Félix Zubizarreta, nuestro delantero centro de hace 100 años

En la década de los años diez del siglo pasado, el nuevo San Mamés congregaba a seis u ocho mil personas presenciando los partidos. Días de lluvia incesante, de granizo, de frío intenso, en que los jugadores en sus frecuentes caídas no besaban el suelo sino el barro. Días, en que las ráfagas de viento mezcladas con fuertes chubascos de agua y de granizo azotaban sin compasión los rostros de los jóvenes, jugadores y espectadores.

Era el Athletic de las tres Copas consecutivas, el recién estadio de San Mames, de las paradas de Ibarreche; la excelente seguridad de los backs Solaun y Hurtado; la media de Iceta, Belauste y Eguía; y la famosa delantera Germán, Pichichi, Zubizarreta, Zuazo y Acedo.

Athletic 1916

Felix Zubizarreta actuaba en la época dorada del Athletic como delantero centro. “Amateur” cien por cien, no conoció los traspasos, ni clausulas en el contrato, ni los salarios de ministro, ni las primas por gol, ni los viajes en avión ni en trenes de lujo, ni las duchas de agua caliente. El dio al fútbol todo lo que era sin limitación.

Ser delantero centro en ese Athletic campeón era sinónimo de valentía. Corto de pierna y menudo de cabeza, Zubizarreta, era un cilindro de músculo. Fuerte, terco, con carácter, su avance no se contenía por nadie ni por nada. Un rodillo para allanar la franja desde el centro del terreno hasta el fondo de la meta contraria. La llamaban “la apisonadora”.

Pesado de aspecto pero con velocidad endiablada, de un tiro duro y ajustado, su remate de cabeza donde habían de rebotar los balones, secos y certeros como balazos, multiplicaban su impulso como si los despidiese el choque con un bloque de piedra natural de Markina. Despreciaba las sutilezas del “dribbling”, su técnica más que burlar, arrollaba.

zubizarreta

Era el prototipo de delantero centro, de los hombre cuña, de los arietes  decididos que iba siempre hacia el balón cuando llegaba a sus pies o a su cabeza de los servicios que le hacían sus compañeros. Atacaba con toda su alma y toda su humanidad, poniendo sus energías todas al servicio de su equipo y de su amor propio.

Consiguió con ese equipo campeón tres Copas Regionales y tres nacionales consecutivas, las que iban desde el año 1914 al 16, consiguiendo la marca de cinco goles en un sólo partido regional y como marca excepcional un hattrick en la final de Copa del año 1916 contra el Real Madrid FC.

En las cuatro temporadas que estuvo vistiendo la camiseta rojiblanca consiguió la fantástica cifra de 26 goles en 29 partidos, casi a un gol por partido disputado. ¿Cuánto costaría un delantero centro así 100 años después?

Mr. Barnes

Toda historia tiene un comienzo y toda leyenda sus héroes. Uno de ellos fue William Barnes, el primer entrenador inglés en triunfar en el Athletic Club consiguiendo 3 Copas con el equipo rojiblanco las temporadas 1914/15, 1915/16 y 1920/1921.

William Barnes nació en Londres el 20 de mayo de 1879. Su padre era capataz en Victoria Dock, el mayor muelle existente en el Támesis a su paso por Londres, y su madre tenía una tienda de café en Sivertown, un distrito industrializado a la orilla norte del Támesis.

Mr. Barnes jugó de interior y extremo en Thames IronWorks FC de Londres, club que más tarde se convertiría en el West Ham United, en la temporada 1895/1896 año de su fundación. El club estaba formado por trabajadores, chapistas y remachadores de una empresa naval situada en Victoria Dock donde trabajaba el padre de Barnes. Sus primeros partidos fueron contra los numerosos e incipientes equipos amateurs de la zona de Londres entre los que se encontraban por ejemplo el Fullham o el MillWall que mantiene desde entonces una fortísima rivalidad con el West Ham United habiendo disputado más de cien partidos entre ellos. William no formaba parte del equipo titular. Jugó 8 partidos esa temporada y metió un solo gol que dió la victoria a su equipo en la final de la “West Ham Charity Cup” en la primavera de 1986.

