con un “hattrick” de “Pichichi”, dos goles de Patricio y un gol de Angoso. El primer partido de nuestra Euskal Selekzioa.