En 1899 fichó por el histórico Sheffield United, que venía de ganar la Copa FA (Copa inglesa) en la temporada 1898/99, el título de Primera División (1897/1898) y que incluía en sus filas a jugadores como el famoso William Foulke. “Fatty” Foulke era un portero muy destacado en esa época por su gran altura, más de dos metros, y su enorme peso, llegando a pesar más de 150 kilos. Por entonces la carga al portero era legal por lo que sin lugar a dudas su enorme envergadura era una ventaja. Las crónicas también dicen que el “bueno” de Foulke se ayudaba moviendo el larguero para abajo y así conseguir que el balón no entrara en su portería. Llegó a romper algún larguero que otro. Sus patadas al balón eran increíbles y como os podéis imaginar era todo un “parapenaltys”. En esa temporada el equipo de Mr. Barnes y Foulke quedó segundo detrás del Aston Villa consiguiendo un record defensivo.

En 1902, Mr. Barnes jugó la final de la Copa FA contra el Southampton donde el Sheffield United resultaría vencedor (2-1) con un gol de Barnes a falta de diez minutos del final y donde Foulke fue la figura del encuentro. Así pues Mr. Barnes consiguió una medalla como ganador de la Copa FA.

Después de anotar seis goles en 23 partidos con el Sheffield United, Mr. Barnes volvió a su antiguo club, ahora llamado West Ham United como ya hemos relatado, a principios de la temporada 1902/1903. Barnes anotó en su debut ante el Reading pero apenas anotó más de tres goles esa temporada aunque terminó segundo máximo goleador de su equipo ese año. Al año siguiente Mr. Barnes logró sólo un gol en 25 partidos antes de fichar por el Luton Town en 1904. En este equipo de un pueblo a 50 kilómetros de Londres consiguió 12 goles en 100 partidos durante las tres temporadas que militó en sus filas. Desde 1907 hasta 1913 jugó en el Queens Park Rangers participando en 234 partidos y consiguiendo 37 goles en total, siendo el máximo goleador de su equipo en la temporada 1908/1909. En su primera temporada 1907/1908, Mr. Barnes coincidió por Mr. Pentland en la plantilla londinense.

Con el Queens Park Rangers consiguió llegar a dos finales de la Supercopa Inglesa, la FA Community Shield. Si bien ahora la Supercopa se juega entre los vencedores de la Liga y la Copa, en sus inicios se jugaba entre el mejor equipo profesional y el mejor equipo amateur (campeón de la Southerm Football League) . El primer partido de la historia de la Supercopa (1908) se disputó en Stamford Bridge entre el Manchester United (profesional) y Queens Park Rangers (amateur) ganándola el primero en el partido de revancha por 4-0 después de haber empatado a 1-1 el primer partido. La competición no era muy considerada pero los equipos se preparaban a conciencia sólo para este partido. El Queens Park Rangers llegaría a otra final en 1912 perdiéndola también frente al Blackburn Rovers en White Hart Lane por 2-1. Recientemente fue nombrado entre los 100 mejores jugadores del Queens Park Rangers.

Después de su retirada como jugador de fútbol fue entrenador del Athletic Club las temporadas 1914/1916. A su llegada a Bilbao en Agosto de 1914 fue el encargado de modernizar los entrenamientos del Athletic. Era la segunda vez que el equipo rojiblanco contrataba a un entrenador (el primero fue Mr. Sheperd aunque fue un fracaso) ya que esta figura era ejercida hasta entonces por el capitán del equipo. Utilizó formas de entrenar nunca vistas hasta entonces por Bilbao dado que quería un equipo perfectamente preparado  físicamente; empezaban a entrenar a las “ocho” de la mañana, saltos a la cuerda, sprints y masajes; quería un equipo veloz, deberían “shootar” más a portería y ser más atrevidos, los defensas no intervendrían en el ataque, nadie retendría el balón mucho tiempo y no perder ni un segundo pasando rápidamente el balón a la delantera que con veloces movimientos de un ala a la otra centrarían rápido el balón al centro y “shootar” a gol sin pensarlo. Pases largos y remates rápidos. Según Mr. Barnes, el futuro del Athletic pasaba por la velocidad.

El Athletic que se encontró era Campeón de Copa de 1914 y los dos años siguientes repitió victorias ganándolo todo gracias a Mr. Barnes. Dos dobletes, Campeonato Regional y Copa, los años 1915 y 1916, consiguiendo la Copa en propiedad para el Athletic Club y seguir con la invatibilidad en San Mamés. Un equipo inolvidable. Ibarreche, Solaun, Hurtado, los hermanos Belaustegigoitia, Iceta, Eguía, Germán Echevarria “Maneras”, Rafael Moreno “Pichichi” y Zuazo entre otros pudieron comprobar la sabiduría que había adquirido el inglés jugando en la cuna del fútbol inglés. La forma de jugar de entonces acompañaría al Athletic durante muchos años.

Abandonaría la disciplina rojiblanca el año 1916 pero volvería a Bilbao en la temporada 1920/1921 consiguiendo una vez más el éxito en la Copa de 1921 que no se había logrado desde su marcha. La final se jugó en San Mamés contra el Athletico de Madrid y se venció por 4-1 con dos goles de Laca, el primero y el cuarto, y dos goles de Gómez-Acedo, la única vez que se ha disputado una final de Copa en San Mamés. La fiesta posterior, tanto de la afición como de los jugadores, tuvo que ser espectacular ya que días después de ser campeones jugaron tres partidos amistosos con el antiguo equipo de Mr. Barnes el West Ham United perdiendo el equipo rojiblanco por 0-6 el primer partido, 1-4 y 1-3 a favor de los profesionales ingleses.

Aprovechando la visita del West Ham United a Euskadi, la directiva del Athletic preparó un cuarto partido en San Mamés ante la Selección Vasca que se enfrentaría a los invencibles ingleses. El partido se disputó el domingo 22 de Mayo de 1921. A pesar que la Selección se entendió muy bien y desarrolló un estupendo juego según cuentan las crónicas el resultado también fue negativo para los nuestros por 0-1. La alineación presentada fue Jauregui en la portería; Vallana y Hurtado defensas; Eguiazabal, Gamborenea y JM Peña en la medular; y como delanteros Echeveste, Pichichi, Patricio, Carmelo y Acedo. Este partido sería el último encuentro disputado por el mítico “Pichichi” en San Mamés quien había metido su último gol en uno de los partidos anteriores disputado por el Athletic frente al equipo inglés.

Mr. Barnes abandonó el Athletic-Club esa misma temporada 1920-1921 con tres Copas en su maleta cosa que pocos entrenadores han conseguido en su estancia en el Club de Ibaigane. Nada o poco sabemos de su etapa posterior salvo que moriría en el año 1962. Su hermano, Alfred Barnes, fue Ministro de Transporte entre 1945 y 1951 en el gobierno de Clement Attlee y fue miembro del Parlamento Inglés por East Ham por el Partido Laborista, principal partido de izquierdas en Inglaterra.

Mr. Barnes, siempre te recordaremos como uno de nuestros héroes en los orígenes de nuestra historia.

tarjetas bilbaokickback tz

FICHA PERSONAL:

  • Nombre completo: William Edwin Barnes.
  • Nombre futbolístico: MR. BARNES.
  • Demarcación: Entrenador.
  • Nacimiento: Londres, 20 de Mayo de 1879.
  • Fallecimiento: ? , ? de ? de 1.962.

FICHA PROFESIONAL:

CLUBES JUGADOR:

  • Thames IronWorks FC, 1895/1899.
  • Sheffield United, 1899/1902.
  • West Hamm United, 1902/1904.
  • Luton Town, 1904/1907.
  • Queens Park Rangers, 1907/1913

CLUBES ENTRENADOR:

  • Athletic Club, 1914/1916.
  • Athletic Club, 1920/1921.

PALMARES JUGADOR:

  • 1895/1896: West Ham Charity Cup. (Thames IronWorks FC).
  • 1901/1902: Copa FA 1902. (Sheffield United).
  • 1907/1908: Southern Football League. (Queens Park Rangers).
  • 1911/1912: Southern Football League. (Queens Park Rangers).

PALMARES ENTRENADOR:

  • 1914/1915: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1914/1915: Copa 1915. (Athletic Club).
  • 1915/1916: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1915/1916: Copa 1916. (Athletic Club).
  • 1920/1921: Campeonato Regional. (Athletic Club).
  • 1920/1921: Copa 1921. (Athletic Club).

tarjetas bilbaokickback tz